Jueves 8 de Diciembre de 2022Actualizado 21:12

El 8 de julio de 2011

Tiempo de lectura: 01:38
|||

La crisis económica pone fin a la odisea espacial de la NASA

El espacio exterior ya no es una prioridad en los primeros compases del SXXI. El nuevo crash de la economía mundial ha dado al traste con una decena de proyectos que la agencia espacial estadounidense guardará en el cajón para cuando vengan mejores tiempos. Atrás quedan la expectación de los lanzamientos de cohetes a misiones que exploraban las posibilidades de habitar y descubrir que hay más allá.

Fin a la carrera espacial de la NASA

Redacción

Ni siquiera era ya un secreto a voces. El agujero económico de la NASA es considerable y EEUU tiene que apretarse el cinturón. Las declaraciones de Obama a lo largo de esta semana tuiteando con sus ciudadanos no dejan lugar a dudas. Una posible recesión, una situación económica maltrecha que no termina de recuperarse y una tasa de paro elevadísima al comienzo de este mandato no eran sino sinónimos de que la NASA ya no es una exhibición de poderío nacional con el que dejar boquiabierto a medio mundo. La relación de fuerzas entre potencias ya no se mide por la carrera espacial y por eso los proyectos de la NASA se despiden hoy de ser lanzados al espacios y quedarán guardados bajo llave, porque este 8 de julio se lanzará si la Meteorología lo permita el último shuttle al espacio por un período indeterminado de tiempo.

De ahí que la expectación sea máxima entre quienes han viajado hasta el Centro Espacial Kennedy de EEUU para poder ver el lanzamiento de este transbordador que representó el sueño americano de mitad del SXX, una imagen de bonanza con la que medio mundo quería identificarse. Aún así muchos expertos ingenieros y trabajadores de la NASA sabían que el shuttle tenía las horas contados después de 135 vuelos y algunas bajas entre sus filas. Hasta catorce astronautas han muerto en proyectos fallidos de lanzamientos de cohetes.

La situación de la NASA es realmente incierta, porque vive una época de recortes de plantilla y con la Casa Blanca metiendo la tijera presupuestaria en sus proyectos. Los grandes programas espaciales se han visto reducidos a asuntos domésticos que poco tienen que ver con las investigaciones y propuestas de los cerebros de la NASA.

El programa shuttle se cae de la NASA y pasará de tener 17.000 trabajadores de aquellos buenos tiempos a tan solo 1.700 empleados. Así las cosas, para cuándo Marte o para cuándo un vuelo tripulado al planeta hermano o a un asteroide. Son preguntas que sólo el devenir económico y de la conyuntura mundial irán resolviendo en los próximos años. De momento, in mente sólo están una veintena de vuelos no tripulados a la Estación Espacial Internacional. Aunque, este viernes será el último despegue de un shuttle.
|||

A favor En contra

0 comentarios
Planes de Igualdad CCOOCPAER EcomercadoActual 23Plan de Transformación 6xxxCSIF nov-dicAgenda 2030Amigos de la Tierra concurso cortosAyto online OMIC
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí