Sábado 28 de Enero de 2023Actualizado 21:07

El 30 de agosto de 2018

Tiempo de lectura: 05:13
|||

El PSOE denuncia el retraso en las ayudas escolares

Consideran que el Ayuntamiento sólo hace falsas promesas bajo el programa 'Logroño Concilia' pero no cumple.

Kilian Cruz, PSOE de Logroño

Rioja2

El concejal Kilian Cruz-Dunne recuerda que, una vez aprobado, el pasado 22 de agosto, el listado de beneficiarios de las ayudas económicas para libros y material didáctico para familias empadronadas en Logroño, se ha abierto un periodo de exposición pública para posibles reclamaciones a lo largo de un plazo de 10 días hábiles, para presentar cualquier alegación (recordemos que el listado está disponible en el tablón de anuncios del 010 y en la Unidad de Educación, además de publicarse con retraso en la página web del Ayuntamiento de Logroño: desde el 28 de agosto).

Con lo cual -como pronto- se aprobará la lista definitiva el próximo 6 de septiembre: en la misma fecha que empieza el curso escolar en La Rioja: los más pequeños, los alumnos de Infantil y Primaria, junto a los de Educación Especial, se incorporarán a las aulas el 6 de septiembre, jueves, un día antes que el anterior curso 2017-2018.

El año pasado, la adjudicación provisional para ayudas económicas al estudio para libros y material didáctico para el curso 2017-2018, se realizó el día 9 de agosto (el año pasado por un importe total de 69.540 euros; para el presente curso 2018-2019, en abril se autorizó un gasto con una dotación presupuestaria de 70.000 euros, igual que en ejercicios anteriores); y la adjudicación definitiva de dichas ayudas, el 4 de septiembre. Es decir, si ahora tardaran lo mismo en el proceso administrativo, no se aprobarían las listas definitivas hasta el día 17 de septiembre. En este punto hay que recordar que este año las fiestas de San Mateo (que paralizan el incipiente curso escolar recién comenzado) empiezan el día 15 de septiembre.

Por ello, desde el Grupo Municipal Socialista denunciamos que se está produciendo la 'tormenta perfecta' que demuestra la nula efectividad de la gestión municipal del Partido Popular: al retraso en la ejecución de las ayudas convocadas se suma el adelanto del presente curso escolar. Con ello, se pone en evidencia la nula sensibilidad del Ejecutivo Municipal de la alcaldesa Cuca Gamarra a la hora de ayudar a las familias más necesitadas de Logroño.

Si el año pasado se concedieron 1.159 ayudas económicas para el curso 2017-2018, eso quiere decir que, con el presente curso escolar ya iniciado, hay más de mil familias logroñesas pendientes de la adjudicación definitiva y de cobrar dichas ayudas de 60 euros.

Desde la oposición socialista recordamos que este umbral económico de 2017 ya indica que las ayudas económicas al estudio están dirigidas, principalmente, a un segmento sociolaboral donde los trabajadores y las trabajadoras empobrecidos por unas condiciones laborales precarias han aumentado de manera sustancial en los últimos 5 años, con un importante impacto entre los menores, sin que la mejora de los datos macroeconómicos y la creación de empleo hayan supuesto ningún alivio para una población con problemas económicos que va en aumento.

Si también tenemos en cuenta que la renta per cápita en este año debe estar por debajo de los 10.000 euros, se sobreentiende que la dilación en el pago afecta mucho a un segmento sociocultural muy necesitado de estas ayudas al estudio y con los ingresos medios anuales más bajos: familias numerosas -incluidas las que tienen niños en acogida-, familias monoparentales o con algún miembro con discapacidad.

Es evidente que, con el paso de los años hay cada vez más beneficiarios de estas ayudas, pero de poco sirve si no las cobran cuando realmente más falta hacen (como toda familia con hijos e hijas saben ya): en el arranque del curso escolar y cuando hay que abonar el importe de los nuevos libros de texto y demás material didáctico (en este caso, mediante un vale canjeable en cualquier librería de la ciudad para adquirir libros y material didáctico, que caducarán el último día de 2018).

Las previsiones que realizamos desde el Grupo Municipal Socialista vienen avaladas por el porcentaje nacional de población por debajo del umbral de riesgo de pobreza (la llamada tasa de riesgo de pobreza que no mide pobreza absoluta, sino cuántas personas tienen ingresos bajos en relación al conjunto de la población: un indicador relativo que mide desigualdad) se situó en 2017 en el 21,6% de la población residente en España (este indicador siempre usa la renta del año previo, es decir, en este caso la de 2016). Se trata todavía de cifras muy elevadas y por encima de los niveles previos a la crisis (en 2008 era del 19,8%). Pero que entre la infancia sigue siendo especialmente dura: el 28,1% de los menores de 16 años están todavía hoy en riesgo de pobreza.

El gran problema que supone la dilación en el pago de las ayudas económicas para libros y material didáctico se reafirma y reconfirma también con estadísticas en la mano, puesto que según la Encuesta de Condiciones de Vida (ECV) publicado en junio por el INE (una fuente de referencia sobre estadísticas comparativas de la distribución de ingresos y la exclusión social en el ámbito europeo), revela que en 2017 el umbral de riesgo de pobreza para los hogares se situó en 8.522 euros.

Además, el índice de riesgo de pobreza en La Rioja es del 14,4%, según se concluye en la última publicación del informe Indicadores Básicos 2018. Y la pobreza severa afecta a un 5,1% de la población, según la encuesta de condiciones de vida publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) en junio de este año.

Todos estos datos del INE, y la desidia en la ejecución de las medidas del Ayuntamiento, chocan con las declaraciones de intenciones del equipo de Gobierno Municipal del Ayuntamiento de Logroño.

Desde el Grupo Municipal Socialista le recordamos a la alcaldesa Cuca Gamarra que en julio se reunió, en este Ayuntamiento, con distintos responsables de centros de educación infantil, integrados en la Federación de Empresas de La Rioja (FER), para analizar las ayudas y el apoyo público que se dará a las familias de Logroño con el inicio del nuevo curso académico. Y allí mismo declaró que se habían llevado a cabo distintas aportaciones para facilitar el pago de ayudas en la educación infantil. Todo falso, desde la perspectiva de la oposición socialista.

Para la alcaldesa, estas medidas suponían un importante salto que se iba a dar en el presente curso 2018-2019. Pero la dura realidad de la demora en la ejecución de dichas ayudas (tan necesarias, por otra parte, en un entorno donde las familias de Infantil deben necesariamente comprar material fungible y fichas/coleccionables desechables que no entran ni en los bancos de libros ni en el mercado de libros de segunda mano) se evidencia un año más. Y obstaculiza ese bienintencionado deseo -pero vacío de efectividad- de conseguir que esta medida educativa forme parte de importantes elementos que desde el Grupo Municipal Socialista creemos que deben articular la cohesión y el crecimiento de Logroño, como el apoyo a la conciliación y al crecimiento del índice de natalidad.

Por todo ello, el Grupo Municipal Socialista denuncia que los hechos demuestran que estamos muy lejos de "la administración eficiente y solvente" de la que hizo gala la alcaldesa Cuca Gamarra en su balance de tres años de gestión del Partido Popular en el Ayuntamiento de Logroño, realizado ampulosamente el pasado mes de junio.

|||

A favor En contra

0 comentarios
Producto riojanoVoces de la LenguaCSIF educación 2PP Por un buen gobiernoSanidad PúblicaPSOE Medio Ambiente