Jueves 8 de Diciembre de 2022Actualizado 20:28

El 7 de febrero de 2016

Tiempo de lectura: 03:00
|||

Los riojanos tiran a la basura alrededor de 5 kg de alimentos al mes por valor de 40 €

El pan, la bollería y la fruta son los alimentos que más se tiran a la basura frente al queso y los embutidos que son los que menos se desperdician.

Ensalada

Europa Press

El comienzo del año nuevo trae consigo la temida cuesta de enero y febrero, meses en los que, además de arrastrar las consecuencias de los gastos navideños, se acumulan las subidas de precios en la mayoría de los productos que consumimos. Toca apretarse el cinturón y buscar medidas de ahorro que faciliten la recuperación económica en casa, empezando por las relacionadas con la comida.

Evitar el desperdicio de los alimentos es una solución práctica, pues los riojanos tiran a la basura alrededor de 5 kg de alimentos al mes por valor de 40 €, lo que supone una media de 63 kg al año -valorados en 500 €-. La mala conservación o almacenamiento (50%), seguido de las sobras (16,67%) y de los típicos olvidos en la nevera (16,67%) son las principales causas del desperdicio -España es el sexto país europeo que más alimentos desperdicia pese a que los españoles consideran que tiran poca comida a la basura y que suelen aprovechar las sobras-.

Estas son algunas de las conclusiones extraídas del estudio 'La conservación de alimentos, una medida de ahorro para evitar el desperdicio en los hogares españoles' que Toluna, compañía de investigación independiente, ha elaborado para FoodSaverTM, marca líder en sistemas de envasado al vacío doméstico.

La encuesta se ha realizado a 1.000 españoles, hombres y mujeres de entre 25 y 60 años, de todas las comunidades autónomas. El perfil del encuestado tipo vive con su pareja, tiene uno ó dos hijos y suele desayunar, comer y cenar en casa.

El estudio pretende demostrar la importancia de una correcta conservación de los alimentos, con un doble objetivo: evitar tanto el desperdicio como el hecho de consumir alimentos que por esta razón han perdido su frescura y parte de sus propiedades, lo que puede terminar perjudicando nuestra salud.

Esta información resulta muy útil en este momento del año, ya que en enero, tras los excesos navideños, es necesario recuperar los buenos hábitos: comer de forma saludable y ahorrar tras los gastos que conlleva la Navidad -lo que no sólo consiste en no gastar sino en comprar sólo lo necesario-. En este sentido, el estudio arroja datos interesantes.

CASI EL 86% DE LOS RIOJANOS TIRA COMIDA HABITUALMENTE A LA BASURA

Al preguntar por la cantidad de alimentos que se arrojan a la basura, casi el 86 por ciento de los riojanos confiesa hacerlo habitualmente, frente a un 14 por ciento que admite no tirar nada. Pan, bollería y fruta de verano son los alimentos que los encuestados tiran a la basura con más asiduidad a lo largo del año, frente al queso y los embutidos, que se convierten en los productos que menos se tiran.

Las claves que sugiere el estudio para ahorrar en la comida y evitar el desperdicio -aliviando, de esta manera, la cuesta de enero, son las siguientes:

El 50% de los encuestados opta por planificar los menús semanales de acuerdo con el consumo del hogar. Por su parte, el 16,67% dice aprovechar los sobrantes de las comidas cocinadas. En líneas generales, si los encuestados tuviesen una manera de conservar mejor los alimentos, aprovecharían mejor las ofertas, comprarían mayores cantidades de alimentos para espaciar más las compras, optimizarían el espacio en la nevera y desperdiciarían menos comida.

Aprender a calcular bien las cantidades que se cocinan. A la hora de preparar la comida, un 42,86% de los encuestados cree que sabe calcular bien las cantidades en función del número de comensales, porque no les gusta que sobre comida. Sin embargo, un 42,86% prefiere cocinar de más para otras ocasiones y un 14,29% reconoce que no sabe calcular bien las cantidades.

No comprar más de lo necesario. Un 14,29% de los riojanos reconoce comprar más de lo que necesita. Por el contrario, un 71,43% afirma que planifica perfectamente la lista de la compra y no compra de más y un 14,29% confiesa que se deja llevar por las ofertas.

Conservar adecuadamente la comida en la nevera para aprovecharla después. Conservar la comida que sobra en la nevera para aprovecharla después es la tendencia más común entre los encuestados, con un 57,14% de respuestas afirmativas. Por otro lado, un 28,57% dice congelar las raciones que sobran, frente a un 14,29% que aprovecha el sobrante para preparar otros platos. Las maneras más comunes de conservar los alimentos sobrantes en la nevera son utilizar un tupper o colocarlos sobre un plato.

|||

A favor 0 En contra 1

0 comentarios
Planes de Igualdad CCOOCPAER EcomercadoActual 23Plan de Transformación 6xxxCSIF nov-dicAgenda 2030Amigos de la Tierra concurso cortosAyto online OMIC
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí