Lunes 15 de Agosto de 2022Actualizado 22:34

El 21 de marzo de 2022

Tiempo de lectura: 01:57
|||

Desajustes del biorritmo por el estilo de vida actual

Alba Clavería Sáenz. Fisioterapeuta, osteópata y formada en PNI Clínica

¿Te has parado alguna vez a pensar en el tiempo que dedicas cada día al uso de aparatos electrónicos? 

Vivimos un momento de avance tecnológico que nos ha aportado multitud de progresos pero también ha sido responsable de numerosos problemas de salud.

Cada vez estamos más cansados, estresados y dormimos peor  y ésto en parte se debe al uso crónico de la tecnología.

En nuestro cerebro existe un núcleo llamado núcleo supraquiasmático que funciona como reloj biológico.

La luz es el principal estímulo que regula este reloj central. Durante el día segregamos una hormona llamada Cortisol que nos ayuda a gestionar los momentos de estrés y nos prepara para la actividad. Esta hormona se segrega cuando nos despertamos, se va acumulando en sangre y disminuye al finalizar el día dando paso a otra hormona importante: la melatonina ( más o menos 12 horas después de habernos despertado) 

La melatonina es la hormona del sueño y regula funciones tan importantes  como el sistema inmune o lo procesos oxidativos y de reparación del cuerpo.

El uso de luz por la noche, la televisión, las pantallas de  los móviles y ordenadores activan constantemente este núcleo haciendo que el cortisol se segregue en horas que no le corresponden y alterando la producción de melatonina y del descanso.

Digamos que los ciclos se invierten, nos cuesta conciliar el sueño , nos despertamos durante la noche y por la mañana estamos cansados y sin energía para afrontar un nuevo día.

Estas hormonas deben trabajar con ritmo para que nuestro ciclo de vigilia / sueño sea sincrónico y seamos capaces de adaptarnos a los diferentes momentos del día con energía.

Podemos utilizar estrategias para regular nuestro biorritmo y mejorar el descanso: disminuir el uso de aparatos electrónicos por lo menos 2 horas antes de dormir, bajar la temperatura de la habitación,hacer ejercicio de alta intensidad durante el día y ejercicios de respiración y meditación por la noche. También se pueden utilizar alimentos ricos en triptófano (precursor de la melatonina) como huevo, aguacate o plátano y alimentos ricos en melatonina como el kiwi o la cereza.

Es importante no cenar tarde y evitar alimentos altos en carbohidratos y en azúcar  antes de dormir. 

En los últimos tiempos se han empezado a usar  gafas con filtro de luz azul para protegernos de la luz de las pantallas y lámparas de luz brillante por la mañana para estimular nuestro reloj biológico.

Si estás cansado y no duermes bien es importante que te sincronices con tus ciclos biológicos y que respetes la luz natural y su función fisiológica.

Contacto: [email protected]

|||


Alba Clavería Sáenz. Fisioterapeuta, osteópata y formada en PNI Clínica
Archivo:
2022
Balo el cielo de Logroño
USO DE COOKIES

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejorservicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando,consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí