Viernes 2 de Diciembre de 2022Actualizado 19:08

El 25 de abril de 2010

Tiempo de lectura: 02:00
|||

Un empresa cántabra suministrará energía en Kenia

Se pretende preparar para este verano infraestructuras para suministrar agua y electricidad en una de las zonas más desérticas del país.

Redacción

La empresa cántabra Sonkyo Energy, con la ayuda de la Fundación Rose de la Caja de Ahorros del Mediterráneo, instalará un sistema híbrido de generación de energía eólica y solar en Turkana, una zona semidesértica al noreste de Kenia. Gracias a esta acción se dará cobertura energética a unas 30 personas, que podrán así tener más fácil el acceso a agua potable y conservar alimentos y medicinas por más tiempo.


El proyecto Turkana prevé tener instalados para este verano dos paneles tipo Windspot 3.5, que producirán 7 Kw de energía eléctrica, y varias placas solares para la obtención de otros 10 Kw adicionales. Esta acción se enmarca en el programa de cooperación de Sonkyo Energy, que contempla el desarrollo de sistemas de generación de electricidad en lugares aislados de la red.


Su realización será posible gracias a la colaboración de la Fundación Rose, que asumirá al 50 por ciento el coste del proyecto, 60.000 euros en total, como establece el convenio de colaboración que ambas partes ya han rubricado, según informó Sonkyo en nota de prensa.


Además, para el éxito del proyecto resulta fundamental la implicación de la Comunidad Misionera de San Pablo Apóstol, que lleva más de 20 años trabajando en la zona con el objetivo de mejorar la calidad de vida de la población local y gestiona talleres mecánicos y de carpintería, almacenes de alimentos, vivero de árboles frutales y semilleros.


Según ha explicado el sacerdote de la Misión, Álex Campón, "uno de los grandes problemas" para mantener en funcionamiento todos los proyectos de cooperación al desarrollo es la falta de energía". "En zonas remotas la única solución son las energías renovables" y, en este caso, "la pequeña eólica es más asequible a la realidad de estas zonas" porque "permite llevar la energía a lugares donde es impensable llevar el suministro".


La energía "permite bombear agua, tener electricidad para el mantenimiento de los talleres y tener frío para conservar alimentos o medicinas", señaló el sacerdote, quien recordó que su Misión tiene una red de guarderías que atiende a 2.360 niños para quienes necesitan "60 toneladas de alimentos cada cuatro meses".


El proyecto Turkana incluye la formación de un equipo de personas, para que sean capaces de encargarse del mantenimiento del sistema. En cualquier caso, Sonkyo Energy se compromete a prestar asesoramiento vía Internet durante toda la vida útil de la instalación y, asimismo, ha conseguido la alianza de una empresa local especializada en energías renovables por si fuera necesaria una asistencia técnica cercana.

|||

A favor 2 En contra 0

0 comentarios
Planes de Igualdad CCOOCPAER EcomercadoActual 23Plan de Transformación 6xxxCSIF nov-dicAmigos de la Tierra concurso cortosAyto online OMIC
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí