Lunes 17 de Enero de 2022Actualizado 23:36

El 4 de diciembre de 2017

Tiempo de lectura: 03:20
|||

¿Sabes qué es lo que tiene que tener una buena dieta?

Con estos consejos sobre nutrición ya no te quedarán dudas.

Fruta dieta

Rioja2

Hoy en día, a nadie le sorprenderá saber que cada vez son más las personas que no solo se preocupan por su peso sino que se preocupan por su salud en general. Al fin y al cabo, el peso es un indicativo bastante bueno sobre nuestra salud y que está directamente relacionado con nuestros hábitos de vida, especialmente en lo que respecta a la dieta y al ejercicio físico. No obstante, y a pesar de ese interés creciente que hemos comentado, todavía son muchas las dudas que hay entorno a la nutrición y sobre todo alrededor del concepto de dieta saludable.

De hecho, a menudo identificamos la palabra dieta como una forma de restricción calórica y de alimentos que nos llevará a conseguir el número que queremos ver en la báscula con la condición de pasar hambre. Sin embargo, la realidad de ese concepto va mucho más allá dado que todas las personas siguen una dieta, es decir, todo el mundo sigue un patrón alimenticio determinado marcado por una serie de características. Por lo tanto, lo único que quedaría por conseguir sería añadir el concepto de “saludable” a esa dieta que todos seguimos.

Para conseguirlo, será necesario adoptar en nuestro día a día una serie de cambio; además de contar los posibles suplementos que necesitemos, como los que podemos encontrar en esta web de productos de nutrición. Unos suplementos que si bien deben ser el complemento de una buena dieta, en muchas ocasiones son necesarios para asegurarnos de que le estamos dando a nuestro cuerpo ese extra que a veces necesita.

Consejos para tener una dieta sana

A pesar de que una de las primeras cosas que debemos tener en cuenta en nutrición es la necesidad de individualizar cada tratamiento (al fin y al cabo, cada persona tiene unas necesidades calóricas diarias diferentes), hay una serie de consejos generales que todos podemos hacer para mejorar nuestra dieta y, por lo tanto, mejorar nuestra salud:

-Come comida real: comprada en el mercado en lugar de en el supermercado. Elige alimentos frescos, de temporada y cocina en casa; es la mejor receta no solo para tener una buena salud sino para ahorrar en la lista de la compra.

-Las verduras son la base de cualquier dieta: independientemente de que sigas una dieta omnívora, vegetariana o vegana, las verduras son siempre la base y el sinónimo de una dieta saludable.

-No te olvides de las frutas: comer entre 2 y 3 piezas de fruta al día está asociado a menores índices de enfermedades de todo tipo, especialmente coronarias. Elige las que estén de temporada, estarán más ricas y serán mucho más nutritivas.

-Las grasas no son el problema: hasta hace unos años las grasas han estado demonizadas. Por suerte, cada vez son más los estudios que asocian el consumo elevado de grasas con una mejor salud en general. Eso sí, opta por grasas saludables como las del aceite de oliva virgen extra, las del aguacate, las de la yema de huevo, las de los pescados azules, las de los frutos secos crudos o tostados (sin ningún tipo de añadido) o incluso las del aceite de coco virgen extra (con el que además le darás un toque diferente a tus platos).

-Come hidratos de carbono de calidad: opta por tubérculos como, la patata, la chirivía, el boniato y el plátano macho o bien por las legumbres si las toleras bien. En cuanto a los cereales, opta por aquellos con un mínimo de procesado y evita los panes de supermercado así como las pastas, la bollería o las galletas.

-Si haces deporte habitualmente, asegúrate de incluir una buena porción de proteína después de entrenar para recuperar mejor. Dependiendo de cada caso, en ocasiones es interesante usar una proteína en polvo para llegar a las cantidades diarias necesarias.

-Alterna la procedencia de tus proteínas: si consumes animales, opta por la carne ecológica o de animales criados al aire libre, por pescados salvajes y por huevos camperos o ecológicos. No solo por cuestiones éticas relacionadas con el bienestar animal sino porque los animales criados de esta manera son más nutritivos. Por otro lado, si no consumes animales, opta por las legumbres como tu fuente de proteína ideal y evita los sucedáneos procesados que tienen los mismos problemas asociados a la salud que los derivados cárnicos.

-Hidrátate: recuerda que el cuerpo es un 80 % de agua. A pesar de que una buena dieta con frutas y verduras te ofrezca la mayor parte del líquido que necesitas, no olvides beber suficiente agua.

Como podemos ver, son unos cambios fáciles que podemos implementar en nuestras rutinas diarias, con los que no solo ganaremos en salud sino también en calidad de vida.

|||

A favor En contra

0 comentarios
Logroño Deporte otoño 21 pequeñoAyto Bretón Platea
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí