Miércoles 1 de Diciembre de 2021Actualizado 22:13

El 9 de octubre de 2016

Tiempo de lectura: 03:21
|||

El orden defensivo siempre suma

La UD Logroñés mejora sus prestaciones y araña un buen punto en Lasesarre ante el Barakaldo (0-0). Escaso bagaje ofensivo ante un rival que dominó a los riojanos en una fase del segundo tiempo.

Empate de la UDL en Barakaldo

Rioja2

Objetivo a medias, que ya es un paso. La portería a cero se resistía y el campo de Lasesarre obliga a no mostrar dudas en la parcela defensiva. Quizá por eso la prioridad de la UD Logroñés pasaba por ser sólido atrás y tratar de aprovechar alguna oportunidad que sugiera. De ahí que el primer cometido de los pupilos de Carlos Pouso fuera concluir los 90 minutos sin que Miguel tuviera que recoger ningún balón de la red. Y eso se logró porque Salvador supo curtirse y fajarse para cerrar su costado y porque Amelibia y Pazó -Caneda finalmente se quedó fuera de la lista- apenas tuvieron fisuras y evidenciaron un juego aéreo acorde a lo que exigía el rival.

Un Barakaldo más expectante durante un primer tiempo de desgaste, de buscar más el fallo del oponente que de crear juego. El juego directo y la pericia en las segundas jugadas fue clave para comprender unos 45 minutos intensos en los que apenas hubo ocasiones más allá de atención máxima en cada acción a balón parado y algún que otro tiro desviado en ambos bandos. Con Adrián León como pilar sobre el que la UDL se sujetaba en el campo, la intención era aprovechar la velocidad de Thaylor y Reguilón, así como las peinadas de Mendi. Labor oscura la de Chevi y Javi Rey, cuyo trabajo era fundamental para que el equipo se mantuviera ordenado y equilibrado, además de bullicioso y preparado para recoger las citadas segundas acciones.

El colegiado, por si acaso, intuyendo que sería un duelo eléctrico puso el listón alto con dos tarjetas, una para cada equipo, en apenas 5 minutos. Situación que sirvió para que todos los futbolistas supieran hasta dónde podían arriesgar. El caso es que sin un dominador claro, el tiempo iba pasando mientras los dos contendientes pugnaban por cada pelota como si fuera la última. Se acusaban las chispas en cada lance porque nadie quería perder los duelos individuales ni conceder un metro a su oponente. Lo entendió bien la zaga riojana, aleccionada para no complicarse y no regalar, como sí ha venido haciendo en los últimos compromisos.

ASEDIO LOCAL

Era importante no bajar en la intensidad durante un segundo tiempo en el que el Barakaldo fue arrinconando a un bloque logroñés que fue echándose hacia atrás. Claro que no se sabe muy bien si fue por mérito de los de David Movilla o por seguridad de la UDL. De todos modos, en ese tramo de asedío local, las ocasiones gualdinegras fueron contadas. La más clara fue un tiro de Oca que sacó, de manera milagrosa a bocajarro, Miguel a la hora de encuentro. 

Pouso buscó la forma de romper el ritmo frenético de los locales, pero las imprecisiones tras el robo de balón y la incapacidad para dar tres o cuatro pases consecutivos impedía que la UDL fuera ganando metros. Tocó esperar porque los contragolpes de los blanquirrojos no eran claros, hasta el punto de perder rápidamente la posibilidad de correr o por fallo en la entrega. Así era complejo asustar a un Barakaldo que estaba decidido en atacar sobre todo por su perfil zurdo.

Pese a ello, una sucesión de saques de esquina, hasta tres, el último casi acaba en gol olímpico de Reguilón, fue lo más potable del bagaje ofensivo de una UDL que es cierto mostró algo más de criterio con Espina sobre el campo. Pero insuficiente para inquietar a un Txusta que apenas tuvo más trabajo que las acciones a balón parado. Por ese motivo la segunda parte de las intenciones de los de Pouso, hacer gol, no culminó y hubo pocas opciones para tal fin.

Sin embargo, hay que quedarse con lo positivo del empate firmado en Lasesarre, un punto que rompe la nefasta racha que tenía la UDL como visitante -tres derrotas- y que encima pone en valor el buen hacer en las tareas defensivas, cuestión necesaria y básica para seguir sumando puntos. Por el momento, el bloque de Pouso es undécimo con 11 puntos, a 3 de la cuarta posición. Y el domingo visita Las Gaunas el Sestao, en puestos de descenso. 

FICHA TÉCNICA

Barakaldo: Txusta; Aythami, Óscar, Etxeba, Arnáez; Deco, Cerrajería; Oca (Garrido, min. 70), Vitoria, Iriondo (Primi, min. 80); y Yurrebaso.

UD Logroñés: Miguel; Salvador, Amelibia, Pazó, Paredes; Adrián León; Thaylor (Sergio García, min. 86), Chevi, Reguilón (Espina, min. 76); y Mendi (Juanfran, min. 63).

Goles: No hubo.

Árbitro: Germán Cid Camacho (Comité Castellano leonés). Amonestó al local Aythami (min. 1) y a los visitantes Adrián León (min. 5) y Sergio García (min. 90).

|||

A favor 3 En contra 0

UR Semana de la CienciaConsejo Regulador DOC RiojaFamilias de AcogidaConvivencia escolarPremios DDHH
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí