Domingo 22 de Mayo de 2022Actualizado 16:21

Servicios Sociales
El 12 de mayo de 2022

Tiempo de lectura: 05:59
|||

"Estamos reflexionando sobre cómo impulsar la formación dual en la Universidad de La Rioja"

La Universidad de La Rioja cumple 30 años y repasamos con su rector, Juan Carlos Ayala, algunos de los retos de futuro para la institución educativa

Juan Carlos Ayala, rector de la Universidad de La Rioja

Rioja2

La Universidad de La Rioja cumple este sábado, 14 de mayo, tres décadas de vida. Y lo hace "muy consolidada", en palabras del rector, Juan Carlos Ayala, quien esboza algunas de las líneas estratégicas para el futuro de la institución educativa.

- ¿Qué supone para una institución como la Universidad de La Rioja alcanzar los 30 años de vida? ¿Cómo ha evolucionado?

- 30 años son años, aunque la mayor parte de las universidades consolidadas tienen muchísimos más. La verdad es que en estos 30 años, la Universidad de La Rioja ha hecho un papel fundamental como motor de desarrollo económico, social y cultural de la comunidad autónoma de La Rioja.

Fíjate si el panorama será diferente que contamos ya con 30.000 egresados de la propia universidad, egresados oficiales a los que hay que sumar otras muchas personas que han cursado otros estudios como la formación permanente, etc.

También contamos con 700 doctores y hemos colaborado con miles de empresas. En fin, yo creo que la Universidad de La Rioja se ha consolidado y ha conseguido ganarse un hueco en la sociedad riojana y que esta la tenga como referente.

- Muchas veces se acusa a las universidades de ser un poco como burbujas. ¿De qué manera trabaja la UR para evitar eso y estar pegada a la realidad riojana?

- Esto ha sido una preocupación mía y de todo mi equipo desde el momento en que tomamos posesión del cargo: demostrar a la sociedad qué es la Universidad de La Rioja y qué hace la Universidad de La Rioja. Ya se hacía y se hace muy buena investigación, en algunos casos somos punteros, y también hacemos muy buena docencia. Pero creo que todavía hay que dar más pasos en el sentido de que la sociedad lo conozca, para que se acerque a la Universidad de La Rioja...

Es bastante complicado querer algo que no conoces y en ese sentido estamos trabajando para llegar cada vez más a la sociedad, que sepa qué herramientas tenemos, que tenemos cierto equipamiento que puede ser de disposición de las empresas e incluso de los ciudadanos en general, qué investigaciones estamos llevando a cabo, por ejemplo, en vacunas, qué hacemos por el campo... En definitiva, llegar más a la sociedad comunicando qué es lo que hacemos y para qué lo hacemos.

- En el ámbito académico, ¿qué retos se presentan o por dónde van las líneas estratégicas a la hora de diseñar la oferta académica?

- Yo soy un firme defensor de la formación dual. Estamos reflexionando con los decanos y decanas de las facultades para ver de qué manera podríamos impulsar la formación dual en nuestra Universidad. También estamos haciendo un proceso de reflexión interesante para ver los grados que realmente demanda el mercado, y creo que lo realmente importante es anticiparse a lo que nos van a pedir. 

En ese sentido, ¿cuáles son los retos? Pues ahí está la inteligencia artificial y todo lo que puede ser la digitalización, por ejemplo. Cada grado tiene que encontrar ese espacio que está en el mercado y debemos aprovechar. Ello, teniendo en cuenta que la Universidad tampoco tiene la agilidad que puede tener una empresa privada. Tenemos ciertos controles que garantizan la calidad de nuestra enseñanza y esto no se puede hacer de la noche a la mañana, pero si somos capaces de anticiparnos, será positivo.

- ¿Considera la UR el español como un pilar que hay que reforzar en estos próximos años?

- El español fue uno de los pilares sobre los que nació la Universidad de La Rioja y creemos que podemos hacer mucho más para reforzar la enseñanza del español. Además de lo que se puede hacer en grado y posgrados, la Casa de las Lenguas tiene un papel importante que jugar, sobre todo en la enseñanza de español a extranjeros.

- ¿Cómo se mantiene el contacto con esos 30.000 egresados de los que hablaba? ¿Hay redes existentes o al abandonar las aulas se pierde ese contacto?

- Hay una asociación de antiguos alumnos, Áurea, que estamos intentando revitalizar como consecuencia de este 30 aniversario. Queremos hacer una gran fiesta con los antiguos alumnos para ello, que se encuentren se sientan miembros de la UR, que han construido la universidad y la sociedad en la que nos movemos. Se ha demostrado que estar en contacto con las personas que han pasado por la Universidad es positivo y lo estamos intentando hacer, para que ese poso y ese orgullo que te queda de haber estudiado en la Universidad lo sigas manteniendo, que la chispa no se agote.

- En cuanto a la relación con la Administración, ¿en qué punto se encuentra? ¿Qué demandas existen en el ámbito de la financiación o las infraestructuras?

- La sintonía con la administración es buena. En estos momentos estamos negociando un convenio de financiación plurianual. Es fácil hablar con ellos, mostrarles cuáles son nuestras demandas y la Universidad es un bien público, por lo que lo sustentamos los riojanos y las riojanas con nuestros impuestos.

Normalmente, en la medida de lo posible, se atiende a nuestras demandas, que son muchas: Tenemos edificios que mantener, tenemos grados y posgrados que mantener para que la Universidad siga funcionando con el mismo nivel de calidad. 

- ¿Y hay alguna demanda prioritaria en estos momentos?

- Por ejemplo, tenemos que transicionar a una Universidad mucho más sostenible desde el punto de vista energético y en eso estamos trabajando.

- ¿Cómo ha afectado esta pandemia al funcionamiento de la Universidad de La Rioja?

- Lo que hizo fue trastocar el día a día. En los primeros meses fue muy complicado y el equipo rectoral anterior tuvo que hacer frente a decisiones complicadas y rápidas, sin saber exactamente cuál iba a ser el alcance. Pero creo que la Universidad respondió muy bien, los profesores supieron adaptarse, la administración y los estudiantes también.

Me quiero quedar con la parte positiva que nos ha hecho ver la pandemia: que tenemos una capacidad de adptación grande a pesar de que se piensa que la administración somos mastodontes que no somos capaces de adaptarnos. En un mes pasamos de dar las clases presenciales a hacerlo online. Gracias a la pandemia también ha llegado el teletrabajo a la Universidad, y lo hecho para quedarse.

- ¿Quizá los programas de colaboración o de intercambio han sido los que se han visto más resentidos? ¿En qué punto están?

- Los programas de intercambio sufrieron un parón total por parte de las universidades. Todos los convenios se paralizaron y no solo el intercambio de alumnos, sino también de profesores. Afortunadamente, yo diría que está restablecido en un 100%. Y ahora, probablemente, con más fuerza, porque desde Europa se están impulsando más programas un poco también para recuperar ese tiempo perdido.

- En la cooperación con otras universidades dentro del Campus Iberus, ¿cuáles son los próximos hitos previstos?

- La colaboración en el Campus Iberus es muy positiva y creo que fue un gran acierto haber formado este consorcio. Trabajas muy de cerca con universidades amigas y las sinergias que se consiguen son muy positivas. Entre las cuatro hemos conseguido proyectos de investigación que no habríamos logrado de forma individual, hemos impulsado programas de doctorado que de forma individual habría sido imposible, máster como el de Economía Circular... 

Se puede conseguir tener especialistas de varias regiones y seguimos impulsando la formación de doctores y de nuevos investigadores.

- Si mira hacia el futuro, a otros 30 años vista, ¿cree que la UR encara ese tiempo con posibilidades?

- Estoy convencido de que dentro de 30 años la Universidad de La Rioja no solo seguirá estando aquí sino que estará mucho más fortalecida, se habrá prestigiado más, contará con un hueco mucho más grande entre las universidades españolas. Y no es solo un deseo, me remito a los datos que tenemos: cómo se han incrementado las investigaciones, las publicaciones, el nivel de ocupación del 100% entre los egresados (somos la primera universidad pública española con ese nivel)... Y esta difusión para intentar llegar a la sociedad riojana sobre qué hacemos y cómo lo hacemos creo que va a ser positiva y va a permitir a la Universidad estar dentro de 30 años con un músculo más grande si cabe que el que tiene ahora.

 

 

 

 

 

|||

A favor 0 En contra 7

Concurso Pinchos La Rioja Capital 22Teatro Bretón Los Santos InocentesPartido RiojanoCampaña admisión master UR
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí