Viernes 9 de Diciembre de 2022Actualizado 19:15

El 19 de noviembre de 2010

Tiempo de lectura: 03:16
|||

Los invisibles

La reinserción de las personas con problemas de drogadicción es una de las mayores batallas que tienen que llevar a cabo en la actualidad las sociedades si quieren lograr la plena integración de todos sus individuos.

Redacción

En muchas sociedades desarrolladas, occidentales como España lleva tiempo sucediendo un fenómeno que para algunos podría tratarse de magia: hay personas que consumen ciertas sustancias y, pasado un determinado período de tiempo, pasan a ser invisibles para el resto de la población. No se trata de nada mágico, es el hecho de cómo se da la espalda a las personas toxicómanas, conocidas con el despectivo apelativo de yonkis.

El consumo de drogas en España ha ido multiplicándose en los últimos diez años de una manera alarmante, convirtiéndose en el segundo país europeo (sólo por detrás de Reino Unido)en número de consumidores de cocaína; un 21% entre 2007 y 2008, según el Informe Mundial sobre las Drogas 2010 de Naciones Unidas . Además, la prevalencia anual del consumo de esta sustancia en territorio español también es la segunda de toda Europa, pasando de 1,6% registrado en 1999 al 3% anotado en 2008. Sin embargo, la droga ilegal más consumida en España, a la luz de los datos aportados por la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción , es el cannabis, especialmente en su variedad de resina (hachís), y sobre todo en personas relativamente jóvenes (entre los 20 y los 24 años).

Ante este desolador panorama de consumo es fácil adivinar el futuro difícil que se presenta para miles de españoles que en unos años formarán parte de un colectivo que requerirá un reinserción en la sociedad en distintos ámbitos como el familiar, el laboral y en la comunidad. Es decir, el colectivo de toxicómanos va adquiriendo cada vez mayor volumen, afectando a más familias de diferentes posibilidades económicas.

Los centros privados de desintoxicación están sólo al alcance de las personas con grandes recursos económicos, programas exclusivos que suelen incluir el internamiento de los drogodependientes y tratamientos farmacológicos y con psicoterapia. Mientras que desde el ámbito público la mayoría de los programas abiertos para todos los toxicómanos se centran más en la prevención que en el tratamiento y asistencia de la persona dependiente de una o varias drogas.

Esta realidad también es extrapolable al plano internacional, pues desde Naciones Unidas ya se denuncia la grave carencia de instalaciones para el tratamiento de la drogodependencia en todo el mundo.

Así, en el área de la reinserción social (posterior al tratamiento y la asistencia) sólo se encuentran programas como el de Cruz Roja Española La integración sociolaboral de personas drogodependientes: propuesta y puesta en práctica de un modelo, que parte de la recuperación de la salud del individuo para orientar, formar, intermediar con las empresas empleadoras, y un seguimiento continuo de la personas.

La problemática de este colectivo en la búsqueda de empleo queda delimitada muy bien en este programa que señala las características comunes de los individuos que impiden una inserción normalizada en el campo de trabajo. Así, los drogodependientes suelen poseer una baja formación, paro de larga duración, dificultades en capacidades básicas en el mundo laboral como el ajuste a un horario, redes sociales maltrechas, etc.

Por su parte, la Unión de Asociaciones y Entidades de Atención al Drogodependiente (UNAD) apuesta claramente en su proyecto Incorporación socio laboral de drogodependientes: Nuevas alternativas, por la formación de este colectivo para su futura inserción laboral. Esta formación se divide en cuatro fases: formación previa, formación básica, formación profesional-ocupacional y formación profesional.

Además la UNAD incluye dos nuevos elementos que podrían favorecer la integración laboral de estas personas, que son el Tutor Integral (un agente que favorezca la integración de los drogodependientes a los recursos normalizados) y el Itinerario de Formación-Empleo (herramienta encaminada a adaptarse a las necesidades características de este colectivo).

Pero el ámbito laboral no es el único aspecto que se debe trabajar en la sociedad española para lograr la plena integración de las personas que han tenido problemas de drogodependencia. El resto de la población debe romper con estereotipos que vinculan al ex drogadicto con la inseguridad, la enfermedad e incluso con la violencia. Se trata de personas que tendrán que luchar toda su vida con la constante amenaza de la recaída en un mundo que les hace ser invisibles para el resto de la sociedad. Por lo tanto, el cambio de percepción en el resto de la sociedad es fundamental para acabar con el hiriente término yonki y hacer posible la integración de este colectivo, volver visible al invisible.

|||

A favor 2 En contra 0

0 comentarios
Planes de Igualdad CCOOCPAER EcomercadoActual 23Plan de Transformación 6xxxCSIF nov-dicAgenda 2030Amigos de la Tierra concurso cortosAyto online OMIC
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí