Jueves 11 de Agosto de 2022Actualizado 10:58

El 10 de mayo de 2020

Tiempo de lectura: 02:00
|||

Muy pocas terrazas abrirán este lunes en Logroño

El presidente de Hostelería Riojana remarca la importancia de cumplir con las condiciones sanitarias y apunta que quienes abren lo hacen "para intentar salvar la empresa".

terrazas

Rioja2

Las terrazas pueden abrir desde este lunes con el 50 por ciento de su ocupación y siempre y cuando se cumpla con las codiciones indicadas por sanidad. Sin embargo, muy pocos hosteleros retomarán la actividad este lunes y "algunos lo harán equivocados", señala Francisco Martínez-Bergés, presidente de Hostelería Riojana, refiriéndose a que muchos compañeros todavía no conocen las restricciones.

Este hostelero calcula que solo "unas dos docenas de bares de Logroño" cumplen con las características necesarias para poder abrir, en especial con los 4 metros y medio de aceras necesarios, "solo algunos barrios nuevos tienen estas aceras, en el centro imposible". Aunque no todos estos retomarán mañana la actividad

Sí que se podrá tomar un café en la terraza del Café Moderno en la Plaza Martínez-Zaporta o en el Noche y Día del centro de la Gran Vía -a partir del martes-, así como en algunos locales de la calle Portales.

"Lo primero que hay que cumplir es una normativa sanitaria. La gente tiene que saber que hay que adoptar las medidas sanitarias, hay que cumplir", insiste Bergés. Quienes abrirán a partir de esta fase, lo hacen para "dar pasos hacia delante e intentar salvar la empresa", porque asegura: "es inviable, los números no salen".

¿Y la barra por qué no?

El presidente de Hostelería Riojana espera que se vayan dando pasos provisionales de semipeatonalización y retirada de plazas de aparcamiento como los ya comenzados en Gonzalo de Berceo o República Argentina: "esperamos ir abriendo y que cada vez sea más flexible la normativa para que puedan abrir los máximos comercios posibles".

Reclama también que se flexibilicen los ERTE y que se aprueben "sí o sí"."Tener a todos los empleados es inasumible, no habremos cogido el ritmo con el que cerramos para el 30 de junio", asegura Francisco Martínez-Bergés.

Este hostelero ve además dudas en algunos de los avances que permitirán las nuevas fases. "Pedimos que desaparezca la palabra aforo y que se hable de distancia de seguridad. Mi bar puede tener un aforo de 50 personas pero si están todas juntas en una esquina...", señala.

"Las zonas de bares con la San Juan o la Laurel tienen que esperar hasta el final", dice para denunciar el criterio que no permite el uso de la barra: "en la fase 2 se permitirá el servicio en meses y ¿por qué no en la barra con distancia entre personas? Además la barra ya es una barrera y obliga a mantener una distancia con el camarero".

Mientras, todas estas dudas buscan respuesta, la hostelería busca avanzar con seguridad y levantar las persianas de uno de los sectores más afectados por la pandemia

|||

A favor 3 En contra 3

Balo el cielo de Logroño
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí