Lunes 28 de Noviembre de 2022Actualizado 19:30

Plan Energético
El 21 de noviembre de 2016

Tiempo de lectura: 05:37
|||

Jaka consigue por fin el triunfo en la jaula de segunda

El guipuzcoano venció claramente en el Adarraga por 22 a 10 a un desdibujado Darío.  

pelota

Jairo

Hay detalles que determinan las finales. En la de Jaka y Darío, fue el segundo tanto: Ganaba el forastero 1 a 0 tras sobrepasar el riojalteño la raya del 4 y medio a las primeras de cambio; Entonces se jugó un tanto impresionante, bellísimo, durísimo, espectacular, el tanto de la final y del campeonato, con Darío recorriendo todas las baldosas de la cancha en brava defensa de los atinados remates de Jaka, para ganarlo después de pasada por la pared. El detalle estuvo en la paliza que nuestro paisano sufrió para sumarlo, demasiado incluso para tan joven y preparado pelotari. Su botillero le recomendó calma antes de acercarse al cestaño para cambiar de bola, pero no le sentó en la silla. ¿Cómo hacerlo con tan solo 1 a 1 en el luminoso?

Se ve muy fácil desde la contracancha, es verdad, pero ahí comenzó a perder el campeonato el ezcarayense.

Continuó recuperando el resuello mientras su rival probaba la nueva pelota, y Darío se lanzó al saque, su mejor arma, aún con la respiración acelerada, de manera que cometió falta ¡al lanzar la esfera contra el colchón situado debajo de la chapa del frontis! A continuación Jaka sacó rápidamente, no pudiendo devolver con la zurda el riojano un envío aparentemente restable. Otro saque sin demasiada complicación, y otro error de Darío. Jaka dominó el siguiente, cansando de nuevo al oponente, y ganándolo de pelotazo alto.

5 a 1 rezaba en el marcador cuando Darío, por fin, solicitó su primer descanso, mientras los corredores de apuestas ya cantaban 100 a 20 por el visitante...

Saltaron a la cancha de nuevo los pelotaris, y Jaka continuó su tacada con dos saques (el primero muy justo, quizá falta, y el segundo restable) y una paradita de gancho en la pared a vuelta de resto (8 a 1).

Un churro devolvió el saque a Darío, pero falló en el siguiente (9-2), aprovechando el guipuzcoano para sumar otros 3 tantos de saque (uno fallado por el serrano al mandar la pelota arriba, otro bueno, y el tercero al enviarlo Jaka por el ancho, tras ver con el rabillo del ojo cómo Darío se acercaba para restarlo de aire). 12 a 2…

El primer descanso de la ETB no recuperó a nuestro paisano, ya que entregó una manzanita madura al restar el saque para que el de Lizarza lo ganara de suave dejada de gancho por la pared (13-2). Se pasó de la jaula Jaka, y por fin Darío logró su primer tanto de saque (4-13), pero, aunque reactivó a la animosa afición ezcarayense, fue un espejismo: El guipuzcoano ganó el siguiente de pelotazo cruzado, luego falló Darío el resto, y otra nueva manzanita fue aprovechada por Jaka para marcar un gancho perfecto, colocando un desesperante 16-4. Segundo descanso solicitado por el riojano.

Le sentó mal a Jaka la sentada, porque cometió falta en el reinicio. Darío ganó dos saques seguidos, volviendo a ilusionar al rebote copado por la peña El Calzón de su pueblo (7-16).

Otro espejismo, porque en cuanto el punto pasaba a ser peloteado, tanto seguro para el forastero (17 a 7). Otro leve peloteo, y volea al choco inapelable del guipuzcoano (18 a 7, y segundo descanso obligado por la ETB).

Al regreso, saque sin demasiada dificultad de Jaka, más otro tanto conseguido tras mover por toda la cancha a nuestro paisano. 20 a 7 y tercer descanso solicitado por Darío. De algo sirvió, porque el de Ezcaray ganó brillantemente los tres tantos siguientes (de gancho largo por la pared, de cortadón al choco a vuelta de resto, y de bonita cortada de zurda al ancho, tras defenderse muy bien y pasar a dominar merced a un precioso sotamano raso a la pared). 20 a 10, y los corredores sentados, sin mucha fe en la remontada riojana.

Con una cortada al choco Jaka se alzó al 21, logrando el triunfo final de saque cruzado que Darío ni llegó a contactar en su afán de restarlo desesperadamente de aire.

22 a 10 y justa victoria para el de Lizarza, que esta vez sí se iba del Adarraga con la boina de campeón del cuatro y medio de segunda categoría (perdón, de “promoción”).

Una lástima por la ilusión generada en los seguidores de Darío Gómez, pero relativa si analizamos que Jaka, hoy por hoy, está mucho más hecho que nuestro paisano, y que el ezcarayense, con un futuro muy prometedor si le respetan las lesiones, sin duda sacará para el futuro buenas lecciones de esta dolorosa derrota.

DATOS

40 minutos de final, con bonito ambiente en la grada, propiciado sobre todo por el rebote copado por los aficionados de Ezcaray. Algo más de media entrada se acercó hasta el Adarraga, quizá algo menos de lo esperado para tan señalada ocasión.

Jaka: 8 tantos ganados de remate, más 10 saques (5 de ellos más por demérito de Darío que por acierto suyo). Solo 2 fallos, uno por pasar del 4 y medio y otro de falta de saque.

Darío: 4 tantos de jugada, y 3 saques. 3 fallos en jugada, más 5 por no devolver saques son muy complicados.

Jaka, con la chapela y la copa ya en su poder, compareció ante los plumillas con su habitual gesto serio. Cuestionado por si esta chapela supondrá un relanzamiento de su carrera, frenada a mi juicio tras la derrota en idéntica final y escenario el año pasado, el guipuzcoano contestó no estar de acuerdo: “Ahora es cuando mejor me encuentro, he jugado este verano con pelotaris de primera haciendo un buen papel, tengo más confianza, me encuentro mejor físicamente, así que no es por este triunfo, sino que espero que la progresión de los últimos meses siga”. Es más, preguntado si le sabía mejor el triunfo por la propia chapela, o por la posibilidad que le brinda esta de jugar el año que viene el campeonato de primera, el guipuzcoano dijo que lo más importante era lo que había disfrutado durante el torneo, a pesar de que se la presión que suponía el ser marcado como el favorito, el más veterano…

Darío, por su parte, y como siempre en sus declaraciones, se mostró sereno y reflexivo, con la lógica decepción por la mala final disputada: “Pensaba que salía bien, tranquilo, pero desde el primer tanto ya me he dado cuenta que la cabeza iba por un lado, y las piernas por otro. El segundo tanto ha sido muy duro, y las pernas se me han quedado duras, como piedras, así que Jaka se me ha ido yendo fácil, sobre todo por lo mal que he restado. A partir del tanto 12 o 13 ya he estado mejor, pero ya era tarde”.

Con 10 saques no restados, la mayoría quizá al menos restables, el de Ezcaray reconocía que la jugada inicial fue determinante en el desarrollo de la final: “Si restas bien, puedes entrar en el peloteo, meterte en el ritmo del partido, pero restando así es imposible ganar”.

En los últimos meses Darío ha dado muestra del gran pelotari que puede ser en un partido de la feria matea, más dos de la fase final de la jaula. Preguntado si por fin va a volver el gran jugador que tanto deleitó en aficionados, esto es lo que respondió el riojalteño: “Ya ni me acuerdo de entonces, pero las cosas, si tienen que llegar, llegan”. Es decir, la derrota duele, pero no deprime, así que tenemos Darío para rato…

En el partido que abrió el festival, triunfo por la mínima de Ezkurdia y Larumbe sobre Víctor y Merino II. Ezkurdia dominó con sus voleones al choco, pero su falta de mayor puntilla propició que Víctor lograra el empate a 21 tras ir perdiendo 17 a 11 y 21 a 16. Atrás Larumbe mantuvo el tipo, mientras que David Merino combinó grandes pelotazos con 9 errores fruto de su precipitación y aceleramiento. El de Villar de Torre parece recuperado físicamente, aunque aún le queda tajo con la puesta a punto mental.

En el postre, alarde de Gorka con 10 tantos ganados: Gorka y Erostarbe 18, Peña II-Apraiz 6.

|||

A favor En contra

0 comentarios
Planes de Igualdad CCOOCPAER EcomercadoActual 23Plan de Transformación 6xxxCSIF nov-dicAmigos de la Tierra seminario
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí