Jueves 1 de Diciembre de 2022Actualizado 18:43

El 6 de julio de 2011

Tiempo de lectura: 03:01
|||

El caso DSK sacude Francia

Es muy probable que el fiscal retire los cargos al ex director gerente del FMI. Sin embargo, la denuncia de una periodista francesa vinculada al partido socialista francesa salpica también a uno de sus pesados. François Hollande habría estado al corriente del supuesto acoso a esta mujer.

DSK, en libertad bajo fianza

Redacción

Desde el 14 de mayo cuando el prometedor porvenir político de DSK se truncó en un suite de Manhattan, muchos apuntaban a un posible complot. Políticos franceses, sobre todo compañeros de filas, y la opinión pública en general dudaban del supuesto caso de acoso sexual a la camarera del hotel donde se alojaba. No sería la primera vez que en tierras galas la carrera de un político llamado a hacer frente al actual presidente de la república cae en su intento por una polémica ya sea sexual o de otra índole. Por eso desde el primero momento saltaron las alarmas, ya que una semana después, cuando DSK ingresó en prisión y su imagen en los juzgados dio la vuelta al mundo, iba a postularse a las primarias francesas. Nadie dentro de su partido quería hacerle sombra. Ni siquiera Martine Aubry, que se ha visto ahora en la necesidad de dar un paso al frente para disputarse con François Hollande la candidatura socialista.

DSK iba a dejar en manos de la que ya es la directora gerente del FMI su cargo, al que renunció en una carta en la que defendía su inocencia. Pero, en medio de la confusión de las investigaciones y declaraciones de la supuesta acosada, saltó a la luz un caso en Francia, una nueva denuncia nunca presentada por acoso sexual. La protagonista es la periodista y escritora, de 32 años, Tristane Banon, cuyos padres siempre han estado vinculados al partido socialista. Es por esta razón, según ella misma ha argumentado, por la decidió mantener aparcado durante ocho años el supuesto acoso sexual al que se vio sometido por el ex ministro de Economía francés.

Los primeros días tras el escándalo y el terremoto político que sacudió Francia, Banon se dio a conocer y sacó los trapos sucios para exasperación de los socialistas franceses, que confianban en DSK y hablaban ya de un posible complot. Mes y medio mediante, habiendo amagado con denunciar finalmente no lo hizo, hasta la semana pasada cuando el fiscal anunciaba que había una serie de contradicciones que apuntaban a la relación de la denunciante neoyorkina con las drogas y el blanqueo de dinero. De esta manera, Strauss- Kahn conseguía lo que, en principio, parecía imposible: rehabillitar su imagen e incluso volver casi como un héroe a Francia, donde la mitad de los franceses aprobaba que si se demostraba que había sido víctima de una trama, entonces debía volver a la vida política y con posibilidades de vencer en 2012.

Pero, este miércoles, Banon ha trasladado la polémica de EEUU a París. La escritora francesa ha concedido una entrevista al semanario L'Express en el que indica que François Hollande, que lideraba el socialismo francés hace ocho años, estaba al tanto de esos supuestos casos de acoso de DSK a Tristane Banon, pero no dio un paso al frente.

Lo cuenta ella misma afirmando que Hollande la llamó una vez y le confesó que estaba "inquieto", porque su madre (la de Banon) estaba en conocimiento de lo que se traía entre manos DSK. Ella reconoce que "Hollande era alguien de bien", pero se sintió defraudada cuando le dio la espalda, según su testimonio. Confiesa en esta línea que ha decidido denunciar ahora porque "para cualquier mujer, es algo duro porque estás obligada a contar minuto por minuto lo que quieres olvidar. Además, ¿quién iba a creer a una becaria de la que todo el mundo iba sospechar que buscaba publicidad? ¿Qué valía mi palabra contra la de Strauss-Kahn, el esposo de Anne Sinclar, aunque no fuera aún director del FMI?".

Y lo hace ahora, aunque lo anunció en mayo, porque Banon se ha hartado de que la gente la llame "mentirosa" y de ver a DSK rodeado de lujo. A pesar de ello, no es la primera vez que habla del ex director del FMI al que acusa de ser un "chimpancé en celo", aparte de relatar la cita del 11 de febrero de 2003, que sería en la que de DSK habría intentado agredirla sexualmente.

Por otro lado, los abogados de DSK califican su historia de "fantasiosa" y han anunciado que van a denunciar a Tristane Banon por "difamación".
|||

A favor En contra

0 comentarios
Planes de Igualdad CCOOCPAER EcomercadoActual 23Plan de Transformación 6xxxCSIF nov-dicAmigos de la Tierra concurso cortos
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí