Miércoles 21 de Febrero de 2024Actualizado 09:35

El 21 de abril de 2010

Tiempo de lectura: 02:22
|||

Los Veintisiete ante la crisis volcánica

El caos aéreo desatado en toda Europa por la erupción del volcán islandés hace necesario un esfuerzo “extraordinario” por parte de los países miembros de la Unión Europea, según López Garrido.

López Garrido

Redacción

La inseguridad que ha causado el volcán islandés en el espacio aéreo europeo ha provocado que se encendieran todas las alarmas de crisis en la Unión Europea (UE). La Agencia Europea para la Seguridad de la Navegación Aérea, Eurocontrol, se puso en marcha para enfrentar este inesperado problema y ha conseguido que este martes operarán en Europa la mitad de los vuelos al aplicarse los nuevos procedimientos de seguridad.


El secretario de Estado español para la UE, Diego López Garrido y el comisario europeo de Transportes, Siim Kallas, defendieron este martes en el Parlamento Europeo la gestión de la crisis aérea provocada por la erupción del volcán islandés y confiaron en que las medidas adoptadas por los Veintisiete permitan la reapertura progresiva del espacio aéreo.


López Garrido urgió a los Gobiernos europeos a hacer un esfuerzo “extraordinario” para facilitar la la repatriación de los ciudadanos bloqueados a través de medios de transporte alternativos. “Volver a su casa es el principal derecho de los ciudadanos”, subrayó el secretario español para quien esta crisis “no tiene precedentes”.


“Esta situación desborda claramente a los Estados y por eso la Unión Europea y los órganos, las instituciones de la Unión Europea, se han puesto a trabajar desde el primer momento” , afirmó López Garrido en el Parlamento Europeo.

La UE ha establecido tres zonas de riesgo en función de la concentración de cenizas, con el fin de recuperar poco a poco la normalidad en el tráfico aéreo autorizando los vuelos en las zonas donde la nube de ceniza volcánica es menos densa.


La apertura de las demás franjas, donde la contaminación por ceniza existe pero es más baja, depende directamente de las autoridades nacionales.


El establecimiento de estas tres zonas no equivale a la normalización inmediata de los vuelos,
ya que “las compañías aéreas tienen que reasignar aviones y tripulaciones y priorizar distintas rutas”, explicó el Ministerio español de Fomento, José Blanco, en un comunicado.


Por su parte, Eurocontrol dijo que el martes no se podía volar en el noroeste de Europa, incluido Dinamarca, Estonia, Finlandia, el norte de Francia, norte de Italia, Letonia, Eslovenia, Eslovaquia, Ucrania y Reino Unido. No obstante, precisó que por encima de los 22.000 pies no había problema para volar.


El 55% de los vuelos que estaban previstos para el martes incluían los espacios aéreos de Austria, los Balcanes, Bélgica, Bulgaria, República Checa, Alemania, Hungría, Portugal, partes de Italia, Francia (excepto norte), Grecia, Países Bajos, Noruega, Polonia, España, Rumanía, el norte de Suecia, Suiza y Turquía.


López Garrido anunció además que habrá una nueva reunión de ministros de Transportes próximamente para seguir estudiando el asunto y que, mientras, la Comisión Europea estudiará las consecuencias económicas de la crisis y las posibilidades para ayudar a pasajeros y aerolíneas.


Las cenizas del volcán han provocado ya la cancelación de unos 84.000 vuelos en Europa,
según recordó este martes la Comisión, que se plantea poner en marcha un marco similar al aprobado tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 para facilitar el apoyo estatal a las compañías aéreas afectadas.


|||

A favor En contra

0 comentarios
Riojaforum La Bella Otero OK