Lunes 29 de Noviembre de 2021Actualizado 22:06

El 7 de agosto de 2019

Tiempo de lectura: 02:01
|||

La Economía Circular avanza en La Rioja: 2 millones de litros de aceites usados reciclados

El resultado, más de un millón de litros de nuevos lubricantes retornados al mercado y casi 5.400 toneladas de CO2 ahoraradas. 

Cambio de aceite, revisión de coche

Rioja2

El aceite lubricante que es imprescindible para hacer funcionar los motores de todo el parque de vehículos (turismos, pesados, especiales, etc.) y todo tipo de maquinaria (desde la industrial, a la agrícola o la de obra) se convierte, al final de su vida útil, en un residuo peligroso y de los más contaminantes que existen.

Sin embargo, puede recogerse y reciclarse al 100%, generando con él nuevas materias primas o energía. En 2018, el sistema encargado en España de la gestión del aceite industrial usado, SIGAUS, logró recuperar 2 millones de litros en La Rioja, recogiendo en casi 600 puntos distintos. El resultado: más de 1 millón de litros de nuevos lubricantes retornados al mercado y casi 5.400 toneladas de CO2 ahorradas.  

La Rioja dispone de un buen modelo de ese nuevo paradigma económico que están impulsando las autoridades de Europa y España, y que aboga por minimizar la generación de residuos y reintroducir los que se produzcan en nuevas cadenas productivas. Se trata del caso del aceite industrial usado. 

El residuo que generan los lubricantes utilizados en los motores de los vehículos y en la industria es un gran desconocido para la mayor parte de los ciudadanos de a pie. Sin embargo, se trata de un residuo peligroso, que contiene sustancias tóxicas y metales pesados y cuyo impacto sobre el medio ambiente podría ser importante

En 2018 en La Rioja se recogieron 1.646 toneladas brutas (incluyendo el agua y sedimentos con los que el aceite usado suele presentarse), lo que equivale a 7 toneladas cada día, laborable, del año). 

Esta recogida exige un sistema logístico que llegue a todos los rincones en los que se produce una gota de aceite usado. Y es que la amplísima diversidad de usos del aceite industrial provoca que la generación de su residuo sea extremadamente fragmentada y dispersa en todo el territorio.  

En La Rioja, 584 establecimientos generaron aceites usados en 2018. El 74% de ellos fueron establecimientos que generaron pequeñas cantidades de aceite usado (un máximo de 2.000 kg al año). Por tipologías, el 47% de puntos generadores fueron talleres de reparación de vehículos. Junto a ellos, se recogió residuo en más de 130 industrias y varios miles más de instalaciones de diverso tipo, desde construcción a agricultura, hostelería u otros servicios. En total, se realizaron 1.183 recogidas (5 recogidas cada día laborable del año), siendo la más frecuente de 782 kg (aproximadamente 4 bidones de aceite usado).

Y es en los entornos más aislados y despoblados donde existen los más importantes valores naturales que deben ser protegidos. En La Rioja existen numerosos espacios naturales protegidos, en los que se ubican 9 establecimientos que el pasado año generaron 24 toneladas de aceites usados. Como ejemplo, se acopiaron 24 toneladas de este residuo peligroso en la Reserva de la Biosfera de Valles de Leza, Jubera, Cidacos y Alhama, gracias a la recogida en 9 establecimientos generadores de aceites usados. 

 

|||

A favor En contra

0 comentarios
UR Semana de la CienciaConsejo Regulador DOC RiojaFamilias de AcogidaConvivencia escolarTeatro Bretón NEVERMORE
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí