Domingo 4 de Diciembre de 2022Actualizado 09:15

El 18 de enero de 2022

Tiempo de lectura: 02:58
|||

Los fisioterapeutas de La Rioja piden más medios para hacer frente al covid persistente

"La llegada del covid persistente hace imprescindible aumentar el número de nuestros profesionales, para lograr que las personas afectadas puedan retomar una vida normal cuanto antes”, advierten.

unidad de rehabilitación Hospital San Pedro

Rioja2

El foco de las noticias está fijado en la evolución de la sexta ola de la pandemia de coronavirus, por el enorme volumen de contagios que se están produciendo y la saturación del Sistema de Salud.

Sin embargo, el impacto de esta sexta ola está dejando en la sombra otro problema muy grave: entre el 10 y el 15% de las personas que contraigan la Covid-19, independientemente del grado de afectación, padecerá afecciones poscovid, denominación actualizada del covid persistente (también llamado covid prolongado, síndrome de covid crónico o long covid), enfermedad que puede llegar a convertirse en crónica.

En este sentido, los fisioterapeutas reclaman una mayor atención a las administraciones públicas para que tomen medidas urgentes. Dado que el crecimiento del covid persistente está relacionado de manera directa con el volumen de contagios, el problema se está agravando mucho.

“Es lógico que las autoridades se hayan volcado en medidas que frenan el avance de la pandemia, como la vacunación masiva, pero hay que abordar este problema sanitario emergente y dar soluciones a quienes lo padecen”, señala Ana San Juan, presidenta del Colegio Oficial de Fisioterapeutas de La Rioja - COFLARIOJA.

“Por nuestra parte, los fisioterapeutas reclamamos una mayor presencia en los equipos multidisciplinares que tratan a este tipo de pacientes, para que podamos ayudar a agilizar su recuperación y abordarla en las mejores condiciones”, continúa la presidenta del COFLARIOJA. Ana san Juan recuerda que “el número de fisioterapeutas ya era muy escaso en hospitales y en centros de salud. La llegada del covid persistente hace imprescindible aumentar el número de nuestros profesionales, para lograr que las personas afectadas puedan retomar una vida normal cuanto antes”.

Los fisioterapeutas también dedican a este asunto su videoconsejo de enero, intentando sensibilizar a la sociedad. Desarrollan esta acción junto a los Colegios Profesionales de Fisioterapeutas de Cataluña, Galicia, Comunidad Valenciana, Cantabria, Madrid y Castilla La Mancha.

Evolución de la enfermedad

La infección aguda por el virus SARS-CoV-2 puede causar diferentes manifestaciones clínicas, principalmente respiratorias, aunque también puede presentarse de forma asintomática.

Tras el contagio, la evolución más común de la enfermedad supone: Que los síntomas finalicen, habitualmente, antes de las cuatro semanas tras el contagio, que aparezcan secuelas derivadas del proceso infeccioso, especialmente si se ha desarrollado de forma grave o que los signos y síntomas se mantengan más allá de las 12 semanas. A esta afección es lo que denominamos covid persistente. Los síntomas pueden ser los mismos de la fase aguda o también se pueden presentar otros distintos.

Casi el 75% de las personas que padecen covid persistente después de los seis meses siguen experimentando malestar general, disnea, dolor muscular, fatiga, síntomas neurológicos, alteraciones digestivas, problemas de memoria, de concentración, insomnio, olfato y gusto, etc., afectando así a su calidad de vida

Cómo ayuda la fisioterapia a los enfermos covid

La intervención fisioterápica, dentro de los equipos multidisciplinares, es de gran ayuda en cuatro aspectos para las personas que sufren diferentes afecciones a consecuencia de la Covid-19:

  •  Con ejercicio terapéutico: un ejercicio planificado, individualizado y supervisado por un profesional de la fisioterapia ayuda a reducir esos síntomas y a restaurar poco a poco la funcionalidad perdida o mermada (fuerza, movilidad, etc.).
  • Con fisioterapia respiratoria: reeducando el patrón ventilatorio, drenando secreciones si las hubiera, flexibilizando la caja torácica y restaurando la función diafragmática.
  • Con terapia manual: utilizando distintas técnicas para abordar dolores musculares y/o articulares.
  • Con educación sanitaria, entre otras herramientas, dando consejos y recomendaciones para el automanejo de la disnea, fatiga y de la enfermedad en general.

En los casos más graves, la colaboración de la fisioterapia reduce notablemente el tiempo que los pacientes tienen que estar en la UCI. Cada enfermo pasa, de media, dos días menos en estas unidades cuando le atiende un fisioterapeuta, lo que descongestiona los hospitales, dejando camas libres para otras personas que puedan necesitar su ingreso.

También supone un importante ahorro económico, ya que el coste diario de un paciente en la UCI asciende aproximadamente a 1.500 euros. Por tanto, la participación de los fisioterapeutas se traduce en un ahorro para el sistema sanitario de 3.000 euros por enfermo en cuidados intensivos.

|||

A favor 1 En contra 1

Planes de Igualdad CCOOCPAER EcomercadoActual 23Plan de Transformación 6xxxCSIF nov-dicAmigos de la Tierra concurso cortosAyto online OMIC
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí