Miércoles 26 de Enero de 2022Actualizado 09:42

El 27 de enero de 2021

Tiempo de lectura: 03:30
|||

Remontada para aprender

El EDF Logroño le da la vuelta al marcador para vencer 2-1 al Rayo Vallecano merced a una gran segunda vuelta.

Partido entre el EDF Logroño y el Rayo Vallecano

Rioja2

Sin Olga García -lesionada de gravedad- y sin Jade -no juega desde la Supercopa-, Javier Moncayo se las ingenió para que sus ausencias no se acusaran y el EDF Logroño lograra su primer triunfo de este 2021 justo en la disputa de la última jornada de la primera vuelta -pese a que había duelos aún pendientes- frente al Rayo Vallecano por 2-1. No sólo eso, además remontó merced a un brillante comienzo de la segunda mitad donde se le dio la vuelta al tanto de Pilar García en apenas 7 minutos con una gran acción colectiva culminada por Elloh y una sensacional jugada individual de Grace para colocar el esférico en la escuadra. Luego supo jugar con el marcador favorable durante muchos minutos, aunque al final tocó sufrir -cierto que sin que Pamela tuviera trabajo- debido al empuje de las madrileñas que fueron mejores durante la primera parte y que se vieron superadas por un EDF Logroño que mostró su mejor cara tras el paso por los vestuarios -en la que debe ser el espejo en el que mirarse para seguir escalando posiciones en la clasificación-.

Con Carol como falso nueve y con Ida y Elloh en los extremos, Javier Moncayo quiso sorprender a un Rayo Vallecano que salió más metido en el partido. Quizá porque Bulatovic brilló más que una medular granate donde se exige mucha movilidad en ataque, pero que no terminó de dominar la situación ante las vallecanas. La montenegrina fue la primera en avisar con un tiro potente y ajustado que sacó con la manopla en una gran estirada Pamela. Buscó la reacción el EDF Logroño con una acción individual de Chini, sombrero incluido, y remate forzado de cabeza de Grace, que retornaba al equipo.

Las pupilas de Carlos Santiso controlaban y no necesitaban muchos toques para generar peligro. Balón largo sobre Ana de Teresa y tiro cruzado que volvía a desbaratar la meta mexicana. Con el susto en el cuerpo, las riojanas se estiraban, eso parecía, cuando Grace probaba desde lejos. Sin embargo, el cuadro madrileño aprovechó una acción a balón parado para adelantarse en el marcador. Falta directa que golpeó, de lujo, Camila al larguero. Entonces se comprobó que a las logroñesas les faltaba una marcha más cuando hasta tres jugadoras visitantes estaban en disposición de cazar el rechace. Pilar García controló y remachó a placer para hacer el 0-1 pese a que Pamela estuvo a punto de salvar lo imposible.

El EDF Logroño tenía que remar contracorriente y aunque le costó empezó poniendo los mimbres para recomponerse. Elloh era la referente para el desequilibrio y después de una jugada hilvanada, con continuidad de pases, la marfileña recortó dentro del área pero mandó a las nubes pese a su buena disposición. Hubo continuidad porque a renglón seguido volvió a hacer estragos por el perfil zurdo para provocar una peligrosa falta que Chini envió a las gradas.

Con mejores sensaciones, las riojanas iban a los vestuarios con la intención de darle la vuelta a la situación. Lo hicieron en apenas 7 minutos. Hubo otra intensidad, otra velocidad, otra ambición. La primera jugada resultó clave para la remontada. Chini filtraba un pase para que Ida se presentara en el área, la marfileña levantaba la cabeza para asistir a Elloh en el segundo palo y forzar el empate. Estimuladas por las tablas, el EDF Logroño continuó con su plan para presionar arriba y ahogar al Rayo Vallecano. Fruto de ello, Ida provocó un error en el control de una jugadora rayista para que Grace inventara. Mejor dicho se sacara de la chistera pura magia. Robo, conducción y latigazo a la misma escuadra con dos oponentes encima. Espectacular.

Las madrileñas estaban groguis. No sabían ni por dónde les daba el aire. El EDF Logroño tenía el duelo bajo control. Con la confianza por la remontada, llegó el control absoluto de las riojanas que seguían con su presión alta y que cuando se hacían con el cuero lo administraban con paciencia para desquiciar a su rival. El único resquicio que le quedaba al Rayo Vallecano era que las logroñesas cometieran un error. Inés, en la elaboración, hizo un pase horizontal y por arriba. Ana de Teresa recuperó el balón y cedió para Bulatovic que no disfrutó del golpeo.  

Después de esta jugada, dio la sensación que le entró el miedo a ganar al bloque logroñés. Inconscientemente -el Rayo empujaba- perdió el dominio territorial y las de Santiso, que realizó tres cambios de una tacada (hasta el minuto 78 no llegó la primera sustitución local, Judith por Elloh)- fueron más directas. Pese a ello, el EDF persistía en la presión para impedir la comodidad a su contrincante y evitar algún susto final. No llegó porque pese al empuje de las vallecanas, Pamela no tuvo que intervenir.

Foto: LaLiga.com

|||

A favor 1 En contra 0

0 comentarios
Logroño Deporte otoño 21 pequeñoSDL Campaña socios enero 22Manifestación sindicatos agrarios
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí