Jueves 7 de Julio de 2022Actualizado 22:51

Sumisión química
El 13 de mayo de 2016

Tiempo de lectura: 07:45
|||

"Fue una enmienda a la totalidad ante una crisis sistémica"

Gonzalo Peña y Paz Manso de Zúñiga formaron parte activa del 15M. Nada les hacía pensar entonces que unos años después serían concejales.

Gonzalo Peña y Paz Manso concejales Cambia Logroño 15M

Rioja2

Nadie llegó al 15M con la idea de dar el salto a la política. Sin embargo, el camino se fue dando de forma natural y hoy las calles han llegado a las instituciones. Paz Manso de Zúñiga y Gonzalo Peña formaron parte de ese movimiento y hoy son concejales en Logroño, como miembros de la coalición Cambia Logroño. No se consideran la voz del 15M, pero celebran haber conseguido que se hable de temas nunca antes tratados en el Consistorio. Tienen claro que las instituciones no son nada sin las calles y que la calle, a su vez, necesita a las instituciones. 

¿Qué recuerdo guardáis de aquellos días?

Paz Manso de Zúñiga: Yo aterricé en el 15M el 18 de mayo, tres días después de comenzar todo. La primera persona que conocí fue un chico de la Asamblea de Estudiantes y enseguida tuve la sensación de que había muchísimo que compartir, muchísimo que hablar. Una sensación de fuerza, de que había que estar allí. Había un imán, una potencia, gente de 12 años y de 72 hablando al mismo nivel.  A nivel personal los movimientos sociales te aportan además muchísima felicidad. Fue además una puerta a la expresión brutal.

Gonzalo Peña: A mi todo el inicio me pilló al final de la beca Erasmus en Bucarest y ya desde la distancia se notaba el gran calado del movimiento, veías que era algo diferente a lo que había, que marcaba un punto de inflexión. Éramos diferentes personas que compartíamos el mismo diagnóstico. Fui viendo cómo esas personas iban pasando a formar una multitud conectada. El 15M supuso un empoderamiento emocional y a la vez una enmienda a la totalidad ante una crisis sistémica.

Volví a Logroño en octubre de 2012 y ahí comencé a implicarme más en la cotidianeidad. Sentía que tenía que formar parte de todo ese cambio.

¿Qué queda ahora de todo ese espíritu?

PMdZ: Ahora quedan las Mareas, queda la ruptura total del discurso. Y queda por supuesto la relevancia que ha adquirido la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, quedan muchísimas plataformas. Y queda también mucho en lo cotidiano, sólo hay que ver la agenda. Hay un Logroño de antes y otro de después del 15M. Antes era una ciudad dormida, ahora los actos culturales y sociales se solapan cada día. La creatividad y las ganas de hacer cosas siguen ahí y se ven. Se ha creado un tejido social intercomunicado, antes cada movimiento estaba en su garita. 

GP: El 15M sirve como punto de anclaje de gentes con intereses diversos pero un fin común que acaba divergiendo, las reivindicaciones se fueron concretando. En 2011, en el momento de explosión, enn torno al 70- 80% de la gente entendía el movimiento e incluso sentía simpatía hacia esos principios que se defendían. Y ese porcentaje se ha mantenido durante años. Para mi sigue presente a día de hoy en la calle, en las urnas, en las reivindicaciones y en los barrios. 

¿Creeis que los nuevos partidos o confluencia representan todo lo que surgió del 15M?

GP: Sería un error de base creer que hay partidos que representan el 15M como tal porque el 15M es apartidista. Yo formo parte del movimiento y también de un partido, Izquierda Unida, y una plataforma, Cambia Logroño, y no puedo decir que soy la voz del 15M. Lo que sí tratamos es de llevar la voz del Ayuntamiento a la calle y de la calle al Ayuntamiento. No es un compromiso únicamente en lo electoral sino también en la transformación social. Por eso no podemos entender el hecho de ser representantes públicos de otra manera, tenemos que tener un pie en la institución y otro en la calle. 

PMdZ: A mi me sigue creando conflicto. En mi forma de pensar y de actuar soy 15M puro. No pertenezco a ningún partido como tal, estoy en Cambia Logroño pero como independiente y mi espacio sigue siendo la calle. Y creo que, tal como está estructurado el sistema, la calle sigue sobrepasando a las instituciones. Por supuesto que está habiendo cambios, el hecho de que Ada Colau pase de ser portavoz de la PAH a ser alcaldesa de Barcelona, me parece importantísimo, pero tenemos que ser capaces de traer la riqueza de las instituciones a la calle. 

Ha cambiado la mentalidad, ha cambiado la composición de las instituciones, se ha roto el discurso... ¿cuál es el principal logro de todo este movimiento?

PMdZ: Hay un discurso oficial que da relevancia a las personas que entran en las instituciones, pero yo creo que la misma importancia tienen los movimientos y plataformas. Ha cambiado el discurso pero estoy segura de que todavía no existe la perspectiva suficiente para cuantificar ese cambio. Estas cosas, y en un momento tan convulso como este, requieren de más tiempo.

Y personalmente me ha aportado muchísimo. Ha supuesto la unión de gente que parte de una base muy parecida. Ahora comparto la mayor parte de mis espacios y mi vida con gente que viene del 15M.

GP: Ha habido una ruptura de ciertos consensos ideológicos. El 15M ha supuesto una colectivización a lo grande, millones de personas desde 2011 con protestas que se han apoyado y se han entendido. Eso ha permitido poner el foco sobre nosotros mismos, entender que la democracia no es sólo votar cada cuatro años. Ahora se entienden las instituciones desde un punto de vista más amplio, con mayor participación, tratando de cambiar ese gobierno a favor de las minorías que ha imperado hasta ahora por un gobierno a favor de la mayoría social. El cambio que han supuesto las opciones de confluencia a nivel municipal, no se podría entender sin el abono que supuso el 15M.

A nivel personal, pienso que mi vida ha cambiado porque hay una asunción de responsabilidades mayor, pero no ha cambiado en nada en la manera de vivirla. 

¿Visteis en el 15M la necesidad de dar el paso a las instituciones?

PMdZ: Si me haces esta pregunta hace tres años, ni loca se me ocurriría pensar que iba a estar aquí ahora. No es algo premeditado, es más un proceso natural, un recorrido que paso a paso te va poniendo en un sitio. Los pasos me han ido trayendo hasta aquí. 

GP: Yo ya formaba parte de IU, me afilié en Carabanchel, en Madrid, antes de volver a Logroño. Para mi son dos facetas totalmente compatibles, la lucha electoral y la lucha de la calle. Yo no me plantaba a nivel personal plantearme a unas elecciones, nadie me preguntó en el 15M de donde venía. Estábamos ahí reivindicando un espacio diferenciado de las instituciones. Hay ideas que el 15M pone sobre la mesa y que IU incorpora en su trayectoria, hacia atrás y hacia delante. Yo nunca estaría donde estoy ahora de no ser por el apoyo de mis compañeros y compañeras en IU y en otros movimientos sociales. 

Siempre se habla de que la voz de la calle debe ser imprescindible para las instituciones pero, ¿veis la misma necesidad en sentido inverso?, ¿creeis que las instituciones también son imprescindibles para materializar la calle?

GP: Para mi si, son dos patas, una la vertebra la calle y otra esa canalización de las protestas. Estamos en las instituciones porque son necesarias, porque en ellas se decide y se aplican aspectos fundamentales que afectan a la vida de las personas. Desde Cambia Logroño estamos en ello, trabajamos para poder cambiar las cosas e ir recuperando todo lo que se llevó por delante el rodillo de la anterior legislatura del Partido Popular. 

PMdZ: Las instituciones son fundamentales porque es donde las exigencias se materializan, donde todo se estructura y toma forma. Lo que estaría bien es abrir las ventanas y que entre aire, que de una vez las instituciones se conviertan en una avanzadilla de las instituciones, que no lo lleven siempre como un lastre. Entiendo las instituciones como elemento articulador.

¿Y qué pasa cuando todo eso se hace realidad y llegáis finalmente a las instituciones?, ¿se puede mantener desde dentro ese espíritu del 15M o las barreras administrativas te lo impiden?

GP: Esa es precisamente la esencia, traer esa voz. Pero por supuesto que te encuentras con límites institucionales como la Ley de Haciendas Locales, la Ley de Régimen Local y la reforma del PP para restarle poder a los ayuntamientos que es la entidad más cercana a los ciudadanos. Eso plantea dificultades en propuestas que hemos realizado en materia de vivienda, de empleo, de contratación de personal... Las vives y tratas de ir encontrando el hueco por el que puedes ir salvando esos obstáculos. 

Hasta que no te sientas a estudiar un presupuesto y a entenderlo, no ves claramente por dónde puedes ir y por dónde no. 

PMdZ: Yo me veo instalada en un estado de conflicto permanente. Estás todo el día rodeada de mil batallas pero lo que tengo claro es que lo que aprendemos aquí puede enriquecer la calle y desde luego esto no tendría sentido sin la calle. Yo a veces para levantar la moral, para tener claro que lo que hago vale la pena, necesito salir a la calle y tomar aire. Si no me podría la impotencia. 

Es indudable que en estos meses han llegado algunos temas a las instituciones que nunca se habían tratado. ¿Con qué momento os quedáis?

PMdZ: Si ha habido un momento emocionante en el pleno fue la primera intervención de la PAH. Escuchar esa voz en la institución me hizo sentir en casa por primera vez. 

GP: Para mi hay dos momentos que me han marcado. El primero por formación, cuando presentamos la moción por los recursos en materia de información y comunicación. Era algo necesario en este ayuntamiento, como también lo es en el Gobierno de La Rioja porque se han estado utilizando las partidas para tratar de presionar a los medios y se ha dado el dinero a dedo. Nosotros creemos que tiene que haber una fiscalización porque de eso se trata la democratización de los recursos públicos. 

En cuanto a llevar la calle a las instituciones, el debate que más me marcó y me afectó en lo personal fue el debate sobre lo ocurrido en la huelga laboral del 14N. Yo también participo en la plataforma Stop Represión y creo que sólo el hecho de que aquello se escuchase dentro del ayuntamiento ya es un triunfo. Es un debate necesario que muchos han intentado acallar. Tuvo mucha implicación personal, no es una moción al uso, era un asunto que tenía mucho de emocional. Cuando después he coincido con esas personas me han hecho llegar mucho calor, me han dado las gracias y he visto lo que supone para Pablo, para Jorge y para los demás. Es ahí cuando tienes claro que todo merece la pena.  

 

 

|||

A favor 15 En contra 0

0 comentarios
Expo Alberto Corazón ParlamentoMercedes julio 22Balo el cielo de Logroño
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí