Lunes 28 de Noviembre de 2022Actualizado 22:23

Plan Energético
El 8 de octubre de 2011

Tiempo de lectura: 03:36
|||

Garmendia cree que España necesita "más tolerancia al fracaso"

Para Gamendia, la innovación es una "actitud" que empieza por una disposición individual , mientras que la responsabilidad de los gobiernos es que esas ideas se puedan poner en marcha, conformando un entorno financiero propicio para la innovación y creación.        

Cristina Garmendia

EFE

La ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, ha afirmado que la innovación debe ser "el motor" de la próxima legislatura y que España necesita asimilar una "cultura del riesgo diferente", en la que exista una "mayor tolerancia al fracaso" de quienes lo intentan aunque se equivoquen.


 Así lo ha manifestado Garmendia en una entrevista, en la que ha señalado que uno de los "grandes mensajes" de la crisis económica es que para salir de ella es necesaria "más ciencia e innovación", lo que las empresas españolas "han entendido".


 "La empresa española está respondiendo al reto de la innovación, lo que está teniendo sus frutos", ha aseverado la ministra, quien ha detallado que en los dos años donde España ha sufrido la mayor tasa de desempleo de la historia se ha creado empleo neto en el ámbito de la I+D (un 2,4 por ciento en 2009 y un 1,4 por ciento en 2010).


 Tras señalar que esto es un buen indicador que demuestra que el cambio de modelo productivo "ya se está dando en España", Garmendia ha constatado que ahora el reto está en las pymes, aunque ya muchas, "desgraciadamente no todas", están entrando por primera vez en el ámbito de la innovación (en 2011 el 50 por ciento de las solicitudes de proyectos lo son de empresas que los piden por primera vez).


 Para Gamendia, la innovación es una "actitud" que empieza por una disposición individual, mientras que la responsabilidad de los gobiernos es que esas ideas se puedan poner en marcha, conformando un entorno financiero propicio para la innovación y creación.
 Esto pasa, además, según la titular de Ciencia, por una transformación cultural y una mayor tolerancia al fracaso, no reiterado, pero sí a aquellas personas que lo intentan porque "esto ya es un valor".


 En este sentido, la ministra ha afirmado que uno de los "mejores legados" de su departamento es el haber situado a la ciencia e innovación entre las "cuestiones de Estado" y ha subrayado que espera que esto sea "un mensaje irreversible para el próximo Ejecutivo".


 Garmendia ha señalado que durante estos años se ha avanzado "en todos los ámbitos en general de forma positiva" y uno de los "grandes motivos" ha sido el consenso, que se vio plasmado, ha recordado, en la Ley de la Ciencia, la Tecnología e Innovación.
 Uno de los principales avances de esta norma -rechazada por IU, ICV y UPyD-, según la ministra, es que se desarrollan ámbitos concretos de la ciencia e innovación "en pie de igualdad".


Además, la ley mandata la creación de una Agencia Estatal de Investigación, que junto al Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial -que ya existe- será un agente financiador de la ciencia.


Se trata de lograr una mayor eficacia y eficiencia del sistema, ha dicho la ministra, para quien la dirección de esta agencia debe ser científica, una agencia que si se sigue avanzando en lo que queda de legislatura -los partidos y agentes tienen el primer borrador para realizar sus aportaciones- y en el inicio de la próxima podría estar lista en el primer trimestre del 2012.


En cuanto a la reorganización de los organismos públicos de investigación (opis), la ministra ha admitido que este es uno de los aspectos para el que les ha faltado "unos meses".
 Sobre ésta, ha opinado que no se debe acometer sin una equiparación previa de las escalas laborales y sin la participación del sistema, por lo que no es conveniente precipitarse.


Para Garmendia, uno de los objetivos claros debe ser el de conseguir opis "más fuertes y más especializados".  Sobre si alguno de estos organismos puede desaparecer, la titular de Ciencia ha relatado que hay dos grandes ámbitos que por coherencia deberían tener entidad propia, la salud y la energía.


El Instituto de Salud Carlos III y el Centro de Investigaciones Energética, Medioambientales y Tecnológicas deberían liderar parte de esta agregación de capacidades en salud y energía, según Garmendia, quien ha subrayado: "la suma se tiene que convertir en una multiplicación, si no -la reforma-, no tendrá sentido".


Ésta y la agencia son dos de los cambios que contempla la ley de ciencia, una norma que, "puesto que se aprobó con acuerdo, parece coherente que gobierne quien gobierne se sigan sus directrices".


Si para eso es necesario la permanencia del Ministerio de Ciencia e Innovación, Garmendia ha recalcado que el requisito fundamental para no retroceder es que las políticas de ciencia e innovación estén representadas al máximo en el Consejo de Ministros, aunque la configuración ministerial, ha precisado, puede ser distinta.


En cuanto a su futuro, Garmendia ha aseverado que, aunque ha tenido alguna oferta, nunca ha pensado quedarse en política porque siempre tuvo claro desde el principio que volvería a la empresa.

|||

A favor En contra

0 comentarios
Planes de Igualdad CCOOCPAER EcomercadoUGT IgualdadActual 23Plan de Transformación 6xxxCSIF nov-dic
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí