Miércoles 1 de Diciembre de 2021Actualizado 22:13

El 6 de mayo de 2021

Tiempo de lectura: 03:58
|||

"A veces nos preguntamos qué ha pasado después de los aplausos, pero ahí queda nuestro trabajo"

La nueva presidenta del Colegio de Enfermería, Elisa Elías, nos habla de los retos de la nueva junta y del papel del gremio en la pandemia

elisa elías, nueva presidenta del colegio de enfermería de La Rioja

Rioja2

Después de 33 años con la misma junta, un nuevo equipo llega para coger el relevo de Pedro Vidal al frente del Colegio de Enfermería de La Rioja. Arropada por otros seis profesionales, la nueva presidenta, Elisa Elías, asume con "mucha ilusión y mucha motivación" su nuevo cargo como presidenta del colegio y aprovecha el Día de la Enfermería que se celebra este miércoles, 12 de mayo, para reivindicar el papel de su gremio, todavía más si cabe en tiempos de pandemia. 

¿Cuáles son las prioridades de la nueva junta? 

Los pilares sobre los que queremos trabajar son investigación, gestión, formación continuada y la apertura al colegio a todo tipo de colectivos, no sólo a colegiados, que parecía que estaban aletargados y a los que queremos dar más visibilidad, sino también otros colectivos como sindicatos, UR o asociaciones de enfermos. 

Uno de los caballos de batalla del colegio es la prescripción enfermera (acreditación para dispensar medicamentos sin la autorización previa de un médico)

Quedaba pendiente, pero creemos que se va a resolver en breve. Recientemente hemos tenido una reunión con la consejera de Salud, Sara Alba, y va a poner todo de su parte para facilitar ese soporte que hace falta para impulsar la prescripción enfermera. El resto de comunidades nos lleva una ventaja impresionante, aquí estamos parados. 

Nosotros nos hemos ofrecido como formadores del colectivo de enfermería que necesite formación. En otras comunidades, como Asturias, lo que se hace es que el servicio de salud dé acreditación a quien ya tiene la experiencia adecuada y forma a las enfermeras que no están en el servicio o no tienen experiencia. 

También reivindicáis un papel más relevante en los puestos de gestión

Sí, precisamente el mismo día que hablamos con la consejera, nos contó que había nombrado a una enfermera como responsable del Centro de Salud de Arnedo. 

Creemos que tiene que haber más enfermeras en las direcciones y además estamos formadas para ello. Parece que solo desarrollamos nuestra labor en los ámbitos asistenciales, pero la gente cada vez está más formada, tienen másteres y son expertas en gestión y dirección. De hecho, en la junta hay dos personas muy especializadas en estos temas.

La nueva junta apuesta por impulsar la investigación

Sí, el organismo central es el que más está promoviendo proporcionar a colegios pequeños todo aquello que hace falta para poder investigar, como documentación, bibliografía, acceso a más universidades con directores de tesis... Tenemos que ver quién quiere investigar, está muy bien que todos queramos investigar, pero vamos a ver cómo está la situación actual y quien está investigando, porque no lo tenemos muy claro, solo sabemos lo que se está haciendo en el CIBIR: dos proyectos sobre cuidados y sobre la obesidad. Queremos promover guías de práctica clínica, algo muy importante para el desempeño del trabajo, para que todas trabajen igual. 

Ahí entrarían también las plazas específicas para especialistas

Ese tema está complicado, porque todavía está muy verde. Yo envidio a los médicos porque lo tienen más fácil, nosotras tenemos que trabajar en todas partes y saber un poco de todo. Además, hay especialidades reconocidas, pero no hay reconocimiento equiparado, sólo las matronas. Yo soy enfermera pediátrica, pero no me van a contratar por serlo. Ahora por ejemplo han salido sólo dos plazas de enfermería comunitaria, que no van a conseguir esa plaza por ser especialistas en ello. Sería bueno saber si la especialidad va a servir para algo. 

Otra de vuestras reivindicaciones es entrar en el grupo profesional A1

Es un grupo en el que hay economistas, abogados... La Administración lo distribuye en función de la responsabilidad y creemos que tenemos más responsabilidad que algunas profesiones incluidas en esa categoría. 

La pandemia está dejando al descubierto las carencias de la Atención Primaria

La Atención Primaria es la infantería, la puerta de entrada de los pacientes, y en esta situación los profesionales lo han tenido que pasar muy, muy mal, porque no tenían medios. Hace falta mucho personal, pero estas cosas son complicadas. 

Ha sido la pandemia la que nos ha dado la visibilidad que pensábamos haber transmitido con el Nursing Now (una campaña internacional para impulsar una mayor inversión en enfermeras). Estoy segurísima de que los pacientes han conocido mucho más a la enfermería desde que ha ocurrido esto. También es verdad qué a veces nos preguntamos qué ha pasado después de los aplausos. Parece que nos hemos acostumbrado las cifras de fallecidos o de pacientes en la UMI y ya no pasa nada. 

¿Cómo pensáis mantener esa visibilidad e interés por la profesión en la sociedad cuando pase la pandemia?

Va a ser complicado, lo mismo que la gente normaliza, la gente olvida. Vemos en el día a día cómo se enfadan con nosotras, pero ahí va a quedar nuestro trabajo. Hay mucha gente que sabe que la enfermera es muy trabajadora, cuidadora, y lo va a seguir siendo. Como ha habido tanta presión, parece que hemos trabajado a tope, pero el trabajo siempre sale. Somos profesionales y a veces te tienes que quedar aunque ya hayas terminado, no te puedes ir. 

|||

A favor 4 En contra 9

UR Semana de la CienciaConsejo Regulador DOC RiojaFamilias de AcogidaConvivencia escolarPremios DDHH
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí