Martes 19 de Octubre de 2021Actualizado 13:12

El 30 de abril de 2021

Tiempo de lectura: 03:46
|||

Reducción de impuestos para viticultores, ganaderos y fruticultores

El Ministerio de Hacienda ha aprobado una reducción para los profesionales que tributen por módulos

Manzanos

Rioja2

El Ministerio de Hacienda ha aprobado una reducción de los impuestos de 2020, a instancias de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Mundo Rural, Territorio y Población, que beneficiará a los viticultores, ganaderos de ovino, bovino y caprino y fruticultores de La Rioja que tributen por módulos.

Estas reducciones que beneficiarán al sector agrario riojano se aplicarán en la uva de vinificación y la ganadería a nivel nacional por el cierre de canal HORECA, como consecuencia de la pandemia, y en el caso de los frutales son minoraciones aplicadas a municipios afectados por el pedrisco.

El Gobierno de España ha aplicado medidas sin precedentes para adaptar la estimación del rendimiento económico a la realidad derivada de la situación de emergencia sanitaria, además de otras circunstancias excepcionales que han afectado a cultivos y producciones ganaderas.

El Área de Estadística de la Consejería de Agricultura envía anualmente al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación el informe de las causas extraordinarias, principalmente accidentes meteorológicos, que reducen los rendimientos de producción de las actividades agrarias en el territorio riojano.

De esa forma, pueden ser tenidos en cuenta en la propuesta de reducción de los índices de rendimiento neto (módulos) en el régimen de estimación objetiva del IRPF, que finalmente es aprobada por el Ministerio de Hacienda.

El índice de rendimiento neto se aplica a los ingresos que percibe un agricultor o ganadero por un producto durante la campaña y permite el cálculo del impuesto, además de otras variables de carácter fiscal. Este índice determina el tanto por ciento de beneficio que se obtiene de cada uno de los cultivos o productos ganaderos.

El método de estimación objetiva del IRPF de actividades agrarias tiene como objetivo simplificar la gestión del impuesto para los productores que no sobrepasen los 250.000 euros de ingresos.

Este régimen de estimación objetiva aplica unos coeficientes o módulos, para calcular el rendimiento neto a partir de los ingresos.

La reducción se aplica para rendimientos agrarios que han sufrido un descenso de al menos un 30 por ciento, o su equivalente en aumento de costes de producción, por accidentes meteorológicos extraordinarios, además de una reducción de módulos este año por circunstancias excepcionales.

De este modo, los beneficios aplicados a nivel estatal se derivan de los efectos por los problemas de mercado como los aranceles de Estados Unidos o el cierre de la hostelería por impacto de COVID-19; los daños causados por adversidades climáticas, como la falta o exceso de precipitaciones y la tormenta Gloria en enero de 2020, y los problemas en sectores específicos que, gracias a la reducción de módulos, se van a ver beneficiados.

Estos sectores son la uva de vinificación, productores de ganado ovino y caprino de carne, porcino ibérico y vacuno de carne, agricultores y ganaderos de flor cortada, olivar, además de apicultores.

La reducción en relación a la uva de vinificación con DOP se establece para todo España de 0,32 a 0,22. Y en el olivar se reduce de 0,26 a 0,18.

En sectores ganaderos, la reducción en ovino de carne es de 0,13 a 0,09; bovino de carne de 0,13 a 0,09; caprino de carne, de 0,13 a 0,09 y apicultura de 0,26 a 0,13.

Rebajas autonómicas y municipales

Adicionalmente a las reducciones a nivel estatal, se han efectuado rebajas a nivel autonómico, provincial o municipal. Respecto a las reducciones de los índices de rendimiento neto solicitadas desde La Rioja, en lo relativo a las actividades agrícolas, se han obtenido minoraciones en todos los términos municipales de La Rioja para la cereza con 0,19, ya que el exceso de precipitaciones y humedad provocó que el rendimiento obtenido por los cerezos fue de alrededor un 50 por ciento menor respecto a la media de los últimos tres años.

Asimismo, la reducción también se ha aplicado a todos los municipios productores de ciruela con 0,26 –excepto en los que tengan un índice inferior-, ya que el pedrisco registrado supuso en municipios como Rincón de Soto y Ocón la pérdida del 65 por ciento de la producción.

En el caso del espárrago, la reducción ha sido hasta el 0,13 para todos los municipios productores, ya que se dejó de recolectar el 50 por ciento de la producción por la falta de salida comercial, debido al cierre del canal HORECA por el COVID.

Asimismo, debido a los daños causados por el pedrisco, en los términos municipales de Albelda de Iregua, Nalda y Fuenmayor la reducción para la manzana y pera ha sido a 0,26, y en Albelda de Iregua y Nalda, también para el melocotón y nectarina a 0,26.

En Ocón y Rincón de Soto, debido igualmente al pedrisco, albaricoque, cereza y ciruela se han reducido a 0,13. Y en Rincón de Soto, manzana, pera, melocotón y nectarina a 0,19.

Esta medida se suma a la rebaja del 20 por ciento aplicada de forma horizontal por el Gobierno central a todos los agricultores y ganaderos de forma excepcional para ayudar a los sectores especialmente afectados por la actual situación generada por la crisis sanitaria.

Para la declaración de la renta de 2020 se continúa aplicando el coeficiente corrector por uso de electricidad para el riego. Por tanto, los agricultores que utilicen electricidad para el riego podrán beneficiarse de una reducción de un 20 por ciento del rendimiento neto para cultivos regables.

|||

A favor 1 En contra 0

CSIF oct 21Partido RiojanoPremios A Crear 2021CCOO Igualdad
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí