Rioja2

Miércoles 21 de Abril de 2021Actualizado 22:42

El 5 de enero de 2020

Tiempo de lectura: 03:58
|||

Empate para cerrar la gran primera vuelta

Iñaki, en una gran jugada, pudo dar el triunfo a la UDL en un partido táctico y con pocas ocasiones.

UDL, Logroñés, fútbol, Real Sociedad B

Rioja2

En un deporte tan controlado como el fútbol, saltarse lo establecido es lo que marca la diferencia cuando dos equipos siguen a rajatabla lo indicado por los banquillos. Iñaki, con una jugada espectacular, estuvo a un paso de dar el triunfo a una UDL que continúa como líder y que se mostró sólida en Las Gaunas ante un rival tan exigente como la Real Sociedad B. Que Miño apenas tuviera que intervenir indica la seriedad defensiva de los blanquirrojos en el fin de la primera vuelta y en el arranque del año 2020. Poco ha cambiado en el conjunto blanquirrojo que batió todos los récords de puntuación en Segunda B en 2019.

El empate a cero ante el filial blanquiazul puede ser justo. Aunque la UDL hizo su encuentro y tuvo sus ocasiones, pocas, prácticamente tres (Iñaki, Socorro y Roni), además de algún saque de esquina, y en todas el protagonista fue Unai Aguirre, que hizo su trabajo a la perfección. El cuadro vasco casi no miró a Miño y durante buena parte de la segunda mitad estuvo más pendiente de evitar encajar que de marcar. Así que podría decirse que a los puntos y por ocasiones fue mejor el equipo logroñés.

Resultó un primer tiempo de mucho respeto entre ambos contendientes. La semana sin competición se dejó acusar y se tomaron las cosas con calma. También el hecho de que sean dos equipos que quieren controlar la situación, la Real Sociedad B apuesta por el balón, mientras que la UDL se ha mostrado versátil para manejarse tanto con él como sin él. En ese inicial toma y daca por ver quién asumía el mando, hubo una especie de empate técnico.

Los pupilos de Xabi Alonso se encontraban a gusto con el cuero en su poder, pero no podían tomarse muchas alegrías ante la buena presión de los logroñeses que impedían que el esférico se filtrara entre líneas y llegara con relativa comodidad a los costados. Por su parte, los hombres de Sergio Rodríguez intentaban aprovechar la velocidad tras el robo con Ñoño, que lo intentó en un par de ocasiones aunque sin puntería (uno de sus tiros fue protestado por posible mano de un defensor blanquiazul), y con Rubén Martínez, activo pero sin brillo.

Faltaban las conexiones. Y eso que con el paso de los minutos parecía que el cuadro local se animaba con varias incursiones y centros laterales. También a través de las acciones a balón parado los dos equipos buscaban sus alternativas. El que más cerca estuvo de desnivelar la balanza fue la UDL con un remate de Zabaco tras un córner que se marchó fuera. Saque de esquina discutido que llegó en el último minuto de una primera parte táctica, donde ninguno de los protagonistas quiso saltarse el guión.

La segunda parte arrancó como terminó la primera, es decir, con un remate de cabeza de córner, esta vez fue Andy, pero con el mismo resultado: balón arriba. Después el choque perdió ritmo debido a las constantes interrupciones que impidieron un mejor espectáculo sobre el terreno de juego. En esa dinámica, parecía que el filial guipuzcoano, territorialmente, estaba un paso por delante que su oponente, aunque sin que Miño tuviera que intervenir.

Sergio Rodríguez fue el primero en mover sus piezas. Cambió delantero por delantero, Roni por Ander Vitoria, que comenzó el año sin protagonismo. Acto seguido fue Xabi Alonso el que introdujo una variación, también hombre por hombre, en este caso en el extremo. Las sustituciones propiciaron que la UDL equilibrara la contienda. Es más, Iñaki, pese a no encontrar el final feliz, sacó del sopor a las gradas de Las Gaunas con una jugada espectacular que lo tuvo todo: recuperación, velocidad, capacidad para aguantar y para porfiar por el balón cuando parecía perdido y chutar con toda la fuerza del mundo para batir a Unai Aguirre. Sólo faltó lo último porque el portero sacó una mano izquierda para impedir el tanto.

Una jugada que animó a los anfitriones y que tuvo su continuidad con una falta lateral en la que Socorro, en el segundo palo, se acomodó el cuero para empalarlo y toparse con Unai Aguirre, que utilizó su cuerpo para salvar a los suyos. Los aficionados blanquirrojos se calentaban y los ánimos parecieron llevar en volandas a los riojanos que insistían en estar cerca del área con una sucesión de tiros bloqueados por los defensores vascos o el lanzamiento de Roni, a la media vuelta, que blocó con seguridad Unai Aguirre.

La Real Sociedad B apenas se prodigaba y eso que Caneda se jugaba la expulsión con una falta cercana al área sin consecuencias. Llegaba el final y el arreón anterior de los locales fue el último intento por variar el marcador. Eso no quitó para que la UDL lo buscara, pero sin asumir riesgos y sin comprometerse en exceso ante un rival capacitado para sorprender con espacios.

Ficha técnica

UD Logroñés: Miño; Santos, Caneda, Zabaco, Iñaki; Errasti; Rubén Martínez, Olaetxea (Socorro, min. 75), Andy, Ñoño (Sierra, min. 88); y Ander Vitoria (Roni, min. 57).

Real Sociedad B: Unai Aguirre; Blasco, Arambarri, Pacheco, Ezkurdia; Zubimendi, Veiga; Roberto Navarro (Nais, min. 60), Roberto López (Garrido, min. 89), Alkain (Thior, min. 74); y Lobete.

Goles: No hubo.

Árbitro: David Iglesias Gutiérrez (Comité Cántabro). Amonestó a los locales Caneda (min. 51) y Errasti (min. 56) y al entrenador visitante Xabi Alonso (min. 44).

Foto: UD Logroñés

|||

A favor En contra

0 comentarios
UR Puertas Abiertas 2021Barranco PerdidoRutas del Vino Rioja AltaSemáforo COVID Semana SantaUAGR InterprofesionalRiojaforum ZarzuelaPP IRPF ERTEJoaquín Reyes Riojaforum
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí