Martes 6 de Diciembre de 2022Actualizado 11:55

El 21 de marzo de 2014

Tiempo de lectura: 02:21
|||

Los alérgicos tienen por delante una primavera complicada

El alergólogo Teófilo Lobera explica que no es habitual que las alergias desaparezcan. "Una vez que se manifiestan se van intensificando año tras año hasta que alcanzan cierto nivel".

FLORES

L. Olave

Lo marca el calendario y, por el momento, también los termómetros. Ha llegado la primavera y con ella las alergias. Una patología que, según los expertos, sufren cada vez más personas.

Uno de los principales motivos es el alto grado de contaminación atmosférica que facilita la llegada del polen al sistema inmunológico aunque también hay que tener en cuenta el carácter genético de de la enfermedad porque también se hereda la predisposición a padecerla.

El alergólogo, Teófilo Lobera, adelanta que "este año habrá una mayor floración intensa de planta con lo que habrá una mayor polinización y los alérgicos al polen tendrán más síntomas". Aunque es difícil tener datos cotejados, se piensa que una cuarta parte de la población puede ser alérgica aunque de todos ellos, quizás solo la mitad padezcan síntomas incómodos "y de ese grupo que llega la médico de cabecera, la mitad acaba en el servicio de alergias que es donde se diagnostica que, efectivamente, los síntomas son producidos por una alergia y se determina al agente que la causa".

La alergia a los pólenes es más frecuente entre la gente joven. De hecho, Lobera explica que suele presentarse en la infancia o adolescencia y conforme nos alejamos de estas edades, es más raro que aparezca.

"No es habitual que desaparezca sino todo lo contrario". Generalmente, dice, "cuando la alergia se manifiesta se va intensificando año a año hasta llegar a un cierto nivel y ahí se mantiene durante un largo periodo de diez, veinte, treinta años...".

El alérgico, asevera, "es una forma de ser, el organismo tiene esa predisposición a sensibilizarse, y eso, no lo podemos cambiar". Pues bien, todos esos alérgicos tienen por delante "una primavera complicada, quizás un poco peor que la pasada aunque todo dependerá del tiempo que tengamos. Si hace buen tiempo y es estable, florecerán antes las plantas pero, si llueve, ese polen se borra de la atmósfera y no dará problemas".

Hasta cuándo deberán los alérgicos convivir con los pañuelos de papel, las gafas de sol, los antiestamínicos, colirios… dependerá. En nuestra zona, detalla, los peores meses son de mayo a julio porque es el tiempo de polinización de las gramíneas y hasta el 80% de los alérgicos lo son a este tipo de polen.

Sin embargo, para los alérgicos al polen de platanero, la peor época es ésta porque su polinización se produce ahora, a finales de marzo, principios de abril. Los alérgicos al polen de salsola, una maleza habitual en La Rioja Baja, tendrán que padecer los síntomas durante mucho tiempo porque su polinización es atípica y se produce a lo largo del año en primavera, verano y otoño.

Mientras tanto, insiste, es importante que uno no se neurotice con el problema que tiene y procurar no hacer ejercicio al aire libre durante las primeras horas del día, dormir con las ventanas cerradas, abrir lo menos posible las ventanas, si se tiene que viajar, hacerlo con las ventanillas cerradas, ponerse gafas de sol si se tiene conjuntivitis…. y paciencia”.


|||

A favor En contra

0 comentarios
Planes de Igualdad CCOOCPAER EcomercadoActual 23Plan de Transformación 6xxxCSIF nov-dicAgenda 2030Amigos de la Tierra concurso cortosAyto online OMIC
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí