Rioja2

Viernes 7 de Agosto de 2020Actualizado 11:54

6 Ingeniería Agronómica UR cabecera
El 5 de mayo de 2020

Tiempo de lectura: 09:24
|||

"Bretón dijo tras el 14N que el tiempo pone a cada uno en su lugar, ¿qué piensa ahora?"

Pablo Alberdi y Jorge Merino nos cuentan cómo han vivido el feliz momento y cuáles son las cuentas que todavía quedan pendientes. 

Jorge y Pablo 14N

Rioja2

El lunes comenzó como un día más de trabajo y confinamiento para Pablo y Jorge. Nada parecía indicar que unas horas después, una llamada de teléfono marcaría un antes y un después en el infierno que llevan viviendo desde hace casi siete años y medio. Jorge Merino y Pablo Alberdi recibieron ayer la noticia que cambió sus vidas al hacerse pública la resolución de la Audiencia Provincial de La Rioja respecto al 'No caso' del 14N. Llegaron a enfrentarse a penas de hasta casi 20 años de prisión por unos hechos denunciados por la Policía y la Delegación del Gobierno, con Alberto Bretón al frente, que nunca pudieron ser demostrados. Ahora aquella noche de noviembre de 2012 es un recuerdo lejano y su libertad, una realidad. Pero el capítulo que ha cambiado sus vidad para siempre, todavía no se ha cerrado. 

¿Cómo recibís la noticia? ¿Esperabais que podría ser en este momento? 

PABLO ALBERDI: ¿Que si lo esperaba? Llevaba demasiado tiempo esperándolo. Cuando presentamos el recurso, pensaba que sería una cuestión de meses pero se ha alargó mucho. Ayer estaba trabajando y vi una llamada de mi abogado pero estaba en una reunión con un cliente y no le pude coger. Le llamé al acabar y me dijo que ya había resolución y que yo había sido condenado a un año. En ese momento me quedé como medio cabreado pero de repente me di cuenta de lo que se había rebajado la pena y de que no iba a la cárcel y fui asimilando la alegría. Fue muy divertido porque de repente tenía tenía 200 mensajes en el móvil, comencé a llamar a mi familia, todos llorando y riendo a la vez. Una locura. 

JORGE MERINO: A mi también me pilló trabajando. Fue una sorpresa absoluta porque justo el día anterior a las nueve de la noche, que había salido a hacer deporte, me encontré con mi abogada y no hablamos del tema para nada porque no pensábamos en absoluto que iba a ser ahora. Ni lo comentamos porque no había ninguna perspectiva. No había salido en todo este tiempo, menos ahora con esta situación. 

En el trabajo todo muy raro, fue una tarde rara, pero muy contento. Pero luego llego también la rabia al pensar en todos todos los años que hemos pasado para llegar finalmente a esto. Es obvio que es un alegría inmensa pero queda una espina importante porque a Pablo no le han absuelto del todo y es inocente.

¿A quién le das primero la noticia? 

J.M: Ya sabes la respuesta. Llamé a mi madre al momento. Me dijeron que esperase un poco porque acabada de llegar la resolución pero con mi madre no pude esperar. Fue una emoción maravillosa, una conversación indescriptible porque llevamos casi ocho años esperando la noticia. Ayer estaba en una nube, hoy me lo empiezo a creer. Mi madre dio un chillido enorme cuando se lo dije porque además tampoco se lo esperaba, fue una alegría desmesurada. 

La mejor perspectiva en todo este tiempo para mi era que rebajaran algo a Pablo, evitar que entrara en la cárcel, pero esto no lo imaginamos nunca, ni en las mejores perspectivas. Nos han dado la razón. Le han condenado por defenderse con la pancarta del ataque de Beneite (el entonces jefe del dispositivo, Fernando Fernández Beneite). El mensaje que trataron de difundir desde el principio se ha desmontado. Y genera rabia que esto no llegase en la sentencia del juicio porque han sido dos años más totalmente gratuitos. Han sido dos años más terroríficos. Pablo condenado… Imagina cómo lo ha pasado con un pie y medio dentro. Un sufrimiento totalmente innecesario y eso no se olvida. 

P.A: Yo llamé inmediatamente a mi pareja la primera y luego a mi madre, mi hermana y mi cuñado que, además, era su cumpleaños. Tenía que compartirlo con las personas que han estado ahí pasando todo. Y fue increíble... Con todo lo que hemos pasado... Gritando y llorando... Casi no he podido hablar después con todos ellos, ni siquiera leer los cien folios de la respuesta porque tengo que trabajar, atender mensajes y llamadas y, sobre todo, ir asimilándolo todo. Pero lo cierto es que me quitan el delito de lesiones y el de atentado con medio peligroso pero me dejan atentado a la autoridad por la pancarta y eso no es así. Beneite vino a mi con todo y lo único que hice con la pancarta es taparme la cabeza.

¿Hablasteis entre vosotros al recibir la noticia?

P.A: Claro que hablamos pero es importante señalar que esto no es cosa de dos. Los dos solos no hubiéramos podido con todo esto; ha sido cosa de un colectivo que durante ocho años ha dado respuesta a todas nuestras necesidades, es una lucha colectiva y sin ella no estaríamos nosotros ahora aquí. Nosotros somos dos simples trabajadores y esto le podía haber pasado a cualquier persona.  Lo importante es que si eso le pasa alguien, se vea igual de acompañado que nosotros, que esto no vuelva a suceder y si sucede, que haya un colectivo detrás, organizarse, aceptar la ayuda y tener mucha suerte. Nosotros podemos ser muy fuertes muy majos, muy guapos y muy de aquí pero cuando esto le pase a personas con menos privilegios, tienen que sentir también todo ese apoyo que tenemos nosotros. 

J.M: Pudimos hablar un poco porque los dos estábamos trabajando y entre mil conversaciones. Los dos trabajamos además de cara al público. Yo a todo llorar y llegaba uno a por tornillos. El gerente y los compañeros muy felices. Estoy profundamente agradecido porque además entré a trabajar cuando me acababan de echar del otro trabajo precisamente por este tema y en un momento en el que me pedían 9 años. Que me acogieran y me apoyaran todos estos años, ha sido la leche. No tengo palabras porque han sido años muy intensos y no puedo agradecer los apoyos. Estos dos años han sido más tranquilos, más parados, esperando a ver qué pasaba. 

Llega la resolución en un momento muy complicado en el que no puedes abrazar a toda la gente que te gustaría… 

J.M: Menudo follón nos ha pillado. Pero hay que ser responsables y guardar el confinamiento con todas. Yo trabajo en Santo Domingo y he vivido el virus muy de cerca. Se aplaza la celebración sin ningún problema porque la salud es lo primero, el saludo libertario de toda la vida. Tendremos tiempo de celebrarlo. No siempre vamos a convocar a la gente para protestar, también habrá que celebrar. Primero con la familia y los amigos pero también con toda la gente que nos ha apoyado. 

P.A: Llega en un momento muy complicado en el que no puedes abrazar a toda la gente que te gustaría; a mi madre ni la he podido abrazar. Estoy saliendo solo para trabajar y ni me puedo hacer una foto para el periódico o ver a mi familia pero poco a poco, con un poco de paciencia. Ahora no podemos festejar, desde luego ayer hubiera corrido una buena farra. Pero vendrán mejores tiempos para celebrarlo. La verdad es que tenemos mala suerte porque siempre que ha habido algo gordo que celebrar o reivindicar, los elementos han hecho que no sea posible.

Aun así, a pesar de la absolución en un caso y la gran rebaja de la condena en otro, han sido casi ocho años con todo ese peso a las espaldas. Esa condena sí la habéis cumplido completa.

J.M: La factura a pagar hasta llegar aquí es muy grande. En la vida personal me ha afectado muchísimo: me echaron del trabajo, he tenido dos parejas, ha afectado a las relaciones personales, las amistades… Es un horror pero la verdad es que no lo quiero recordar... No se olvida pero no es el momento de recordarlo. Lo mal que lo ha pasado la familia, la gente cercana... Nos ha minado, no ha cambiado la vida, somos otras personas. Nos ha afectado tanto que hemos intentado convivir con ello pero no se puede negar afecta a todos los aspectos de la vida. 

Hoy empieza una nueva vida en libertad. Y poco a poco, teniendo claro que la lucha sigue. Yo retomaré lo que pueda mi actividad en el sindicato porque esto no puede parar. Tengo mucho que agradecer al sindicato por la acogida, la lucha, el apoyo; eso lo llevamos siempre en el corazón. Sabemos de donde venimos, de quién somos herederos, y hay compañeros y compañeras que están enterrados. Nosotros por esto no nos rendiremos. 

P.A: Los costes psicológicos y económicos son irreparables. Esto sigue porque entiendo que no se ha hecho justicia ya que la sentencia pone en evidencia a los responsables de aquella acusación. Alberto Bretón dijo dos días después de aquella noche que el tiempo pone a cada uno en su lugar. Me gustaría saber qué piensa ahora y si no le da vergüenza. 

Todo esto no sólo nos ha condenado a nosotros, también a nuestra familia, a nuestra gente. Pero bueno, mejor pensar que hemos estado manteniendo una gran dignidad ante un ataque continuado. Prefiero quedarme con eso: la lucha por encima del sufrimiento. 

Ocupasteis portadas de medios y fuisteis señalados pública e institucionalmente como terroristas. Ahora, más de 7 años después, se demuestra que nada de eso era verdad. ¿Os ha pedido alguien perdón?

J.M: Hubo periodistas de medios que nos criticaron mucho que nos han llegado a pedir perdón en entrevistas que hemos hecho después y ahora estoy muy agradecido de cómo se enfoca todo. Desde que nos empezaron a escuchar, cambió mucho la opinión pública. Es inevitable dar las gracias a Rioja2 porque ha sido un medio veraz, y así debe de ser el periodismo, ni de un lado ni de otro, del lado de la verdad. Por suerte, últimamente casi todos los medios ya han ido cambiando en nuestro caso. Pero no podemos olvidar lo que ha habido: en la hemeroteca estamos de terroristas para arriba.

El perdón de los responsables no llegará nunca. Nos querían meter adentro con todo. Sólo hay que ver el juicio. No he visto a nadie mentir con tanto odio y tanta saña: abogado del estado, fiscal, juicio, policías, Beneite… De verdad que no he visto mentir tanto en mi vida. No sé ni cómo pudimos aguantar que nos dijeran todo eso a la cara. 

Han sido muchos ratos terribles. El juicio además me pilló en mi cumpleaños y ese día salí y me hicieron una fiesta sorpresa todos mis amigos. Es curioso que cuando recuerdo aquel día pienso en aquella fiesta y no en el juicio, me quedo con lo bueno porque si no, no podría vivir. No sé si lo podría aguantar. Me he refugiado en familia y amigos para desconectar de este horror. Siempre me ha encantado rodearme de la mejor gente del mundo y así seguiré haciéndolo. Sin todos esos apoyos, no hubiéramos sido capaces de haber rechazado el acuerdo trampa que nos propusieron antes del juicio librándonos de la cárcel a cambio de admitir lo que realmente no hicimos. Ahora viene la recompensa de toda esa firmeza y dignidad.

P.A: No ha habido disculpas, ni institucional ni personalmente, y tampoco lo espero. Bretón... menuda cara. Fue el máximo responsable. Seguimos buscando ese vídeo de la policía que desapareció, yo estoy condenado a un año de cárcel y a pagar la quinta parte de las costas del proceso pero ese vídeo sigue sin aparecer. Él era el delegado del Gobierno y por tanto era su responsabilidad. Y Beneite... Ahí está cobrando por leer el periódico sin hacer nada. Eso es lo que tenemos como sociedad. Han huído y aquí no pasa nada. 

¿Algo que decir a alguien en este momento tan esperado?

J.M: A toda la gente que nos ha creído desde el primer día. Después nos ha ido creyendo mucha gente más pero a los que han estado ahí desde el primer día, ahí queda. Nos llamaban terroristas y hay personas que desde el primer minuto han creído la verdad, han dado mucho de su vida, pagando muchos peajes en las vidas personales. Es maravilloso tener a esa gente al lado. Y hace además que no pueda evitar pensar en toda la gente que habrá condenada porque no ha tenido el apoyo que hemos tenido nosotros. En todas esas personas condenadas injustamente que han estado solas. 

P.A: A la gente de Stop Represión. Más que lucha social, esto ha sido el trabajo enorme de un grupo de personas, semana tras semana durante más de siete años. Sin descanso. Jorge y yo somos la foto pero es esa gente la que tiene el mérito. A ellos les debemos haber llegado hasta aquí. 

|||

A favor 42 En contra 42

Barranco Perdido6 Ingeniería Agronómica UR cuadrado
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí