Miércoles 7 de Diciembre de 2022Actualizado 22:19

El 29 de marzo de 2010

Tiempo de lectura: 03:20
|||

España vuelve a ofrecer su ayuda a Fariñas

El disidente no ha podido aceptar ni rechazar la oferta del gobierno español debido a su delicado estado de salud. En Europa diputados conservadores piden abrir las embajadas a los disidentes en Cuba.

fariñas disidente cuba

Redacción

La preocupación por la situación que vive el disidente cubano, Guillermo Fariñas, tras más de un mes de huelga de hambre y sed, sigue creciendo en la comunidad internacional. Ante el empeoramiento de su estado de salud, el gobierno español le ha vuelto a ofrecer al disidente  el envío de un avión medicalizado para que sea trasladado a España y atendido por los servicios sanitarios españoles.


El disidente, a pesar de que en el pasado ya rechazó esta propuesta porque quiere desarrollar su lucha en Cuba y no convertirse en un exiliado, no ha podido aprobar o rechazar la propuesta en esta ocasión por su debilitado estado de salud, que según la portavoz de la familia, Licet Zamora, no le permite “ni tener los ojos abiertos”.

Desde el pasado 11 de marzo Fariñas está en el hospital Arnaldo Millán de Castro, en la ciudad de Santa Clara, donde ingresó por su grave nivel de deshidratación a consecuencia de su huelga de hambre.


Según Zamora, el consejero político de la embajada española en Cuba, Carlos Pérez-Desoy, se puso en contacto con ella sobre las 18.00 hora local (en torno a medianoche hora peninsular española) para hacerle llegar la propuesta. Pero Zamora sólo le pudo pasar con la madre de Fariñas, Alicia Fernández, ya que su hijo estaba dormido.


“Pérez-Desoy le quería trasladar a Fariñas la propuesta del ministro [en referencia a Miguel Ángel Moratinos, titular español de Asuntos Exteriores], pero no pudo hablar con él porque continúa dormido. Ni siquiera abrió los ojos”, afirmó a Europa Press la portavoz de Fariñas.


Zamora afirma que hay que esperar a que sea el propio periodista y disidente de 48 años el que apruebe o rechace la nueva propuesta de España, algo que recalca aún no ha hecho, aunque no cree que Fariñas vaya a aceptar abandonar voluntariamente Cuba. “Él no quiere ser un exiliado. Él sólo aceptaría esta propuesta si se extendiera a los 26 presos que se encuentran en cárceles cubanas por motivos políticos”, afirmó Zamora.


En cuanto a su estado, Zamora afirma que Fariñas está “agotado” y “muy alicaído”. Ayer los médicos le tuvieron le tuvieron que retirar debido a una infección la vía de alimentación parentelar que le suministraba nutrientes para paliar el grave estado de deshidratación en que se encuentra. Zamora, sin embargo, afirma que pese a la gravedad de su situación la vida de Fariñas no corre peligro por el momento.


La postura de los conservadores europeos

 

Por otro lado, diputados conservadores de España, Portugal, Polonia, Lituania y del Parlamento Europeo han manifestado su apoyo a que las embajadas europeas en La Habana abran sus puertas a los disidentes cubanos, y se han comprometido a trabajar en favor de esta y otras medidas mediante su actividad parlamentaria.


Los diputados que participaron en el seminario 'Europa en Solidaridad con Cuba', organizado por la Fundación Lech Walesa, celebrado entre el 26 y el 27 de marzo en Madrid, (el español Teófilo de Luis (PP), el portugués José Ribeiro (CDS-PP), el polaco Maciej Plazyriski (independiente), el lituano Egidijus Vareikis (Unión Patriótica) y los eurodiputados españoles Antonio López-Isturiz, Antonio López-Isturiz y Pablo Arias (PPE)) constituyeron un Grupo permanente de Trabajo “para apoyar y proteger a la disidencia cubana”.


El diputado Teófilo de Luis (PP) apuntó en declaraciones a los periodistas al término del seminario que la ausencia de diputados del PSOE en el Grupo de Trabajo “no tiene ningún significado político”. Asimismo, dijo que se ha puesto en contacto con las comisiones de Exteriores y Cooperación del Congreso y el Senado españoles, así como con otros parlamentarios europeos, para ampliar el Grupo de Trabajo.


Dentro de ese marco se comprometieron a denunciar en los parlamentos de sus respectivos países cualquier violación de los Derechos Humanos o las libertades por parte del Gobierno cubano; presentar a través de las representaciones diplomáticas de sus respectivos países en Cuba las quejas oportunas por violaciones de los Derechos Humanos o de las libertades y reclamar la liberación de los presos políticos, y reclamar a sus respectivos gobiernos la disponibilidad de sus representantes en Cuba para mantener un contacto permanente con la disidencia con el fin de conocer sus actividades y estar al tanto de las medidas de represión que soportan.


Los diputados adquirieron este último compromiso en respuesta a la propuesta que plantearon en el mismos seminario los disidentes cubanos de poder acceder a Internet desde la embajadas europeas para dar a conocer al mundo, sin restricciones, lo que sucede en la isla.

|||

A favor En contra

0 comentarios
Planes de Igualdad CCOOCPAER EcomercadoActual 23Plan de Transformación 6xxxCSIF nov-dicAgenda 2030Amigos de la Tierra concurso cortosAyto online OMIC
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí