Jueves 1 de Diciembre de 2022Actualizado 18:43

El 3 de diciembre de 2010

Tiempo de lectura: 03:49
|||

Marruecos reanaliza sus relaciones con España

La decisión se debe a la declaración del Congreso español en la que “se solidariza con los adversarios del Reino”. El Ejecutivo español espera mantener “las mejores relaciones posibles”.

Mohamed VI

Redacción

La tensión entre España y Marruecos sigue aumentando por los acontecimientos sucedidos  hace unas semanas en El Aaiún. Aunque la posición del gobierno español en un principio estuvo lejos de condenar el asalto de las fuerzas de seguridad marroquíes al campamento saharaui, la mayoría de la opinión pública española y su Parlamento han condenado la actuación de Marruecos.

Los diputados españoles han aprobado por unanimidad una declaración de condena de los incidentes ocurridos en El Aaiún tras el desalojo del campamento de protesta saharaui el pasado 8 de noviembre, algo que no ha gustado nada a Marruecos.

Ante esta postura, el gobierno marroquí considera que las circunstancias actuales requieren que se reexamine “el conjunto de las relaciones entre España y Marruecos en todos los ámbitos”, según ha anunciado el ministro de Comunicación y portavoz del Ejecutivo, Jalid Naciri.

La decisión se ha tomado “tras la resolución adoptada por el Parlamento español que se caracteriza por su hostilidad respecto a Marruecos y contiene párrafos y expresiones antimarroquíes que no pueden ser aceptadas”, explicó Naciri, citado por la agencia oficial MAP.

El Ejecutivo marroquí considera que con su declaración el Congreso “se solidariza con los adversarios del Reino ya que se queda muda respecto a la posición de Argelia aunque este país tiene la responsabilidad principal en la viva tensión que padece la región”, añadió el ministro.

En opinión del gobierno marroquí, prosiguió Naciri, las posturas adoptadas por los partidos políticos españoles están “alimentadas por los viejos complejos hacia Marruecos” y son “totalmente inaceptables”. En este sentido, incidió en que los partidos políticos españoles “ponen una vez más a Marruecos en el corazón de la lucha política interna y en la estela de una carrera electoral desenfrenada con el fin de desviar la atención de la opinión pública española de la profunda crisis económica que atraviesa España”.

Según explicó el portavoz, el gobierno ha analizado “en profundidad” durante el consejo de ministros, las posturas que han adoptado los partidos españoles y que “en su globalidad se caracterizan por tufos negativos y hostiles, principalmente tras el desmantelamiento pacífico del campamento de Gdim Izik el pasado 8 de noviembre por las fuerzas del orden”.

Rabat lamenta que “el Parlamento español haya preferido condenar a Marruecos en lugar de felicitar a las autoridades marroquíes por la sabiduría y la responsabilidad de la que han hecho gala durante los últimos acontecimientos de El Aaiún que no han provocado ninguna víctima entre los civiles”, insistió el portavoz gubernamental.

Asimismo, echó en cara a los diputados que no hayan expresado “sus condolencias a las familias de las víctimas entre las fuerzas del orden” y que no hayan “denunciado la desinformación deliberada de algunos medios españoles”. Según Naciri, esto “constituye un mensaje que anima a las otras partes a persistir en sus actuaciones irresponsables”.

Pero esta no es la única medida que tomará Marruecos frente a España. La Cámara de Representantes marroquí ha convocado para este viernes por la tarde una sesión plenaria con el fin de “analizar la posición del Parlamento español”.  Según informó la Cámara Baja marroquí en un comunicado, “tras la petición de los grupos parlamentarios”, el presidente de la misma ha convocado “una sesión plenaria el viernes a las 18:00 horas, que estará centrada en el análisis de la posición del Parlamento español respecto a la integridad territorial del Reino”.

Reacciones desde España

Ante el anuncio de Marruecos de revisar las relaciones bilaterales, desde España se han sucedido varias reacciones. Así el gobierno español señaló que su deseo es mantener, “desde el respeto a las instituciones de cada país”, las “mejores relaciones posibles” con las autoridades marroquíes.

El Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación de España manifestó, en un comunicado, que el Ejecutivo “mantiene todos los canales de comunicación abiertos con el gobierno de Marruecos para la gestión de los diversos asuntos de interés común”.

Por su parte, el portavoz del PP en la Comisión de Asuntos Exteriores, Gustavo de Arístegui, ha calificado de “gesto excesivo y desproporcionado” la postura del gobierno marroquí.

En declaraciones a Europa Press, Arístegui ha dicho que “tomar una medida de ese calado y de esa profundidad” por la moción que ha aprobado el Congreso que, además “suaviza” el texto inicial de IU-ICV, es “un gesto excesivo y desproporcionado por parte del Gobierno de Marruecos”.

El diputado del PP ha señalado que el gobierno marroquí “tiene que reaccionar con serenidad y con calma en estos momentos”. “Y debe entender que el Parlamento de España cuando pide respeto a los derechos humanos, democracia, transparencia y respeto a los periodistas y la libertad de expresión no puede y no debe hacer otra cosa porque no estaría cumpliendo con el sagrado deber del Parlamento de un país democrático”, ha asegurado.

  
|||

A favor 0 En contra 1

0 comentarios
Planes de Igualdad CCOOCPAER EcomercadoActual 23Plan de Transformación 6xxxCSIF nov-dicAmigos de la Tierra concurso cortos
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí