Jueves 20 de Enero de 2022Actualizado 22:57

El 22 de abril de 2016

Tiempo de lectura: 03:43
|||

Sin conformismos, la ambición se premia

La Unión Deportiva Logroñés juega en Guijuelo (domingo, 17.00) con la intención de mejorar la cuarta posición actual. Con la baja confirmada de Miguel Santos, por molestias en el tobillo, Carlos Pouso valora si Íker Alegre y Adrián Cruz, en la lista, tendrán minutos.

Entrenamiento UD Logroñés

Rioja2

"Esto va a dar vueltas, estoy convencido". Con esa mentalidad y esa ambición, la Unión Deportiva Logroñés afronta estos cuatro partidos de liga regular en los que se va a decidir la posición en la que va a entrar en el bombo de ascenso a Segunda. "No depende de nosotros más que el ganar y ganando todos los partidos sólo subiríamos un puesto", es lo que dicen unas matemáticas que Carlos Pouso califica de "tozudas". Por si acaso, por lo que pudiera ocurrir "no nos conformamos con lo que tenemos, eso lo demuestra el equipo día a día".

Intensidad, tensión competitiva y actitud que serán necesarias para buscar el triunfo este domingo en el municipal de Guijuelo (17.00 horas), donde espera el octavo clasificado con 50 puntos. Un oponente que viene de ganar tres de los últimos cuatro partidos y que se marca como reto la quinta posición -la tiene a 1 punto- para repetir por tercera temporada consecutiva su presencia en la Copa del Rey. El cuadro que dirige Rubén de la Barrera, ha vuelto al conjunto verdiblanco, se sujeta por cuatro futbolistas que marcan diferencias.

Por un lado, está el riojano Enrique Royo, portero que está realizando una espectacular temporada y que ha sido clave para rescatar puntos. Un meta de grandes cualidades que tratará de reivindicarse un día más. Pero también aparece el capitán Jonathan Martín, el cual con el paso de los meses se ha ganado la titularidad con trabajo y experiencia, ahí quedan sus 35 años y que sea el referente ofensivo. Ayub, por su parte, llegó en el mercado invernal y desde entonces se ha echado al equipo a la espalda para dotar al Guijuelo de una pizca de agresividad en esa parcela. Luego está Antonio Pino, otro de los que vino en enero, y que se ha puesto en forma para ser algo más que un delantero. Hombres fundamentales para comprender a un Guijuelo que tras un buen comienzo liguero enganchó una mala racha de resultados, que ya está en el olvido.

EL GUIJUELO QUIERE EL BALÓN

Carlos Pouso asume que el duelo será complicado porque "el Guijuelo es un equipo que quiere la posesión y que tiene paciencia en el juego; confían en lo que hacen". Características, a priori, buenas para la UDL, que suele sentirse cómoda cuando va a buscar al rival, cuando presiona con las líneas arriba para buscar el fallo en la elaboración. Siempre con el riesgo que eso conlleva si el contrincante supera la primera línea de presión. Luego está el tema del campo, "no admite demasiada queja", señala el técnico vaso: "El césped artificial está cambiado hace tres o cuatro años. Lo riegan y lo ponen bien. Tiene como dificultad que está a 1.100 metros de altura y que suele hacer viento porque está en un descampado. Además, es un poco más estrecho de lo normal, 63 metros. Pero para los dos equipos".

En este sentido, la concentración y no cometer errores, como todos los partidos, serán pilares para sumar otro triunfo a domicilio. 3 puntos que permitirían a la UDL estar en condiciones de mejorar la cuarta posición: "Intentaremos sacar el mayor número de puntos posible, huelga el decirlo". De hecho, el preparador blanquirrojo admite que el haberse clasificado para la fase de ascenso "no era un objetivo para mí, era una obligación a nivel personal". Explica que "cuando una cosa se repite se convierte en obligación", como ha sido el caso Pese a ello, insiste que "tenemos que ser segundos como mínimo". 

SIN DUDAS SOBRE EL ESTADO FÍSICO

Cuestionado sobre el estado físico que presenta la plantilla, Pouso afirma que "el equipo acaba cansado los partidos… buenísima señal. Eso significa que corren". De hecho, destaca que "no admitiría a un jugador que al acabar un partido alguien me dijera eso de que estoy como una lechuga. Le diría: 'Caradura, no has corrido. Verás como no estás para el siguiente"'. Por lo tanto, quita hierro a este aspecto que siempre suele salir a relucir cuando los resultados no acompañan.

En cuanto al posible once que disponga en Guijuelo, queda por saber cómo está Miguel, no entrenó el jueves por un problema gástrico. Miguel Santos es la única ausencia por lesión, molestias en el tobillo, mientras que Íker Alegre y Adrián Cruz entran en la convocatoria -tendrán algunos minutos-, quedándose fuera Álvaro González y Kike -es evidente que no cuentan para Pouso-. Por lo tanto, es esperable que Barreda supla al zamorano en el lateral diestro, mientras que en el centro del campo veremos si Chevi o Muneta regresan al once o siguen esperando su oportunidad desde el banquillo, aunque todo apunta a que el doble pivote, Jacobo y Adrián León, sea de la partida. Además, falta por concretar si Luis Morán y Carlos Fernández repiten juntos, cosa que no será factible lejos de Las Gaunas. Pere Milla y Titi son insustituibles, aunque puede que se opte por dosificar piezas de cara a la fase de ascenso.

|||

A favor 2 En contra 0

0 comentarios
Logroño Deporte otoño 21 pequeñoTeatro Bretón 22 eneroAyto Bretón PlateaPP Creemos en un futuro en libertadSDL Campaña socios enero 22
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí