Viernes 28 de Enero de 2022Actualizado 11:11

El 17 de marzo de 2016

Tiempo de lectura: 05:09
|||

Retomar el vuelo o generar la duda

La UDL recibe en Las Gaunas este sábado, a las 20.00 horas, al Pontevedra con la intención de recuperar la senda victoriosa y abrir, de nuevo camino, con la quinta posición. Pouso recalca que el choque "no es definitivo", aunque asume que sacar 9 puntos a su oponente "está mejor que tres o seis".

Entrenamiento UDL

Rioja2

Con el recuerdo de lo sucedido en las instalaciones de Mareo, la Unión Deportiva Logroñés afronta el duelo de este sábado ante el Pontevedra con tensión. Este bloque deba asumir que perder la concentración, aunque sea un segundo, no es positivo, ahí están los resultados cuando se ha cedido el control. Por eso el envite ante un conjunto como el gallego que está al alza y que acude a Las Gaunas (20.00 horas) sin ningún tipo de presión -su objetivo no era meterse en la fase de ascenso- y con mucho que ganar -confirmar que pese a ser un recién ascendido hay material para estar con los mejores- infunde cuando menos respeto.

En cambio, en la UDL sucede lo contrario, ahora se piensa más y se ejecuta menos, pese a que Carlos Pouso considere lo contrario: "No creo aquello de tenemos mucho que ganar y poco que perder. Siempre tienes cosas que perder, en ese aspecto sí que puede ser un pasito más grande pero sabiendo que aún estamos lejos de la meta". En este sentido, al cuadro riojano, eso sí, se le saltarían las alarmas en el caso de derrota ante los pontevedreses, puesto que la renta de 6 puntos a favor que separan a tercer clasificado y quinto se reduciría a 3 y con el golaveraje igualado -a expensas del global- o perdido -la UDL venció 0-1 en Pasarón- con la obligación sí o sí de ganar ante el Somozas en jueves Santo. Mejor no pensarlo.

Quizá por eso queda esperar lo que acontece en un partido abierto. Se pudo comprobar en la primera vuelta que el Pontevedra trata de meter mucho ritmo a sus acciones, cuenta con movilidad de tres cuartas partes de campo y le gusta llevar la iniciativa. En aquella ocasión, quizá por las circunstancias, se vio una UDL más práctica, rácana, encerrada en su campo y esperando su oportunidad, la cual llegó en la segunda mitad para tirar de efectividad y sumar un triunfo importante para iniciar una gran racha como visitante. Es de suponer que Luisito habrá tomado nota, aunque la verdad es que el encuentro de Las Gaunas probablemente no cuente con ningún parecido, por cuanto se intuye que la UDL ambicionará la victoria y mostrará recursos para lograrlo. ¿Qué va a proponer? Presión, velocidad con espacios y llegadas al área; sus mejores virtudes. El cómo es lo de menos.

COMPETENCIA EN LA MEDULAR

Por de pronto se puede intuir con qué piezas. Con la única baja, por lesión, de Íker Alegre, el preparador blanquirrojo contará con el resto de la plantilla: "Hay que gente que está un poquito tocada, otros justos, gente que ha venido de lesiones musculares y que lleva mucha tralla". Es decir, el día a día en Segunda división B. Es presumible que Miguel retome el brazalete y la portería tras su sanción -pese a que Fermín ha cumplido-. Lo mismo que Paredes, pero en el lateral zurdo. Con Borja como fijo las dudas podían estar en su acompañante, Santelices, y el lateral diestro. Pouso, ante la competencia en la medular, podría retrasar a Adrián León o a Jacobo al centro de la zaga. Mientras que Barreda podría actuar como '2' en lugar de Miguel Santos. O no.

En este sentido, el de Zamora también podría adelantar su posición, aunque Titi y Pere Milla o Luis Morán serán los hombres de banda. En la delantera el asturiano o Carlos Fernández serán el referente, mientras que en el medio Pouso maneja diferentes alternativas, ya que hay muchos nombres y pocos puestos: Jacobo, Adrián León -si finalmente ninguno retrasa su demarcación-, Adrián León, Chevi y Muneta pugnan por tres lugares.

Independientemente del once que ponga en liza el técnico vasco, se trata de un "partido complicado ante un buen rival", asegura Pouso, el cual afirma que "hay muchísimo en juego, como en todos los partidos. No tenemos que darle más énfasis porque creo que con lo que tenemos dentro ya es suficiente. Hay que saber jugar con la ansiedad justa para que la gente esté en su momento álgido". Apuesta, en este sentido, por "ni desbordar el vaso, ni que quede muy vacío. El partido no es definitivo, para nada. Ganas este partido y pierdes los tres siguientes…". Por eso recalca que "estamos lejos de lo que perseguimos todavía, ya que quedan 27 puntos en juego" e incluso "nueve de ventaja no serían definitivo; pero mejor que tres o seis”.

Respecto al Pontevedra, el preparador de los riojanos destaca que "ya dijimos que era un equipo muy solvente, muy serio, que juega con mucha energía, que tiene un bloque consolidado y que encima se ha reforzado bien en la línea de arriba con los fichajes de Hugo y de Antonio Bello, jugadores importantes en esta categoría". Una de sus caracterísiticas es que "es un bloque muy solidario, sólido en defensa y que imprime un alto ritmo a las acciones".

APRENDER DE LOS ERRORES

Si en algo ha incidido Pouso esta semana es en no repetir errores, como los vividos ante la Arandina y frente al Sporting B, donde los minutos finales han privado a los riojanos de 6 puntos. Sobre todo cuando enfrente hay un rival, como el Pontevedra, que acumula 4 jornadas sin perder y que como visitante ha anotado 12 de sus 14 goles en la segunda mitad. "Ha habido que animar a los jugadores porque siempre es duro perder, pero luego analizas las circunstancias y fue más duro", apunta. "Pero estas cosas pasan. Lo hablas y lo trabajas, pero pasan. Hay veces en las que haciendo mucho no eres capaz de ganar y otras, sin hacer nada ganas. Por eso este juego es tan difícil, pero tan bonito".

En lo que, de momento, no quiere incidir es tener que jugar el próximo jueves: "Es algo que nos propuso el Somozas y podíamos haber dicho que no, por lo que somos partícipes de la decisión". Asume que la Semana Santa "no es una semana normal, puesto que hay más viajes que en la quincena de agosto". Y tampoco pierde horas de sueño en ver "si nos viene bien descansar tres o cuatro días". En lo que sí ha caído es que "respecto a otros años", en este 2016, "después de la Semana Santa hay más partidos”, un aspecto que deja la incertidumbre de si es bueno o no esa desconexión que tanto alabó la campaña pasada para oxigenar a los suyos.

Que el club se haya movido para intentar que el equipo esté arropado este sábado ya es un paso. Así, los abonados podrán entrar al campo con un acompañante sin necesidad de retirar la entrada, ya que el acceso será gratuito. Además, de cara a los últimos partidos la entidad blanquirroja ha sacado un abono para los cuatro choques -Valladolid B, Burgos, Cacereño y Lealtad- de ligar regular que restan por jugarse en Las Gaunas para el Fondo Sur con un precio de 32 euros. 

|||

A favor 6 En contra 0

0 comentarios
Logroño Deporte otoño 21 pequeñoSDL Campaña socios enero 22
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí