Rioja2

Jueves 13 de Agosto de 2020Actualizado 23:28

8 Innovación Educativa UR cabecera
El 25 de septiembre de 2015

Tiempo de lectura: 03:19
|||

Pouso necesita recuperar la mejor versión de los suyos

El UD Logroñés juega el domingo en El Montecillo (18.00) ante la Arandina con "respeto" hacia un rival que ha ganado a Racing de Ferrol y empatado frente al Racing de Santander. El técnico blanquirrojo afirma que "después de nuestro peor partido" vamos con "con las orejas tiesas".

Carlos Pouso

José L. Martínez

La Unión Deportiva Logroñés va sobre aviso a El Montecillo. Ni Racing de Ferrol ni Racing de Santander vencieron allí. El primero cedió 1-0 (único partido que la Arandina no ha encajado goles) y el segundo empató a uno después de ir por debajo en el marcador. Si la Arandina ha sido capaz de salir viva ante, según Carlos Pouso, "los dos máximos favoritos del grupo", es que el bloque que entrena Javier Bermúdez presenta recursos suficientes para que el desplazamiento sea tomado con la importancia que requiere. Los 7 puntos que ostenta la Arandina le dejan en el puesto 12º, un lugar en el que pesa su rendimiento como visitante, donde ha encajado 11 goles (6 le metió la pasada jornada el Celta B, 4 el Coruxo y 1 el Astorga, donde venció 1-2). 

Pese a que el técnico blanquirrojo considera que "es un equipo que intenta jugar bastante parecido tanto en casa como fuera" el respeto se lo está ganando con sus actuaciones como local. Pouso reconoce que la Arandina es "un buen equipo, que se ha reforzado con gente en buena edad y con experiencia en la categoría". Incluso apunta que presenta "jugadores con enjundia para la Segunda B". Asimismo, ensalza que es un club "serio, honesto, que siempre ha cumplido con sus compromisos", que está "muy bien montado y que está bien entrenado".

Por eso, "tenemos que ir con las orejas tiesas", no prestando mucha atención a la derrota sufrida por la Arandina ante el Celta B (6-1) en un partido "extraño, condicionado porque jugaron mucho rato con uno menos y ya se sabe que jugar contra un filial con el ritmo que impone, si no estás fino... pues pasa lo que le pasó a la Arandina". Confianzas que, además, no puede permitirse un UD Logroñés que viene de firmar "su peor partido desde el pasado 15 de julio", un duelo -1-1 en Las Gaunas ante el At. Astorga- en el que "no estuvimos lúcidos", destaca Carlos Pouso, el cual sostiene que "por un día que tuviéramos malo después de dos meses, no pasa nada".

Dar con la tecla para recuperar sensaciones

Ahora, evidentemente, hay que dar con la tecla para recuperar la mejor versión de la UDL, esa en la que desborda a sus contrincantes, esa en la que exhibe llegada por bandas, juego por dentro, transiciones vertiginosas, ocasiones continuadas... y seguridad defensiva. Quizá estar concentrados y sobrios en la retaguardia, además de dominadores en la medular, dé más opciones a un cuadro que no se encuentra tan resolutivo, ni tan certero a la hora de dar ese último pase que se pueda convertir en asistencia de gol. La fluidez ofensiva probablemente resida en el equilibrio tan ansiado por los entrenadores y demandado en la jornada inicial por Pouso.

El bolo jugado en Sendero este jueves ante el Arnedo (0-12) sirvió para poco. El propio entrenador indica que "hicimos cosas, probamos sistemas... Al fin y al cabo este tipo de partidos sirven para dar minutos a los que no los tienen. Poco más, cierto que intentas hacer probaturas... jugamos con tres defensas, con dos delanteros...". En esta línea, considera que "hasta después de Semana Santa, salvo alguna excepción, ya no disputaremos más amistosos entre semana", puesto que "doy por concluida la fase, por así decirlo, de pretemporada después de que algunos jugadores se hayan incorporado más tarde que otros".

Respecto al posible once que ponga en liza ante la Arandina, es factible que el preparador blanquirrojo no se guarde nada en el tintero y que apueste por el mejor equipo posible para superar a un rival como la Arandina. Miguel es el único que tiene asegurado un puesto. A partir de ahí, opciones. Julio Rico, Borja, Santelices y Paredes podrían volver a estar juntos desde el inicio. En el centro del campo, Jacobo, Adrián León y Muneta podrían ser una alternativa, dejando en los extremos a Titi, seguro, e Íker Alegre, ausente frente al Atlético Astorga, lo que deja a Pere Milla, 'pichichi' del grupo con 5 goles, como '9' -situación que anticipó en Sendero-.

Chevi, el cual ya está recuperado, podría tener sus minutos pero saliendo desde el banquillo, mientras que Carlos Fernández o Jordan se jugarán un lugar entre los dieciséis elegidos horas antes del choque por Carlos Pouso, que viajará con todos los futbolistas hasta Aranda, puesto que no hay ninguno ni lesionado ni sancionado. Una situación calificada "como anómala" por el técnico vasco porque "lo normal es que haya siempre alguna baja". Además, "no se sabe muy bien si es mejor o peor", ya que complica la labor del entrenador al tener que hacer muchos descartes. 

|||

A favor 4 En contra 0

0 comentarios
Barranco Perdido8 Innovación Educativa UR cuadradoAgresiones Sexuales Gobierno
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí