Viernes 28 de Enero de 2022Actualizado 23:01

El 18 de marzo de 2018

Tiempo de lectura: 01:50
|||

Urdiales y Campos: profetas en su casa

Ambos abren la puerta grande en la primera tarde de la feria de San José de Arnedo

Diego Urdiales y Tomás Campos por la puerta grande de Arnedo

Rubén R. Casas

Ayer 17 de marzo, en Arnedo se celebró una corrida de toros de la ganadería de Dº Luis Algarra, mal presentados en líneas generales, de distintos juego, el segundo y sexto con transmisión, el primero justo y los demás sin fuerzas. Para Juan José Padilla que  se presentaba en el Arnedo Arena y a su vez decía adiós ya que esta temporada se despide, una oreja. Diego Urdiales dos orejas y silencio y Tomás Campos oreja en ambos, Urdiales y Campos salieron por la puerta grande.

Juan José Padilla en su presentación recibió al toro de rodillas con una larga cambiada pero se le coló y salió abanto, tras calentar la grada con los garapullos comenzó de rodillas por el derecho pero el defecto continuó. Se salió a los medios basando su faena por el izquierdo y acaba metiendo por el derecho al astado cortado una oreja. Al cuarto de la tarde tras su saludo capotero, con los rehiletes puso el tercero al violín pasando apurillos tras un tercio de varas desastroso, con la muleta lo intentó por ambos pitones con un toro que había que aguantarle y tirar de oficio para sacarle lo mejor del burel, silencio.

Diego Urdiales en el que hacia segundo lanceó con el capote muy suavemente  a la verónica por ambos pitones, tras la vara le recetó una buenas chicuelinas con las que ganó los favores de una andanada ya predispuesta a su triunfo, tras el brindis al maestro “Espartaco”, centró la faena por el pitón derecho con unas buenas tandas ajustadas y templadas ya que los naturales se los sacaba de uno en uno, acabó la faena con la firma de una buena estocada cortando dos orejas. En el quinto de la tarde no llegó a lucirse de capa, tras el brindis al respetable un toro que le costaba desplazarse y aquello no llegaba con el astado al público, abrevió, silencio.

Tomás Campos en el tercero de la tarde con la capa le fue ganando terreno sacándoselo a los medios, fue a brindar al público y el astado se le vino, con los aceros y la montera en la mano le recetó una tanda con gracejo, en la primera tanda por el derecho lo achuchó y puso al respetable en vilo, se repuso y sacó buenos pasajes con arte y temple cortando una oreja. En el que cerró plaza demostró su desparpajo con la capa, sacó unas buenas tandas con temple y despaciosidad y tras un estocada entera perdió más premio por el mal manejo del descabello, cortó una oreja y salió por la puerta grande.

|||

A favor 23 En contra 0

0 comentarios
Logroño Deporte otoño 21 pequeñoSDL Campaña socios enero 22
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí