Domingo 24 de Octubre de 2021Actualizado 12:04

El 25 de marzo de 2018

Tiempo de lectura: 04:36
|||

El Clavijo sigue creyendo en su defensa

Victoria de los riojanos, gestada en un gran tercer cuarto, por 76-60 ante Iberostar Palma. Lograr el basketaveraje no fue posible por un triple desde su campo de Bivia sobre la bocina

Triunfo del Clavijo ante Palma en el Palacio

Rioja2

Otra más al zurrón. El único pero, fue no haber superado el basketaveraje particular, algo que parecía posible cuando los riojanos alcanzaron la máxima de 24 (73-49 a 6 minutos del final). Aunque claro tampoco uno piensa que Bivia se iba a inventar un triple desde su campo con la bocina sonando. Más allá de ese debe, este Clavijo ha despertado a tiempo. Lo ha hecho con nuevas rutinas en pista, con nuevos hábitos y con una intensidad y actitud defensiva que hace mella en los rivales y que permite, si se está inspirado en el tiro, desarrollar un ataque más fluido y organizado.

Ante un enrachado Iberrostar Palma la victoria fue incontestable, 76-60, después de un tercer cuarto de ensueño. Un parcial de 28-13 en el que se vio la mejor versión del Clavijo en las dos partes de la cancha. Seis triples, 8 asistencias, provocaron 6 pérdidas y superioridad en el rebote en 10 minutos de disfrute en el Palacio. Pero para lograr dar la puntilla había que haber hecho un trabajo previo de desgaste, como se desarrolló en la primera mitad, igualada y con alternativas. Luego en los últimos 10 minutos, los menos brillantes, estaba en juego ser mejores en el basketaveraje particular. Fue lo único que sacó positivo Palma en su visita a Logroño.

En cuanto a las filas riojanas, no se necesitó al mejor Yates, tampoco a Phillip, algo desquiciado, pero sí a un gran Quintela, como Adala Moto, decisivo con su acierto exterior, o un regular Coggins. Eso en ataque porque en defensa, el bloque actuó como uno. No hubo egos, sólo una idea, imponer una energía que fuera minando la moral de un Palma muy errático en el lanzamiento ante la pegajosa defensa local. Por ahí está rompiendo el Clavijo a sus oponentes, desde la defensa. 

Para qué cambiar. La apuesta inicial del Clavijo fue similar, con algún matiz, a la de los últimos cuatro encuentros. Intensidad defensiva, obsesión por hacerse fuertes debajo del tablero y confiar en ese pase más que permite mejores opciones de lanzamiento. La única diferencia fue que el tiro de tres estuvo más presente en los primeros diez minutos. Y eso, como no hubo acierto, restó más que ayudó (1 de 6 en el cuarto inicial).

Al menos, Iberostar Palma sufrió para sumar sus primeros puntos –casi 3 minutos-. Adala Moto y Coggins permitían en un choque con problemas en ataque liderar a los suyos 6-3. Ventaja que no le duró nada a los riojanos cuando los mallorquines pudieron correr, aspecto que explotaron durante el segundo cuarto para también remontar cuando peor se les puso la cosa. Aun con todo, después del empate a 10 hubo un estirón de los de Jenaro Díaz, 16-10.

Mockford se encargó, desde los 6,75, como demostraría con un triple sobre la bocina, de tratar de minar a los anfitriones. Con el 21-18 y tras una breve pausa, el segundo cuarto comenzaba con un Palma más entonado. Parcial de 0-6 para levantarse del 23-18. Cabot se encargaba de liderar a los riojanos para recobrar el mando, 28-24 y 31-26, a 4 minutos del intermedio. Vinieron entonces malas decisiones en los lanzamientos, triples de Bieshaar o Adala Moto –aunque estaban sin oposición-. Los de Félix Alonso se hacían fuertes en el rebote defensivo y corrían, pillaban desprevenidos a un Clavijo al que le faltaba fuelle. Las transiciones defensivas no eran buenas y los mallorquines, con otro parcial de 0-6, se colocaban por delante, 31-32.

Pero la prestancia defensiva y la ambición generaron otro vuelco en los dos minutos largo que quedaban hasta el descanso. Coggins metía un triple y Cabot le robaba la cartera a Bivia, con 5 segundos de posesión tras un tiempo muerto de los visitantes, para gustarse con un mate y dejar un interesante 36-32 al término de una primera mitad con constantes alternativas en lo que lo más positivo, un día más, fue la actitud defensiva, que Palma sólo hubiera conquistado un rebote ofensivo –acabó con triple sobre la bocina de Mockford-, que los mallorquines acumularan 7 pérdidas y que los locales hubieran comprendido la importancia del pase extra (8 asistencias en el ecuador). Todo ello con sólo 3 personales cometidas.

SEIS TRIPLES EN EL TERCER CUARTO

Desde el triple –dos de Quintela y uno de Coggins- y con 13 puntos en poco más de tres minutos, el Clavijo se disparó en el electrónico, 49-37, mientras Palma no podía parar a los locales. Con la confianza que da el acierto del tiro exterior además del continuado trabajo defensivo, los de Jenaro Díaz pusieron en el tercer cuarto los pilares para sumar un nuevo triunfo, el cuarto en las últimas cinco jornadas, y evidenciar que la permanencia está más cerca.

La diferencia fue engordando con el paso de los minutos: 54-39, 58-41 y 64-43. A los logroñeses les salía todo. Hasta 6 triples en 10 minutos que dinamitaron el encuentro. Ahora hasta se podía pensar en ganar el promedio particular después de la derrota sufrida en tierras mallorquinas (95-76). Con ese reto, partió el Clavijo en el cuarto final. No en vano, de partida, la renta era más 19, 64-45.

Calma y tranquilidad porque las prisas eran para un bloqueado Palma que insistían en sumar pérdidas. Con ese panorama, los riojanos maduraban sus posesiones para rematar la faena. Quintela, inspirado, daba un plus a los suyos, 70-47. Los de Félix Alonso apretaban las clavijas en defensa, no les quedaba otra, pero su obstáculo estaba en ataque, donde encontraba muchos problemas. La superioridad en el rebote de los logroñeses no ayudaba.

Con poco acierto y con un juego más atrancado, en ambos lados de la pista, el Clavijo mantenía la renta por encima de los 20 puntos hasta la máxima de 73-49 a 6 minutos de la conclusión. Palma insistía en fallar y a los riojanos les era suficiente con mantener el ritmo. Hasta que Bivia apareció en el minuto final para dar un triunfo, aunque parcial, para los suyos. 8 puntos seguidos, incluidos dos triples, el último espectacular desde su campo sin tiempo y con Coggins punteando, para dejar por delante a los mallorquines en la tabla. Lo importante era ganar. Se hizo. Tercer triunfo seguido y cuarto en los últimos 5 choques. Optimismo real de cara a las cinco finales que áun le restan a los de Jenaro Díaz.

FICHA TÉCNICA

Clavijo: Quintela (17), Coggins (17), Cabot (7), Adala Moto (18) y Yates (8), cinco inicial, Phillip (2), Martínez, Bieshaar (7) y Balamou.

Iberostar Palma: Bivia (19), Medori, Lanneger (3), Jawara (10) y Zyle (2), cinco inicial, Huertas (8), Mockford (12), Fornás, Costa (2), Slezas (4) y Joan Tomás.

Parciales: 21-18, 15-14 (36-32 al descanso), 28-13 (64-45) y 12-15 (76-60 al final).

Árbitros: Germán Francisco Morales Ruiz y Nicolás Murillo Khon.

Incidencias: 500 espectadores en el Palacio de los Deportes.

|||

A favor 2 En contra 0

0 comentarios
Partido RiojanoPremios A Crear 2021CCOO IgualdadPP Sánchez presupuestos
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí