Viernes 22 de Octubre de 2021Actualizado 18:00

El 15 de junio de 2020

Tiempo de lectura: 07:48
|||

CSIF pide más diálogo y CCOO propone jornadas de 30 horas

Javier Jimeno y Jesús Vicente Hernández han intervenido en la Comisión de estudio para la recuperación económica y social en el Parlamento de La Rioja

José Luis Rubio, Sostenibilidad y transición ecológica, parlamento

Rioja2/EP

El presidente del sindicato CSIF, Jesús Vicente Hernández, ha reclamado "mayor participación" social, sobre todo "de los más preparados y no solo de los más afines", así como "igual trato económico y fiscal que las comunidades limítrofes para poder competir con las mismas condiciones y tener las mismas oportunidades".

Ha sido en la Comisión de Estudio para la recuperación económica y social tras la crisis del coronavirus del Parlamento de La Rioja, en la que Hernández ha comparecido propuesto por el Grupo Parlamentario Popular.

En su intervención, ha lamentado la ausencia completa de participación y consenso en los diferentes foros de recuperación de La Rioja, ya que "se han tenido en cuenta a los de siempre" y se ha condenado al "ostracismo" al resto de representantes, en esta caso de los trabajadores.

Ante ello, ha exigido modificar la Ley Orgánica de Libertad Sindical para que sea suficiente el 5 por ciento de representatividad para tener la condición de sindicato "más representativo". Ha insistido en que es necesario una "mayor participación social" sobre todo "de los más preparados y cualificados, y no solo de los más afines ideológicamente hablando".

En su intervención, Hernández ha criticado la "falta de diálogo" del Gobierno riojano y la "nula" respuesta hacia su sindicato, en el que únicamente "un director general, y no el de Función Pública" les había atendido.

El presidente de CSIF ha exigido que el "mismo trato" económico y fiscal que las comunidades autónomas limítrofes a La Rioja, sobre todo País Vasco y Navarra, para que "nuestros trabajadores no tengan que emigrar buscando mejores condiciones económicas y laborales".

Hernández ha reclamado al Ejecutivo regional que "se preocupe por La Rioja y que rindan cuentas a los riojanos, olvidándose de quien este en Madrid". Un Plan de Infraestructuras que "permita paliar el aislamiento geográfico al que está sometida La Rioja", incentivos económicos para zonas despobladas o inversión en investigación, han sido algunos aspectos destacados.

Además, ha abogado por "impulsar la marca Rioja, como sinónimo de excelencia en toda su extensión" que "posicione en los mercados nuestros productos en los que somos punteros, como vino, industria agroalimentaria o calzado". También ha apostado por "poner en valor lo que somos y tenemos, ya que somos Camino de Santiago y cuna del castellano", con un "excelente patrimonio histórico y artístico" y naturaleza para "atraer turistas".

Hernández también ha indicado que "potenciar unos servicios públicos, porque van a ser la punta de lanza que van a atraer inversiones a La Rioja", así como "agilizar los procesos administrativos para la implantación de empresas", sin olvidar "una sanidad puntera, una educación adaptada a los procesos modernos o una justicia ágil".

"Tenemos que tener unos empleados públicos que tengan las mismas condiciones laborales y económicas que las comunidades limítrofes", ha concluido el presidente del CSIF.

Grupos parlamentarios

Por su parte, la portavoz del Grupo Parlamentario Mixto, Henar Moreno, ha coincidido en el "déficit histórico" que tiene La Rioja en materia de infraestructuras que "tiene peso para el desarrollo industrial y para el turismo de la región".

Ha destacado que "más allá de la ideología" en la política "tenemos la obligación de llegar a consenso", al tiempo que ha destacado la "defensa de la público" que ha hecho Hernández, si bien ha criticado algunas afirmaciones sobre la territorialidad o la reforma fiscal.

El diputado del Grupo Parlamentario de Ciudadanos, Alberto Reyes, que ha preguntado por la relación del sindicato con el Gobierno, así como ha reconocido que "estamos en clara desventaja respecto a nuestras comunidades limítrofes, especialmente Navarra y País Vasco", por lo que quería conocer las peticiones "urgentes".

El parlamentario de la formación 'naranja' ha afirmado que "no se quieren poner demasiadas soluciones" a la "gran carencia" en materia de infraestructuras, a pesar de haber "presentado alternativas". Ha abogado por "reforzar los pilares" que tiene en materia económica la región, así como ha querido conocer si se habían puesto en marcha actuaciones necesarias para haber evitado los contagios de los sanitarios.

Por el Grupo Parlamentario Popular han intervenido sus diputados, Alfonso Domínguez y Alberto Bretón. Han lamentado que tanto esta Comisión como la Mesa de Reactivación "no representan a la totalidad de la sociedad". En este punto, han indicado que el PP trabaja para modificar la representación sindical.

Han alertado de las "desigualdades" que puede provocar las "cesiones" que está haciendo el Gobierno central a otras autonomías, como con la gestión del Ingreso Mínimo Vital. Por otra parte, ha anunciado que su formación ha realizado una petición para otorgar una paga extraordinaria para los empleados públicos que han estado trabajando para hacer frente al coronavirus. Además, han señalado un posible "colapso" en la justicia, y criticado la falta de material de protección al que se han tenido que enfrentar profesionales del sector sanitario y sociosanitario.

Por el Grupo Parlamentario Socialista, ha tomado la palabra su portavoz adjunta, Sara Orradre, que ha criticado que no hubiera realizado "propuestas" sino que se hubiera limitado a realizar "reivindicaciones históricas".

También le ha pedido conocer cuáles son las peticiones del sindicato para "aquellos trabajadores que no son empleados públicos", al tiempo que ha defendido la gestión en la crisis del coronavirus, así como el trabajo desarrollado por los profesionales.

Plan de choque: reducción jornada laboral y reparto de trabajo

El miembro, por Comisiones Obreras, del Comité Europeo de la empresa ZF, con sedes en Alfaro, Javier Jimeno ha planteado hoy la reducción de la jornada laboral a treinta horas para afrontar el desempleo como plan de choque que también incluya un reparto del trabajo.

Jimeno ha participado hoy, en el Parlamento de La Rioja, en la Comisión de Estudio para la Recuperación Económica y Social de La Rioja tras la crisis por la COVID-19 a propuesta del Grupo Parlamentario Mixto.

El también integrante de Izquierda Unida se ha preguntado si "vamos a reconstruir para volver a lo que había antes de la pandemia o vamos a reconstruir para algo nuevo". Ha planteado que "hacen falta medidas para que el sector sanitario salga de la precarización y pasemos pagina de los recortes".

A continuación, ha apuntado que antes de la crisis sanitaria ya estábamos asistiendo a la cuarta revolución industrial, relacionada con la inteligencia artificial y las fábricas inteligentes. Ha añadido que "hay bastante consenso" en que "no es igual que las anteriores" y las consecuencias no serán las mismas.

Así, ha explicado que un coche eléctrico tiene un 50% de piezas menos. La medicina también está sufriendo este cambio, mediante la introducción de robots que pueden impedir, por ejemplo, que los sanitarios se infecten, lo cual "no elimina" al profesional "pero es una verdadera revolución".

Así, esta pandemia, ha dicho, va a acelerar el proceso de implantación de la cuarta revolución industrial. "Hay una revolución, hay que cambiar la mentalidad y también en los paradigmas económicos", ha dicho.

En este sentido, se ha referido a la Empresa Eólica Navarra, preguntándose cómo pudo desaparecer como empresa pública tras ser hasta premio del sector público. "Prefiero, más que recaudar impuestos, potenciar las empresas públicas", ha afirmado.

Ha considerado que "esta pandemia se ha llevado por delante el capitalismo neoliberar que impulsaron Reagan y Tatcher". Pero, ha añadido, "que fracase no quiere decir que desaparezca".

En la reconstrucción del sistema, ha dicho, "vamos a tener un problema de paro por la pandemia que se añade al tecnólogico" y, para proponer una salida, ha relatado la experiencia de la fábrica Kelloggs, en 1929, y ante el crack económico, decidió ampliar el número de turnos y reducir la jornada laboral a treinta horas.

Al cabo de cuatro años logró reducir costes unitarios estructurales un 25 %, aumentar el número de empleados y reducir los accidentes laborales; ante lo cual, ha subrayado, se llevó esta experiencia al Senado y se aprobó una enmienda para reducir la semana laboral a treinta horas para combatir el desempleo, aprobándose al final de 34 horas.

Junto a programas que reactiven la economía mediante la creación de empleo y el reparto del trabajo ha visto necesaria una política contra el fraude fiscal y una reforma fiscal potente.

En resumen, ha propuesto un modelo económico basado en un sector público no subsidiario, porque "obviamente tiene que existir un sector privado"; un plan de choque contra el paro con una reduccióJan de la jornada y cambiando de tres turnos a cuatro; y un tercer sector de la economía social. Con respecto al plan de choque ha explicado que "cuando la jornada de ocho horas también se dijo que era locura y cuando se quitó el trabajo infantil igual" y "el sector privado se podrá resistir, pero si aguantas el tirón se adaptan".

La diputada de Izquierda Unida Henar Moreno ha coincidido en que la reducción de jornada y el reparto del empleo son "básicas", y ha añadido "adelantar la edad de jubilación". Ha recordado, además, que aumentar la progresividad fiscal se encuentra dentro del pacto de gobierno.

Desde Ciudadanos, Alberto Reyes ha señalado que en España "no existe" el modelo neoliberal. Ha visto la necesidad de "normalizar" la colaboración entre sector público y privado; y ha abogado por ayudar a las empresas a que se gestionen sin imposiciones.

El 'popular' Alfonso Dominguez ha creído que "es la sociedad la que cambia, no es el Estado el que cambia a las personas". Ha visto "positiva" la reducción de la jornada, pero "a largo plazo" y ha creído que no es el momento de implantarla.

La socialista Sara Orradre ha querido ver cómo afrontar la "reforma de la reforma laboral".

En sus respuestas, Jimeno ha insistido en que "el manejo del dinero tiene que estar al servicio de la sociedad" y "la banca vive de que le sostienen los bancos centrales, y sin su asistencia colapsaría". Volviendo a su reflexión inicial, en cuanto a no volver a lo que había antes, ha apostado por convertir a Bankia en un banco público, así como hacer del sectro eléctrico un sector público para llevar a cabo políticas ecológicas.

|||

A favor 1 En contra 3

Partido RiojanoPremios A Crear 2021CCOO IgualdadPP Sánchez presupuestos
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí