Viernes 2 de Diciembre de 2022Actualizado 19:08

El 14 de marzo de 2010

Tiempo de lectura: 01:34
|||

Ser madre en Estados Unidos

El índice de mortalidad materno infantil del país es “atroz” según Amnistía Internacional, que ha pedido medidas al presidente Obama.

madre dos niños sec

Redacción

La organización pro derechos humanos Amnistía Internacional ha elevado a la presidencia de los Estados Unidos la reclamación de una Oficina de Salud Materna, que encabece las acciones del gobierno para reducir el notable aumento de la mortalidad materna y las complicaciones derivadas del embarazo en el país.

Según datos facilitados por AI, cada día mueren entre dos y tres mujeres por causas relacionadas con el embarazo, y las complicaciones relacionadas con el parto afectan a un tercio de las mujeres embarazadas, lo que equivale a 1,7 millones de mujeres al año. El riesgo de mortalidad materna estadounidense es superior al de otros 40 países industrializados.

“El extraordinario historial de este país en cuanto a avances médicos convierte en algo aún más escandaloso y vergonzoso el incoherente enfoque de la asistencia materna”, ha manifestado Larry Cox, director ejecutivo de Amnistía Internacional Estados Unidos. “Una buena asistencia materna no debe considerarse un lujo a disposición únicamente de quienes pueden acceder a los mejores hospitales y médicos. Las mujeres no deben morir en el país más rico de la tierra por emergencias y complicaciones prevenibles”.

Cox ha sentenciado que: “Las madres no mueren porque Estados Unidos no pueda proporcionar una buena asistencia, sino porque carece de la voluntad política de asegurarse de que todas las mujeres pueden acceder a una buena asistencia”.
 
El nuevo informe de Amnistía Internacional para Estados Unidos, titulado 'Maternidad: peligro de muerte', revela datos como que las complicaciones graves con riesgo de causar la muerte de la mujer desde han aumentado un 25 por ciento desde 1998 o como que son las mujeres de raza negra, pobres, indígenas o inmigrantes son las más vulnerables y las que más barreras encuentran a la hora de acceder a asistencia sanitaria;

La salud materna es uno de los derechos humanos que amparan a todas  las mujeres en Estados Unidos, independientemente de su raza o sus ingresos. Sin embargo, el gobierno no da una respuesta sistemática y enérgica a este problema crítico. Amnistía Internacional insta al presidente Obama a trabajar junto con la secretaria de Salud y Servicios Humanos, Kathleen Sebelius, para establecer, y conseguir que el Congreso financie, una única oficina responsable de garantizar que todas las mujeres reciben asistencia materna de calidad.
|||

A favor En contra

0 comentarios
Planes de Igualdad CCOOCPAER EcomercadoActual 23Plan de Transformación 6xxxCSIF nov-dicAmigos de la Tierra concurso cortosAyto online OMIC
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí