Martes 18 de Enero de 2022Actualizado 09:00

El 19 de noviembre de 2017

Tiempo de lectura: 05:13
|||

Demasiadas concesiones al líder

La UDL pierde 1-2 ante un Mirandés sólido y efectivo que aprovechó su mejor primer tiempo para ganar en Las Gaunas.

Rioja2

La intensidad del líder, y su efectividad, durante algo más de los primeros veinte minutos fue suficiente para llevarse los tres puntos en Las Gaunas. La Unión Deportiva Logroñés lo intentó, fiel a su ideario, con la pelota como argumento. El Mirandés sufrió y lo acusó durante la segunda mitad, pero los blanquirrojos, que creyeron en poder sumar después del tanto de penalti de Iván Aguilar, se tuvieron que conformar con una derrota por 1-2 que obliga, si se quiere estar con los mejores, a obtener un resultado positivo en la visita a Mareo ante el Sporting de Gijón B. La cuarta posición queda a 3 puntos y después de lo vivido en el campo municipal, cabe preguntarse los motivos que llevan a este conjunto riojano a no ser consistente en las labores defensivas. Aspectos que lastran y más si enfrente está un conjunto sólido, práctico, que no se complica y que tiene un objetivo, el ascenso. Lo demostró sobre el terreno de juego.

Sergio Rodríguez introducía novedades con la intención de que los suyos tuvieran un rendimiento acorde al líder del grupo. Sorprendió con Arnedo como lateral en detrimento de un Miguel Santos sancionado. Paredes ocupó el otro perfil. Además, Muneta partía desde la derecha, como en muchas citas en Las Gaunas, con la intención de ser el canalizador del juego de los blanquirrojos. Arriba, Iván Aguilar actuaba de delantero, mientras que Marcos André veía el duelo, de primeras, desde el banquillo.

Sin tiempo para comprobar esos factores sorpresas, el Mirandés, sólido, aguerrido, sin contemplaciones, de partida, e intenso en la recuperación se puso por delante en el marcador a los 3 minutos. Miguel sacaba con la mano hacia Muneta, justo en la medular. Rúper se anticipaba y robaba, condujo sin oposición, se hizo hueco y superó al capitán blanquirrojo chutando desde la frontal. La debilidad de los riojanos por el centro quedó patente. Un riesgo asumible por querer elaborar.

Aun así, con un Mirandés práctico y directo en sus intenciones, la UDL gozó de dos buenas oportunidades para haber empatado acto seguido. En ambas, los logroñeses superaron la primera línea de presión rival con relativa facilidad. César Remón abrió en horizontal para Caneda que, en campo contrario la puso en el corazón del área por donde el centrocampista logroñés irrumpió desde la segunda línea. Lástima que el remate, algo forzado, se marchara elevado. Cuando los de Pablo Alfaro estaban ajustando esas deficiencias defensivas, Salvador pisó área y cedió para Rayco que se encontró con el cuerpo de Limones en un tiro a bocajarro.

Daba la sensación de que si los locales continuaban amasando las jugadas, iban a tener premio ante un adversario que avisaba con varias llegadas que terminaban sin finalizar porque se perdían en ese último pase anterior al remate. Cuando los de Sergio Rodríguez habían dado el paso adelante para asumir el mando del encuentro, vino una contra, la conexión de Cervero con Borja Sánchez, que demostró su calidad para no perder la bola y asistir a Yanis, el cual cruzó para batir a Miguel. 0-2 y ecuador de la primera mitad. ¿Demasiado premio para el líder? El acierto declinaba la balanza. La diferencia de agresividad sin la pelota estaba siendo clave para los de Miranda.

El Mirandés, fiel a su idea, insistió en lo suyo, mientras que los blanquirrojos porfiaron, no se vinieron abajo. Toque, toque y toque en aras de encontrar el espacio, ese pase bueno que dejara en ventaja a los jugadores más peligrosos. Había un problema, mucho juego por dentro y poco o nada por fuera, además de que casi todas las jugadas morían ante las imprecisiones de los locales, y ante el buen hacer defensivo del bloque visitante, justo cuando parecía que podía llegar el desequilibrio. La mejor oportunidad antes del descanso fue un gran pase al hueco de Ñoño para que Iván Aguilar, algo escorado, probara fortuna, pero su remate fue cortado a córner por un atento Melli.

Arrancaba la segunda mitad sin variaciones, balón para la UDL y el Mirandés, ordenado y aplicado, trabajaba para impedir que su oponente se metiera en el partido. De nuevo, fue César Remón el que pudo acercar a los suyos en el marcador. La tuvo en el segundo palo, tras un córner, pero su remate se marchó a la grada. El tiempo jugaba en contra de un cuadro riojano en el que Rayco se implicaba.

Pero una buena combinación, con un gran pase de Muneta sobre Ñoño permitió que el andaluz citara a Paris, le recortara y ante la salida de Limones provocara un penalti que transformó Iván Aguilar, estrenándose en liga, y que dejaba todo en el aire con media hora por delante. El extremo tomó el relevo a Rayco en cuanto a asumir responsabilidades y ofensivas. Gracias a su desborde generó una falta en la frontal que él mismo asumió encontrándose con Limones –incluso hubo una segunda oportunidad minutos después-, tanto la afición como los jugadores riojanos confiaban en sus posibilidades.

Costaba hacer daño en posicional, pero en una falta lateral Ramiro volvió a poner en aprietos a un meta visitante con bastante tajo. El partido estaba inclinado hacia un lado, por eso Pablo Alfaro apostó por reforzar la medular en el último cuarto de hora (y los cinco minutos finales con zaga de cinco hombres). Mientras que en el otro banquillo, Marcos André, Espina y Germán Sáenz –sustituyendo en el lateral a Arnedo- fueron los revulsivos, era la idea, pero no funcionaron pese a que el asturiano puso algún balón desde el costado izquierdo.

Sin embargo, poco se jugó e incluso Paredes, por doble amarilla, fue expulsado en los compases finales. Ni siquiera una tuvo el conjunto local. El que pudo ampliar la renta fue el el Mirandés, que había hecho los deberes en el primer cuarto de encuentro, pero Cervero no atinó a puerta vacía y su tiro se fue al palo -Miguel había subido a rematar una falta lateral-. Con la labor realizada en los compases iniciales fue suficiente para imponerse en Las Gaunas ante una UDL que dio demasiadas concesiones en ese tramo y que ahora buscará como visitante lo que no ha logrado en casa. Tendrá que mejorar su balance defensivo, su contundencia en las áreas, para variar, y sus propios fantasmas. El Sporting B, tercero en la tabla, es el siguiente adversario. Y después llegará a Logroño el Racing de Santander. 

FICHA TÉCNICA

UD Logroñés: Miguel; Arnedo (Germán Sáenz, min. 85), Caneda, Ramiro, Paredes; Muneta (Marcos André, min. 74), César Remón, Salvador, Ñoño (Espina, min. 81); Rayco e Iván Aguilar.

Mirandés: Limones; Paris, Melli, David Prieto, Kijera; Borja Sánchez (Igor Martínez, min. 57), Antonio Romero (Israel Puerto, min. 86), Rúper, Yanis; Eloy Gila (Albistegi, min. 75) y Cervero.

Gol: 0-1, min. 3: Rúper. 0-2, min. 23: Yanis. 1-2, min. 61: Iván Aguilar, de penalti.

Árbitro: Hugo José López Puerta (Colegio Madrileño). Expulsó al local Paredes por doble amonestación (mins. 57 y 87). Amonestó al local César Remon (min. 23) y a los visitantes Paris (min. 22) y David Prieto (min. 65).

Incidencias: 5.563 espectadores en La Gaunas, según informó el club organizador.

|||

A favor 3 En contra 0

0 comentarios
Logroño Deporte otoño 21 pequeñoTeatro Bretón 22 eneroAyto Bretón Platea
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí