Sábado 28 de Enero de 2023Actualizado 19:57

El 5 de enero de 2010

Tiempo de lectura: 01:41
|||

La Embajada estadounidense vuelve a abrir sus puertas en Yemen

Después de haber sido cerrada el pasado domingo por motivos de seguridad, la Embajada de Estados Unidos es reabierta en uno de los países donde Al Qaeda podría tener mayor presencia.

Barack Obama

Redacción

Una relativa seguridad parece volver a Yemen. Después de que las embajadas de Estados Unidos, Reino Unido y Francia cerraran sus puertas al público por las amenazas lanzadas por la red terrorista Al Qaeda, los diplomáticos occidentales parecen estar algo más tranquilos pues los dos terroristas que amenazaron sus delegaciones han sido abatidos por las fuerzas de seguridad yemeníes.


Tras este golpe a Al Qaeda, Estados Unidos ha decidido volver a abrir su Embajada en Saná, la capital del país, según ha confirmado una fuente de la delegación diplomática estadounidense en esta ciudad. “Estamos abiertos de nuevo”, ha afirmado este portavoz.


Por su parte, las embajadas británica y francesa reanudaron sus actividades aunque, durante la mañana del martes, trabajaban a puerta cerrada, según indicaron fuentes de ambas delegaciones. Otros países, como Italia o Países Bajos, también anunciaron medidas de excepción estos días ante el temor de posibles ataques.


Sin embargo, el gobierno estadounidense no baja la guardia, ya que la amenaza terrorista se ha convertido en su principal preocupación tras el atentado fallido de Detroit. De esta manera, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se reunirá este martes con los principales responsables de los servicios de inteligencia del país y posteriormente ofrecerá una rueda de prensa para detallar las medidas adoptadas para aumentar la seguridad y prevenir nuevos intentos de atentado en los vuelos con destino a EEUU, según ha informado un alto cargo de la Administración estadounidense.


Entre las nuevas medidas en materia de seguridad que Obama quiere adoptar está la de mejorar el sistema de detección de presuntos terroristas y la forma en que estos son incluidos en las listas que poseen los servicios de inteligencia.


Por su parte, el jefe de la inteligencia militar de Estados Unidos, el teniente general Michael Flynn, ha criticado con dureza a los servicios secretos estadounidenses, a los que llamó “ignorantes” por desconocer la realidad existente en Afganistán y estar llevando a cabo una estrategia inapropiada en el país asiático.


Según Flynn, los trabajadores de la Inteligencia estadounidense “ignoran la economía local y a los terratenientes de la zona”, desconocen “a los caciques y la forma en la que éstos pueden influir” en la población afgana, y además dice que los agentes secretos no están “vinculados a la gente” como para “encontrar las respuestas necesarias”.

|||

A favor 1 En contra 0

0 comentarios
Producto riojanoVoces de la LenguaCSIF educación 2PP Por un buen gobiernoSanidad PúblicaPSOE Medio Ambiente