Domingo 23 de Enero de 2022Actualizado 11:43

El 24 de enero de 2021

Tiempo de lectura: 04:49
|||

Un punto más, un punto menos

La UD Logroñés, inoperante en ataque, empata (0-0) ante un Oviedo que tuvo sus opciones para haber ganado.

Once de la UD Logroñés ante el Oviedo

Rioja2

Un punto más. Un punto menos. Un punto más al casillero, un punto menos para tratar de alcanzar la salvación. La UD Logroñés necesita ser resultadista. Poco más, con lo que tiene, puede hacer. El ataque blanquirrojo se mantuvo en la línea de toda la temporada: inoperante e incapaz de generar ocasiones e incluso remates entre los tres palos.

Por lo tanto, si apenas se hace peligro, a lo máximo que se puede aspirar es a mantener la portería a cero e ir engordando, de manera paulatina, el casillero. Por lo menos, frente al Oviedo se consiguió.

No sin esfuerzo porque los asturianos, por momentos, fueron mejores y gozaron de ocasiones (un poste en la primera parte y varias acciones durante la segunda) para haber desequilibrado el choque. En este sentido, el VAR impidió el tanto de Rodrigo al filo del descanso y durante un tramo de la segunda mitad, de no haber mediado la aparición de Errasti para dar equilibrio a los suyos, el cuadro del ‘Cuco’ Ziganda se habría llevado los tres puntos.

Sergio Rodríguez va dejando las pruebas y oportunidades para otras citas porque ante el Oviedo sacó un once reconocido a tenor de las jornadas precedentes. Dani Giménez ha venido para quedarse y pese a ser el último en llegar cuenta con la confianza del preparador blanquirrojo una vez que Santamaría y Miño ya están recuperados.

Con Álex Pérez y Clemente, en el centro de la zaga, además de Iago López y Andoni López (ante la lesión de Iñaki) forman una defensa que debe dar la solidez perdida. Olaetxea, donde cuenta con más presencia, y Andy aportan el equilibrio, mientras que Paulino, por la derecha, y Rubén Martínez, por la izquierda, ofrecen desequilibrio y trabajo, respectivamente.

Roni y Leo Ruiz son amenazas, tendrían que serlo, pero está claro que a este equipo le cuesta mucho que sus hombres adelantados encuentren oportunidades de gol.

De partida, el choque fue trabado, con poca continuidad en las acciones y, como es lógico, pocos acercamientos a las áreas. El cuadro azul empujaba y apostaba por un juego más directo y físico para a partir de ahí, ir creciendo.

La apuesta de los riojanos era, por un lado, ser firmes en la retaguardia (no cometer errores) y, por otra parte, intentar dominar algo más la situación, pero sin arriesgar en exceso. De hecho, sorprendió que varias faltas en campo propio fueran jugadas en largo.

Ambos equipos eran precavidos, por lo que sus ataques eran tímidos y con escasa convicción. Con el paso de los minutos, parecía que la UD Logroñés tenía más la pelota, pero al Oviedo no le importaba porque pasada la media hora hubo algo diferente.

Sangalli se burló de Andoni López en el costado, condujo y centró raso al primer palo para que Rodrigo pusiera la pierna, pero Clemente, llegando ‘in extremis’ impidió un remate limpio de manera que el balón se marchó al poste. Un aviso que tuvo continuidad en la siguiente acción, una transición ofensiva donde Leschuk se quedó en el área, algo escorado a la izquierda, y cruzaba en exceso.

La respuesta blanquirroja vino con un centro pasado de Paulino y un remate acrobático de Leo Ruiz (que previamente vio la amarilla que le impedirá estar en el próximo compromiso) que se fue alto.

Estaba siendo un encuentro poco vistoso, muy trabajado y táctico donde faltaba la improvisación, el regate, la genialidad. Quizá se estaba fraguando. Así fue. Hubo que esperar a la última jugada del primer tiempo, cuando Nieto puso un centro que Javier Mier puso de cabeza para el remache de Rodrigo. Gol que revisó el VAR y que anuló por fuera de juego. Bocanada de aire para una UD Logroñés inocente, para variar, en su faceta creativa.

La segunda parte comenzaba con un envío en largo de Rubén Martínez para que Roni ganara la espalda a Arribas (se lesionó en el lance) y después de hacerlo todo bien no pudiera concretar ante Femenías, que le tapó la portería. Se intuía al bloque riojano más entonado porque ahora era Roni el que asistía al menorquín, pero el zurdo no impactó con el cuero. En este sentido, la UD Logroñés estaba siendo más vertical en sus acciones jugando más al espacio.

Sergio Rodríguez realizaba una doble sustitución, Zelu (intranscendente) y Ander Vitoria por Rubén Martínez y el amonestado Leo Ruiz. El caso es que a renglón seguido el Oviedo, con nada, pudo adelantarse con dos oportunidades consecutivas. Balón largo a Sangalli que se queda ante Dani Giménez, el cual saca la pelota como puede. La jugada continúa y es Leschuk el que remata de tijera por encima del larguero.

El conjunto de Ziganda había dado un paso adelante y recuperaba la iniciativa colgando una sucesión de centros laterales bien despejados por la zaga logroñesa.

Por cuestión física, táctica, de ambición o de intensidad el Oviedo estaba pasando por encima a su rival porque Rodrigo puso en aprietos a Dani Giménez. La UD Logroñés requería más cemento porque había muchas vías que tapar. Por eso aparecía Errasti para evitar que la contienda siguiera estando del lado visitante, que refrescaba su dupla de delanteros para el último cuarto de hora largo.

Al menos se logró mitigar el ataque carbayón y aunque solo Paulino estaba capacitado para hacer algo diferente no tenía fuerzas suficientes para desequilibrar un partido intenso, pero sin continuidad en las acciones, en el que el Oviedo no aprovechó los momentos en los que fue mejor que su oponente y donde la UD Logroñés, otro día más, se mostró inoperante en ataque (Femenías no tuvo que realizar ni una parada) y acabó dando por bueno el punto logrado como demuestra el hecho de que cerrar el encuentro con cinco defensas.

Ficha técnica

UD Logroñés: Dani Giménez; Iago López, Álex Pérez, Clemente, Andoni López; Paulino, Olaetxea (Gorka, min. 88), Andy, Rubén Martínez (Zelu, min. 61); Roni (Errasti, min. 70) y Leo Ruiz (Ander Vitoria, min. 61).

Oviedo: Femenías; Juanjo Nieto, Arribas (Grippo, min. 48), Bolaño, Mossa (Lucas, min. 46); Sangalli, Jimmy, Javi Mier, Nahuel (Tejera, min. 87); Leschuk (Borja Sánchez, min. 73) y Rodrigo (Borja Valle, min. 73).

Goles: No hubo.

Árbitro: Francisco José Hernández Maeso (Comité Extremeño). Amonestó a Leo Ruiz (min. 21), Andoni López (min. 87) y Sergio Rodríguez (min. 92), por la UD Logroñés, y a Nahuel (min. 18), Mossa (min. 30), Arribas (min.48) y Jimmy (min. 86), por el Oviedo.

Foto: UD Logroñés

|||

A favor 1 En contra 0

0 comentarios
Logroño Deporte otoño 21 pequeñoTeatro Bretón 22 eneroAyto Bretón PlateaPP Creemos en un futuro en libertadSDL Campaña socios enero 22Manifestación sindicatos agrarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí