Martes 24 de Mayo de 2022Actualizado 11:07

Servicios Sociales
El 27 de abril de 2019

Tiempo de lectura: 05:12
|||

El subcampeonato es posible

La victoria de la UDL (3-0) ante el Mirandés abre el objetivo de la segunda plaza en un clima ilusionante y festivo el día que se asegura el 'play off'.   

UDL- Mirandés

Rioja2

Todo es posible. Estar en puestos de descenso en la jornada 5 y disfrutar de tres partidos para el final de la liga regular con opciones de acabar como subcampeón del grupo II. El mérito hay que encontrarlo en el cambio de prestaciones mostrado por la UDL, un conjunto en el que sus componentes -plantilla y cuerpo técnico- han sabido remar en la misma dirección para que Logroño vuelva a vivir por tercera vez en los últimos diez años una fase de ascenso a Segunda división. No sólo eso, después del convincente 3-0 frente al Mirandés y el ambiente vivido en Las Gaunas, donde afición y equipo se unieron como nunca, la ilusión parece renacer sumados tres triunfos consecutivos y olvidado el tropiezo ante el filial del Oviedo.

La victoria invita al optimismo en muchos aspectos. Por de pronto, se ganó con contundencia a un rival que va a jugar el 'play off'. Hubo diferentes variantes en el juego -exhibidas a lo largo del último mes- que permiten pensar en que la versatilidad de la UDL puede dar muchos sustos más allá del 19 de mayo. En este sentido, los blanquirrojos resultaron letales tras el robo y los espacios dejados por la titubeante zaga rival. Además, la grada acompañó a su equipo y se marchó satisfecha, contenta por el buen trabajo realizado y el gran sabor de boca dejado ante un conjunto que se ve más cerca, a un punto. 

Sorprendía Sergio Rodríguez con el debut de Borja García en el centro de la zaga en detrimento de Bobadilla. Pero no fue la única novedad, ya que el técnico blanquirrojo confió los extremos a dos hombres currantes, capacitados para correr para delante y, sobre todo, para atrás: Pedrito y Rubén Martínez. Como sucediera ante el Oviedo B, Salvador volvería a ver el duelo desde el banquillo, mientras que Marcos André y Rayco fueron los elegidos en la zona delantera. En lo que no varió fue en la actitud mostrada en las dos últimas victorias, casi una mezcla de ambos. Mostró ambición, como hiciera ante el Vitoria, porque apeló a la intensidad y el ritmo, pero tomó sus precauciones, como sucediera en Zubieta, exhibiendo una imagen de bloque compacto, armónico, ordenado y letal con espacios.

No en vano, apeló a la efectividad en la primera llegada local. Suficiente. Balón al espacio para que Marcos André brille en la galopada y se presente ante Limones. Toque sutil por debajo de las piernas y a celebrar el tanto antes del cuarto de hora. Primer golpe de efecto dado, ya que sólo ha cedido 3 puntos esta campaña el equipo logroñés cuando se coloca por delante -fue en la derrota ante el Oviedo B-. No se conformó la UDL. Buscó la manera de hacer daño. Siempre con acciones verticales y con espacios sobre los que correr.

Centro de Juan Iglesias, erróneo despeje de la zaga visitante y remate de Pedrito que desbarataba Limones con un tito a bocajarro. Insistiría Marcos André con un par de jugadas. En la primera cruzó en exceso su tiro flojo con la pierna izquierda, mientras que en la segunda su remate en tijera no encontró portería. Estaba cómoda la UDL dejándose querer, tirando de orden, sacrificio defensivo y solidaridad en las labores de contención.

El Mirandés no encontraba la forma de hacer daño, así que pasada la media hora la activación del perfil diestro con un ofensivo Paris revolucionó el choque y puso en jaque el triunfo parcial de los locales. De hecho, el lateral gozó de dos ocasiones para igualar la contienda. Buscó las dudas con un centrochut que repelió Miguel y depejó Caneda, mientras que al minuto superó al portero riojano pero su tiro fue al lateral de la red. Se entonaba el equipo burgalés, ya que asumía el dominio de la posesión, pero sin ver la manera de encontrar espacios entre líneas. A excepción de Paris que se escurrió por su banda, la dejó en el área pequeña y el remate de espuela de Rodrigo se iba fuera.

En la segunda mitad, la UDL no estaba tan agazapada, había adelantado un punto su presión lo que no permitía tantas alegrías a un Mirandés que se volcaba cuando Borja Jiménez apostó por variar su dibujo incorporando dos delanteros y poniendo un rombo en la medular. Circunstancia que aprovechó Sergio Rodríguez para reforzar su centro del campo con Salvador y anular las esperanzas de los burgaleses por voltear el marcador. Miguel seguía casi de espectador, lo que era una buena noticia. Y en esa dinámica, el Mirandés arriesgó en la salida de balón. Ahí estaba el bloque blanquirrojo para castigar. Marcos André aparecía en el área y servía para que Salvador se estrenara esta campaña como goleador después de recortar a su par, hacerse hueco y colocar el balón a un lado de Limones

Momento que provocó que el duelo, al que le faltaban 20 minutos, ya no se escapara. Es más, otra pérdida de los visitantes generó el tercero de una tarde maravillosa para los intereses riojanos. Marcos André retrataba a una zaga muy adelantada para retar a Limones, al cual volvió a superar con un una leve picada que hizo estragos en el Mirandés y que enganchó a una afición local entregada con los suyos. Se cantaron olés y el conjunto visitante se dedicaba a parar el juego con acciones pocos amigables, una demostración de la impotencia de un equipo al que este 2019 se le está atragantando lejos de Anduva (7 de 24 puntos sumados).

Bobadilla ya había sustituido a un fatigado Borja García, mientras que Santos estaba en escena para ayudar a Juan Iglesias en su costado. No se notó mucho esta variación, puesto que el Mirandés, en el tramo final, apeló al orgullo para generar cuatro oportunidades  -más que en los 75 minutos anteriores- con las que ocultar sus heridas. En todas ellas respondió con certeza Miguel, incluso en una fue decisiva su mano para que la pelota se marchara al poste.

En definitiva, un 3-0 que permite soñar con el subcampeonato (sólo hay un punto de diferencia en favor de los burgaleses, a los que se les tiene ganado el golaveraje). Eso sí, por lo visto recientemente por el preparador logroñés, lo hará utilizando a todos los jugadores que tiene a su disposición en aras de enganchar a todos y llegar de la mejor manera posible a la primera eliminatoria del 'play off'.

Ficha técnica

UD Logroñés: Miguel; Juan Iglesias, Caneda, Borja García (Bobadilla, min. 68), Iñaki; Pedrito (Salvador, min. 61), Andy, Olaetxea, Rubén Martínez; Rayco (Santos, min. 76) y Marcos André.

Mirandés: Limones; Paris, Odei, Sergio González, Kijera; Bravo; Álvaro Rey (Yanis, min. 62), Guridi (Romero, min. 5), Hugo Rama, Rodrigo (Claudio, min. 55); y Matheus.

Goles: 1-0, min. 13: Marcos André. 2-0, min. 70: Salvador. 3-0, min. 75: Marcos André.

Árbitro: Miguel Bosch Domenech (Comité Valenciano). Amonestó al local Marcos André (min. 81) y a los visitantes Paris (min. 64), Bravo (min. 73), Matheus (min. 76) y Odei (min. 81).

Incidencias: 5.038 espectadores en Las Gaunas, según informó el club organizador. Saltaron al campo los dos juveniles de la UDL que han logrado los ascensos a Nacional y División de Honor.

|||

A favor 2 En contra 0

0 comentarios
Concurso Pinchos La Rioja Capital 22Teatro Bretón Los Santos InocentesPartido RiojanoCampaña admisión master URTeatro Bretón Historia de un Jabalí
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí