Sábado 29 de Enero de 2022Actualizado 13:28

El 13 de enero de 2010

Tiempo de lectura: 03:22
|||

Salud laboral y diálogo social, retos de la Consejería para 2010

El Plan riojano en colaboración con la Inspección de Trabajo, aboga por la seguridad en el trabajo y por fomentar la comunicación entre dirección y sindicatos ante situaciones de crisis.

Obreros trabajando

Agencias

El Plan riojano de control de las condiciones de trabajo del año 2010 que llevará a cabo el Gobierno de La Rioja junto con la Inspección de Trabajo y Seguridad Social velará por los derechos de los trabajadores y, especialmente, por el derecho a la igualdad en el trabajo, y por la seguridad y salud laboral de los trabajadores, de forma destacada en los sectores de más riesgo, según informó la directora general de Trabajo, Industria y Empleo, Concepción Arruga.

Afirmó que también se incidirá en la protección en materia laboral de los colectivos prioritarios de las políticas de empleo del Gobierno de La Rioja como los jóvenes, mujeres, trabajadores extranjeros o discapacitados.

Este año además, en materia de relaciones laborales se volverá a incidir en el "fomento del diálogo social en las empresas así como en la aplicación de medidas consensuadas entre empresarios y trabajadores en las situaciones de crisis en las mismas".

Una de las prioridades en esta materia se dirigirá activamente a conseguir acuerdos entre empresarios y representantes de los trabajadores, buscando la viabilidad empresarial e industrial y el mantenimiento de los puestos de trabajo, con la finalidad de superar situaciones de crisis coyunturales.

En cuanto al área de prevención de riesgos laborales, está previsto llevar a cabo dos nuevas medidas en materia de seguridad y salud en el trabajo para lograr "un mejor y más eficaz cumplimiento" de la normativa de prevención de riesgos laborales en las empresas, aseguró Arruga.

Por un lado, se difundirá un nuevo procedimiento simplificado para pequeñas empresas para la gestión de la prevención y por otro, se facilitará asistencia técnica a través del IRSAL a los empresarios riojanos con plantilla de hasta 10 trabajadores para que puedan asumir personalmente las funciones de prevención de riesgos en la empresa.

Con ello, y sin merma de la calidad, se busca racionalizar y simplificar la gestión de las empresas en prevención de riesgos laborales, mediante las novedades de que en las empresas de hasta 50 trabajadores que no desarrollen actividades del Anexo I del Reglamento de los Servicios de Prevención, es decir, las que potencialmente son más peligrosas: "explosivos", "minería", "riesgo eléctrico de alta tensión", podrán realizar de manera simplificada el plan de prevención de riesgos laborales, la evaluación de riesgos y la planificación de la actividad preventiva.

Estas mismas empresas que realicen actividades preventivas mediante recursos propios podrán disponer de un proceso simplificado de auditoria de sus sistemas de gestión de la prevención y se ampliará de seis a diez el número de trabajadores de las empresas en las que el empresario puede asumir de manera personal el desarrollo de la actividad preventiva.

BALANCE 2009

Arruga también dio a conocer algunos datos relevantes de su departamento en 2009. Señaló que se logró que 119 contratos temporales pasasen a indefinidos, si bien en cuatro requerimiento hubo que sancionar a las empresas por hacer caso omiso.

Además otras dos empresas fueron sancionadas por vulnerar la igualdad de las mujeres, referido sobretodo con los embarazo. En ambos casos el despido fue nulo y las mujeres fueron readmitidas.

Destacó también que el 93,75 por ciento de los Expedientes de Regulación de Empleo acabaron con acuerdo, presentándose un total de 198, que correspondían a 160 empresas, y que afectaron a más de 3.000 trabajadores (470 por extinciones y 2.623 por suspensión temporal o reducción de jornada).

PLAN DE CONTROL
Por otra parte, Arruga indicó que las actuaciones y objetivos para el año 2010 de la Inspección de Trabajo se han programado en la Comisión Territorial de la Inspección de Trabajo, formada por representantes de las Administraciones del Estado y de La Rioja, con dependencia de la Consejería de Industria, Innovación y Empleo en dos materias: relaciones laborales y seguridad y salud en el trabajo.

El Plan tiene una triple finalidad: disuasoria, ya que invita al cumplimiento responsable de la legislación laboral en las empresas riojanas por los beneficios que comporta; informativa, ya que las actuaciones programadas van acompañadas de medidas informativas dirigidas a revisar situaciones o conductas que pudieran dar lugar a requerimientos o recomendaciones; y, de control, sancionando los incumplimientos en esta materia.

En definitiva, se trata de seguir avanzando en un progresivo "cambio cultural" en el seno de las empresas, de forma que cuestiones como el clima de paz laboral en las relaciones individuales y colectivas, la solución pacífica de conflictos laborales o la prevención de riesgos laborales sean "ejes vertebradores de la competitividad" de las empresas.

Para ello, el Plan contempla actuaciones que se dividen en dos áreas, relaciones laborales y seguridad y salud en el trabajo, que será reforzada por la labor de los técnicos habilitados del Instituto Riojano de Seguridad y Salud Laboral.

|||

A favor En contra

0 comentarios
Logroño Deporte otoño 21 pequeñoSDL Campaña socios enero 22
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí