Jueves 27 de Enero de 2022Actualizado 09:38

El 30 de abril de 2021

Tiempo de lectura: 04:04
|||

El acoso escolar se adelanta: "No podemos esperar a los 10 años para educar"

Este 2 de mayo se conmemora el Día Internacional contra el Acoso Escolar.

escuela abierta de verano

Rioja2

"El acoso escolar no está frenando, la situación es cada vez más aguda en edades tempranas y en los pueblos pequeños es más dura si cabe". Esta es una radiografía clara de la situación a la que se enfrenta la infancia y adolescencia riojana que dibuja Beatriz Burgos, la presidenta de la ACAE Rioja, en el Día Internacional contra el Acoso Escolar

Tampoco la pandemia lo ha puesto fácil. Tras muchos meses sin relacionarse con los amigos y sin ir al colegio, la vuelta a las aulas impuso medidas como los grupos burbuja: "si les han separado de un compañero con el que se sentían mal, les ha aliviado, pero el problema ha sido cuando les han separado de los amigos". "Por ejemplo, todo el acoso que sufría un niño el año pasado lo aliviaba en el recreo juntándose con gente de otra clase y este año no le puedo hacer, por lo que se intensifica la soledad, que general mucho dolor", explica.

Aunque no hay intencionalidad de nadie, esto está generando en ocasiones un mayor aislamiento, que se acentúa además cuando las relaciones entre iguales fuera del ámbito educativo se han limitado mucho como consecuencia del coronavirus.

Además, Beatriz Burgos aclara que el acoso escolar no acaba al salir del aula, "está tipificado por ley e incluye la violencia que se da fuera del colegio si es entre gente del mismo centro o con la que haya habido relación escolar". "Porque el acoso escolar no acaba, es exponencial y genera situaciones de mucha aungustia en las que la niña o el niño llegan a no sentirse bien en ningún sitio", indica tajante la presidenta de ACAE Rioja.

"Los padres deben hacer un esfuerzo grande en controlar qué es lo que ven sus hijos"

Las nuevas tecnologías nos permiten está conectados, por lo que la relación entre los compañeros del colegio no termina cuando cruzan la puerta. "Los padres nos comentan que reciben mensajes aterradores en el Whatsapp y que se sienten inseguros de que los hijos miren Instagram porque hay riesgo", cuenta Burgos. Por eso, desde ACAE Rioja abogan por la responsabilidad parental y la prevención desde los centros.

"Más que prohibir el uso del móvil o tablet, los padres deben hacer un esfuerzo grande en controlar qué es lo que ven sus hijos, qué tipo de mensajes mandan, si reciben alguno que no deban". Explica que se debe consensuar con confianza y los menores deben entenderlo como un elemento de protección y no como ir en contra de su intimidad. "Yo creo que esto si se explica bien y se negocia, los niños en general no tienen problema".

"No se nos ocurriría a nadie dejar solo en el parque a un niño de dos años que sabe subir y bajar perfectamente del tobogán porque es una irresponsabilidad. Lo mismo es regalarle un móvil a un niño con 9 años si no le has educado para utilizarlo", ejemplifica sobre la necesidad del control parental.

También los profesores tienen una responsabilidad importante: "muchas veces en los centros escolares con decir que no ven nada y que no existe piensan que no está el conflicto. Me da igual si lo llaman acoso escolar, no se trata de eso, se trata de resolver el conflicto". "No quiere decir que porque un colegio tenga un caso de acoso escolar lo esté haciendo todo mal, ni mucho menos", asegura Beatriz Burgos.

Los conflictos cada vez comienzan antes

La media de los casos de acoso se sitúa en 4º de Primaria y cada vez comienza antes, incluso en Infantil "no tanto el acoso porque tiene que tener una intencionalidad, pero sí los conflictos". En busca de una razón, Beatriz Bugos alude a la ausencia de normas y límites: "hay que ser claros en que las normas rígidas generan agresividad pero la ausencia de normas, también". Aboga por la necesidad de límites fijos pero coherentes desde muy pequeños, "sin esperar a los 10 años porque entonces no vamos a educar, vamos a reeducar y vamos a tener un niño con muchos problemas de aceptación y autoconcepto, lo que va a generar mucha agresividad hacia los demás".

"El acoso escolar en los primeros años de la infancia es muy preocupante porque no saben expresarlo no saben decir lo que les pasa, a veces lo magnifican, otras expresan mucho menos de lo que en realidad es. Tenemos que estar muy pendientes de escucharlos", advierten desde la asociación.

El acoso escolar en el medio rural

La presidenta de ACAE Rioja también apunta al medio rural como un territorio difícil para detectar y prevenir el acoso escolar. "La relación entre iguales es mucho más reducida en número y ahí sí que estamos viendo que muchos niños lo están pasando mal porque no están a gusto en el centro ni cuando salen por ahí porque no tienen ese espacio lúdico de iguales", señala. Además, el acoso escolar llega a las familias y "muchas veces se transmite el mensaje de "no será para tanto" quitándole el apoyo incondicial que necesita".

Mientras niños y niñas siguen siendo víctimas del acoso escolar, ACAE Rioja apuesta por avanzar, especialmente en los colegios, en resolver conflictos en el aula, conseguir que el grupo diga que no a la violencia y obligar a pensar cómo se sentirían ellos si les hiciesen lo que les están haciendo algunos. 

|||

A favor 7 En contra 1

Logroño Deporte otoño 21 pequeñoSDL Campaña socios enero 22
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí