Viernes 9 de Diciembre de 2022Actualizado 19:15

El 6 de febrero de 2021

Tiempo de lectura: 05:06
|||

El Sporting desnuda a la UD Logroñés

El bloque asturiano, con Djuka como protagonista, golea 0-4 en Las Gaunas a una versión inconsistente del cuadro blanquirrojo.

Se guardó un minuto de silencio en la UD Logroñés vs Sporting

Rioja2

Dolor. Mucho dolor. 0-4. La UD Logroñés sufrió un duro correctivo en Las Gaunas ante un Sporting de Gijón que, salvo unos minutos, fue infinitamente superior a un rival con mínimos recursos en ataque, limitado a errores rivales esta vez no aprovechados. Durante los primeros veinte minutos, los de David Gallego pasaron por encima de los blanquirrojos merced a la intensidad visitante (y criterio) y la falta de contundencia defensiva blanquirroja. Pese a ello, Leo Ruiz pudo variar el rumbo con un tiro, a bocajarro, al poste. Djuka, artífice de tres goles, hizo el segundo en la última jugada del primer tiempo. Un mazazo (entre comillas).

Sergio Rodríguez tiró de pizarra para cambiar el dibujo, pero fueron fuegos de artificio porque Mariño no hizo ni una intervención en la segunda parte hasta el minuto 91. Empuje, centros laterales (pocos) sin remate, un puntito más de ambición a ráfagas… pero sin ideas. A la contra, el bloque asturiano hizo daño ante un endeble conjunto riojano que se dejó ir y que necesita un punto de inflexión para encontrar mejores sensaciones que ofrezcan el camino para sumar puntos con relativa continuidad y no tener que estar tan pendiente de lo que sucede por debajo en la tabla, ya que los que están en peligro siguen recortando.

Sergio Rodríguez apostó por su dibujo habitual, aunque introdujo novedades respecto a otras citas. Por ejemplo, Errasti regresaba a la titularidad después de muchas jornadas, mientras que Nano Mesa aparecía en la parte izquierda del ataque. Asimismo, Leo Ruiz recuperaba su lugar en la alineación tras su sanción y estaba acompañado por el incansable Olaetxea. Paulino, el más incisivo este año, partía de la derecha. Con esos mimbres, se medía a un Sporting que copiaba esquema. De partida, la clave pasaba por encontrar a alguien por dentro para ganar la superioridad ante una presión, de ambos conjuntos, ordenado.

Por eso, el brillo escaseó, sobre todo por parte de una UD Logroñés que estaba a merced de un Sporting más incisivo y con las ideas más claras. Gaspar, después de un saque de banda, condujo con peligro para presentarse en la frontal y ajustar al palo… por fuera. Mientras el cuadro riojano intentaba hacerse con la pelota para enfriar el choque, los de David Gallego volvían a ganar el juego interior: Gaspar, Manu García y asistencia de lujo a la espalda de un desubicado Gorka para que Djuka no perdone. Que los logroñeses estaban tocados era algo más que evidente porque Manu García pudo ampliar la renta acto seguido con un tiro lejano que despejó Dani Giménez y en la siguiente jugada Gorka fallaba en el pase y Djuka se gustaba al querer picar, pero el meta blanquirrojo aguantó para mantener a los suyos en la contienda.

El Sporting estaba crecido e iba a hacer sangre. Balón por arriba a la espalda de un desacertado Gorka, Djuka controlaba y cedía para que Cumic marcara. Por suerte, Andoni reaccionaba para evitar el tanto. La UD Logroñés estaba grogui, iba al ralentí y además no ponía la intensidad que sí demostraba su oponente, más activo, más vivo y, por supuesto, ambicioso. Sin embargo, el fútbol es caprichoso. Gragera se equivoca en el despeje y el cuero le cae manso a Leo Ruiz, dentro del área pequeña y con Mariño en un costado. Se cantaba el empate, pero el colombiano le dio fuerte y se encontró con el poste. Imperdonable error.

Al menos la jugada sirvió para que los blanquirrojos empezaran a creer en sus opciones, como se constató con el envío de Andoni y el remate, aunque desviado, de Nano Mesa. Los de Sergio Rodríguez -Olaetxea y Nano Mesa habían cambiado sus posiciones- hacían dudar a su contincante, que ya no mantenía la tensión inicial. Paulino robaba y cedía para que Leo Ruiz retara a Mariño. Salió victorioso el portero visitante. Claro que en este encuentro tan raro -el Sporting muy superior, de repente, la UD Logroñés puede empatar-, Cumic le hacía el lío a Andoni, pero ante la salida de Dani Giménez se quedaba sin campo.

El Sporting quería recuperar el mando. Necesitaba darle pausa. Pareció encontrarla durante unos minutos, pero los logroñeses embestían por ambos perfiles. Primero con un centro desde la izquierda de Andoni y después con un centrochut de Paulino por la derecha. Pero el conjunto gijonés asestó el golpe definitivo en la última jugada del primer tiempo. Robo en la medular, balón al espacio para que Djuka se presentara ante Dani Giménez y, esta vez sin confianza, lo batiera por un costado. 0-2. ¿Duro castigo? Visto los primeros veinte minutos, no. Con el resto del primer acto, excesivo.

Medina y Bobadilla salían tras la reanudación por un desacertado Gorka y un desaparecido Olaetxea. Además, defensa de tres centrales con Medina y Andoni en los carrileros. Que la UD Logroñés se mostró con más mordiente se comprobó con un córner rematado por Andy y con un cabezazo equivocado de Nano Mesa (se dio en su mano) tras un centro de Medina. La variación de sistema afectaba a un Sporting algo descolocado. Sin embargo, una sucesión de faltas laterales propiciaron que los de David Gallego se asentaran e incluso dispusieran de una varias oportunidades para asegurar el triunfo, pero Babin, libre de marca, remató a las manos de Dani Giménez y Gragera colocó el cuerpo arriba con todo a placer.

Errasti, con cartulina, y Andoni, superado, daban paso a Roni y Sierra, que podían dar un nuevo impulso. Paulino se quedaba con toda la banda izquierda para él, pero tanta acumulación de jugadores ofensivos más allá de varios centros laterales apenas llegaba a generar. Es más, con espacios el Sporting apuntilló la derrota local con una buena acción de Saúl García por la izquierda y triplete de Djuka después de revolverse ante varios defensores. Faltaba aún un cuarto de hora que, al menos, sirvió para que Bogusz cogiera algo de ritmo después de su escasa participación en el juego en el último mes y para volver a la defensa de cuatro con Iago López y Medina en los laterales. Dio igual porque el conjunto asturiano siguió a lo suyo cuando Cumic, tras dos recortes a Medina, fusiló a Dani Giménez. La UD Logroñés reclamaba el pitido final para empezar a buscar un punto de inflexión para revertir la dinámica cuanto antes.

Ficha técnica

UD Logroñés: Dani Giménez; Iago López, Gorka (Medina, min. 46), Clemente, Andoni López (Roni, min. 63); Paulino, Errasti (Sierra, min. 63), Andy, Nano Mesa (Bogusz, min. 76); Olaetxea (Bobadilla, min. 46) y Leo Ruiz.

Sporting de Gijón: Mariño; Guille Rosas, Babin, Valiente, Saúl García; Cumic (Pablo Pérez, min. 84), Javi Fuego (Pedro, min. 67), Gragera, Gaspar (Nacho, min. 78); Manu García (Campuzano, min. 67) y Djuka (Carmona, min. 84).

Goles: 0-1, min. 14: Djuka. 0-2, min. 45: Djuka. 0-3, min. 74: Djuka. 0-4, min. 83: Cumic.

Árbitro: Rubén Ávalos Barrera (Comité Catalán). Amonestó a Errasti (min. 55), por la UD Logroñés.

Foto: UD Logroñés

|||

A favor 0 En contra 5

0 comentarios
Planes de Igualdad CCOOCPAER EcomercadoActual 23Plan de Transformación 6xxxCSIF nov-dicAgenda 2030Amigos de la Tierra concurso cortosAyto online OMIC
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí