Lunes 6 de Febrero de 2023Actualizado 19:31

El 25 de febrero de 2016

Tiempo de lectura: 03:30
|||

La población desciende y envejece en Logroño

Por primera vez se registran menos nacimientos que defunciones y se observa un importante descenso en la población de entre 18 y 30 años. 

Ayuntamiento de Logroño 3

Rioja2

La ciudad de Logroño contaba a 1 de enero de 2016 con un total de 151.049 habitantes, lo que supone un descenso de 295 empadronados menos con respecto al año anterior. Es el principal dato de la Memoria 2015 del Observatorio de la Ciudad, que este jueves ha dado a conocer la concejala de Hacienda y Administración Pública, Mar San Martín.

Del total de personas empadronadas en la ciudad a inicio de este año, la mayoría, 79.239, un 52 por ciento, son mujeres, por los 71.810 hombres, que suponen un 48 por ciento del total, es decir, en torno a 7.400 mujeres más que hombres, 4 puntos por encima.

Es una tendencia habitual", ha asegurado San Martín, quien ha apuntado que este porcentaje solo se rompe en el caso de la franja de edad de los logroñeses de menos de 18 años, "es decir, que nacen más varones que niñas". Como curiosidad, ha recalcado que hay 75 logroñeses de más de 100 años, 15 varones y 60 mujeres.

La concejala ha indicado que la población de residentes "va disminuyendo" de forma gradual desde la cifra récord de habitantes en la capital riojana, que, con 153.550 personas, se marcó en el año 2011. Un descenso paulatino "que es paralelo al que se va dando tanto en el entorno de la Comunidad Autónoma como en todo el país".

Respecto a la pirámide de edad, San Martín ha señalado que en todos los grupos se está en una horquilla entre 20.000 y 28.000 personas, si bien ha destacado que "el mayor cambio que se ha dado en los últimos años, desde 2000 más o menos, ha sido en el grupo de 18 a 30 años". En concreto, mientras que hace 16 años representaban el 21 por ciento de la población total, ahora son un 13 por ciento, algo que la concejal atribuye a un descenso de la natalidad en la década de los 80, y ahora van en descenso.

Sobre la densidad de la población, ha subrayado que la zona de más habitantes "es el centro, con menos superficie y más viviendas", hasta diez veces más que en otras zonas de la ciudad, como el sur o el oeste. En cuanto a las calles más habitadas, son las habituales: Duques de Nájera -con mas de 3.600 empadronados-, Huesca y Avenida de la Paz. Las de menos habitantes son El Peso, con tres personas, y Travesía de Ollerías, con dos.

El total de calles de la ciudad suman 561 nombres diferentes, si bien, de todas ellas, 464 tienen habitantes empadronados, "lo que quiere decir que casi un centenar no tienen a nadie viviendo en ellas, pero hay que tener en cuenta que muchas de ellas son de polígonos industriales, por ejemplo".

Ha hecho especial hincapié la edil en que, por primera vez en 30 años, el crecimiento vegetativo de la ciudad es negativo, "después de años,desde 1987, que era positivo, haciendo de Logroño una excepción a la tendencia habitual de la Comunidad y del país". "Ahora -ha añadido- esta tendencia se ha invertido y Logroño está en paralelo al resto".

En concreto, el año pasado hubo 1.268 nacimientos frente a 1.329 defunciones, "es decir, un crecimiento negativo de 61 personas". Unas  cifras que se deben "no a que hayan descendido los nacimientos, que se mantienen en un número más o menos habitual, sino a que han crecido las defunciones", una circunstancia que se da "de vez en cuando, con una población más envejecida".

También se ha referido a la población extranjera, que suma 16.692 personas, en torno a un 11 por ciento del total, un número que se mantiene en lo habitual "y que, si baja algo, se debe al alto número de nacionalizaciones que se dan", el año pasado un total de 611. Las nacionalidades más presentes en Logroño son la boliviana y la marroquí, seguida de la paquistaní. En cuanto a la población de origen extranjero, "es más números, duplica el número de extranjeros".

Otro de los datos de la Memoria se refiere a las viviendas, con 78.604 en la ciudad, de las que unas 17.000 no tienen a nadie empadronado "lo que no quiere decir que estén vacías". El año pasado hubo 78 viviendas en construcción -frente a las 2.400 de los años 2005 ó 2006-, en zonas como Campoviejo, Residencial Cascajos, Vara de Rey, calle El Cristo, Travesía de San Juan o El Campillo. Se abrieron dos viales nuevos, la calle Chopal en Varea, y Camino de Fuenmayor, en Valdegastea.

En 2015, se registraron 55.339 apellidos diferentes y 61.426 nombres distintos en la ciudad, una variedad debida "al enriquecimiento que supone el empadronamiento de personas de origen extranjero". El nombre más abundante en la ciudad sigue siendo Javier para chicos -1.437- y María para chicas -1.590-, aunque los más 'de moda', son Hugo, Leo y Marco en varones y Daniela, Noa o Valeria en mujeres.

|||

A favor En contra

0 comentarios
Producto riojanoSanidad PúblicaADER Febrero 23