Sábado 16 de Octubre de 2021Actualizado 16:15

El 24 de mayo de 2021

Tiempo de lectura: 04:53
|||

Ganar a Las Palmas... y esperar

La UD Logroñés pierde 2-1 en Almería, cae a puestos de descenso y se la jugará en la última jornada. 

Once de la UD Logroñés ante el Almería

Rioja2

La UD Logroñés (44 puntos) ya sabe lo que queda para salvar la categoría: ganar al Almería y que el Lugo (44) -contra el Rayo Vallecano, que se juega la fase de ascenso- y Alcorcón (45) -frente al Espanyol, que quiere el liderato- no lo hagan. Sabadell (43), Castellón (41) y Albacete (38) quedarían siempre por detrás de los blanquirrojos siempre y cuando se venza a los insulares. El empate ante los de Pepe Mel aumenta las cábalas e incluso el Sabadell podría salir airoso. Cuentas claras para los últimos 90 minutos de la Liga SmartBank. Todo porque el bloque riojano cedió 2-1 ante un Almería (no ganaba como local desde el 27 de febrero) que se asegura un puesto en el ‘play off’ de ascenso. El caso es que los blanquirrojos -de azul en el campo de los Juegos Mediterráneos- se mostraron hábiles para competir ante un rival con pegada y peligro con espacios.

Sin embargo, pasó factura la nula contundencia en las áreas; los riojanos exhibieron fragilidad en la retaguardia (gol a los 2 minutos con un pase al espacio entre los centrales y tanto de córner donde se anticipa a su par) durante el primer tiempo y la candidez en el remate porque ocasiones se generaron para incluso haber empatado, pero bien la ansiedad bien el exceso de responsabilidad bien la falta de pericia bien la ausencia de calidad el caso es que se desperdiciaron oportunidades y pese a que se terminó jugando en campo rival y poniendo en aprietos a los rojiblancos, escasearon las ocasiones de gol tras el 2-1 marcado por Leo Ruiz en una acción de fe de Rubén Martínez y de generosidad de Roni.

Sergio Rodríguez puso sobre el terreno de juego lo que tenía, a excepción de Nano Mesa, al cual dejó en el banquillo. Andoni López, Sierra, Rubén Martínez y Roni fueran las novedades respecto al último duelo a tenor de las sanciones de Iñaki, Andy y Paulino. El plan parecía pasar por alargar el partido, como prácticamente todas las jornadas, y esperar la oportunidad, si venía. El problema es que todo se desmoronó a los dos minutos cuando Morlanes dibujó una asistencia milimétrica al espacio entre los centrales para que Sadiq, con la puntera, superara a Santamaría.

Los blanquirrojos -de azul en los Juegos Mediterráneos- reaccionaron con relativa confianza, no desajustándose y tratando de acumular buenas sensaciones a través de la pelota. Eso provocó que los rojiblancos retrasaron el ímpetu inicial para colocarse en su campo y mostrarse expectantes ante la pausa que impuso el bloque logroñés con el balón. El Almería estaba cómodo, no sufría, más allá de una internada de Rubén Martínez, que se precipitó en el centro con la derecha, y un tiro de Sierra, que se fue a córner.

Pese a ello, los de Rubi volvieron a asumir el control para su seguridad. La consecuencia fue Sadiq estuvo a punto de ampliar la renta tras un centro de Lazo. Acto seguido, Olaetxea anduvo lento, debía haber tirado a la primera, en una dejada de Roni, anulada por fuera de juego. La UD Logroñés, repuesta, intimidaba, pero no terminaba de culminar. Asustaba, pero no inquietaba. Transmitía buenas sensaciones, pero la consistencia de los riojanos estaba en su área. Nunca mejor dicho porque a renglón seguido Chumi ponía tierra de por medio a la salida de un córner. El central se anticipó a Álex Pérez para dar tranquilidad a los suyos.

Con el 2-0 todo podía indicar que los riojanos iban a bajar los brazos. Todo lo contrario, continuaron empujando y llegando hacia Makaridze, que evitaba dos goles casi seguros a Olaetxea, con una volea desde la frontal, y a Bobadilla, con un remate de cabeza. Evidentemente, el marcador favoreció para que los locales se gustaran ante cierta falta de contundencia defensiva de los visitantes que libraron hasta el descanso. Lazo picaba demasiado, en primera instancia, y en la siguiente oportunidad era Santamaría el que evitaba, con el pie, el tercero. Mientras que Akieme cruzaba en exceso después de una jugada trenzada al primer toque. Por fortuna, el penalti de Andoni López sobre Ramazoni, que le ganó la posición, lo lanzó Sadiq fuera y eso provocaba que los riojanos mantuvieran algo de esperanza para mostrarse más duchos en las áreas y poder optar a algo en tierras almerienses.

Olaetxea, apercibido de sanción, dejaba su lugar a Leo Ruiz tras una reanudación en la que la puesta en escena de los riojanos fue buena, como evidenció el tiro de Petcoff, la amortiguación con la espalda del colombiano y el incomprensible error de Bobadilla que remató de cabeza fuera con Makaridze en el suelo. La UD Logroñés quería, no le importaba dejar espacios atrás, no le quedaba otra. Lazo estuvo a punto de finiquitar la contienda, pero Santamaría supo aguantar para mantener a los suyos a flote.

El Almería manejaba los tiempos, no le importaba ceder el cuero frente a un rival al que le costaba generar de tres cuartos de campo hacia delante, pero que le ponía ganas y ambición -qué pena que esto no se viera durante muchos otros encuentros-. Sergio Rodríguez entendía que era momento de buscar la opción de Siddiki por Pacheco. El marroquí puso entusiasmo, lo cual pareció contagiar al resto del equipo. Uno al que no hace falta que le animen a correr es Rubén Martínez; su fe por ir a la presión provocó el error de Chumi, Roni habilitó a Leo Ruiz y el delantero metía a los blanquirrojos en el partido.

Bogusz (voluntarioso, poco más), Errasti, que reaparecía después de muchas semanas, y Nano Mesa (desapercibido) eran las bazas para poner nervioso a un Almería que ansiaba la conclusión del choque y que lamentaba la pena máxima fallada por Sadiq. La UD Logroñés buscaba las tablas, y el depender de sí mismo en la última jornada. Siddiki lo intentaba por la izquierda, luego Medina con un centro por la derecha... Rubi metía otro central, mientras que Bogusz no encontró rematador en una falta ya en el tiempo de añadido. Quedan 90 minutos por delante para escapar del descenso y cualquiera hubiera firmado hace meses encontrarse en esta tesitura.

Ficha técnica

Almería: Makaridze; Balliu, Maras, Chumi, Akieme; Morlanes, De la Hoz; Ramazoni (Brian Rodríguez, min. 80), Carvalho (Robertone, min. 71), Lazo (Corpas, min. 80); y Sadiq (Cuenca, min. 89).

UD Logroñés: Santamaría; Medina, Álex Pérez, Bobadilla, Andoni López; Rubén Martínez (Nano Mesa, min. 77), Sierra (Errasti, min. 77), Petcoff Pacheco (Siddiki, min. 62); Olaetxea (Leo Ruiz, min. 46) y Roni (Bogusz, min. 67).

Gol: 1-0, min. 2: Sadiq. 2-0, min. 27: Chumi. 2-1, min. 67: Leo Ruiz.

Árbitro: Francisco José Hernández Maeso (Comité Extremeño). Amonestó a Andoni López (min. 44) y Sierra (min. 70), por la UD Logroñés.

Foto: UD Logroñés

|||

A favor 3 En contra 0

CSIF oct 21
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí